El nuevo disco de Sidonie será «El peor grupo del mundo»

La banda ha confirmado el título de su próximo álbum a través de un vídeo en las redes sociales. También ha compartido su carátula y una emotiva nota de prensa

Sidonie sorprendieron a propios y extraños cuando a finales de junio, justo en El Día de la Música, estrenaron «Carreteras Infinitas”, un single que como ellos mismos dijeron les devolvía a la luz, y que se lo dedicaban a Lori Meyers, a Jaime Urrutia, a Bunbury, a Serrat, a Nino Bravo, a Love Of Lesbian, a La habitación Roja, a Los Pekenikes, a Los Ángeles y, según sus propias palabras, “a tantos grupos con enorme talento que, sin aliento ya, perdieron un día las fuerzas y decidieron apearse en alguna de las cunetas de estas infinitas carreteras”. “Para nosotros, merecen estar todos en el Rock And Roll Hall Of Fame, Jota incluido”, añadieron.

Ese tema era el primer adelanto de un disco del cual se desconocía título ni carátula, aunque esos detalles han quedado resueltos. El nuevo disco de Sidonie se titulará «El peor grupo del mundo”, y su anuncio ha venido acompañado de una interesante nota de prensa que adjuntamos a continuación junto a su portada:

el-nuevo-disco-de-sidonie-sera-el-peor-grupo-del-mundo-2

«El Peor Grupo Del Mundo es el nuevo disco de Sidonie. El octavo. Es un disco de pop que habla del pop. Es el pop dentro del pop. Es nuestra declaración de amor a todos los grupos que admiramos; un Os Queremos en forma de disco.

También es un recordatorio de lo que somos y siempre hemos sido: fans. Antes que músicos somos fans. Antes que artistas somos fans.

Sidonie se formó para dar las gracias al pop. No teníamos otra intención. No nos juntamos para hacernos ricos, o para follar, o para lanzar proclamas políticas. El grupo se formó para devolverle el favor a Elvis, a Marvin, a Keith, a Alaska o a Beck.

Un vídeo publicado por Sidonie (@sidonie_) el

Ahora que estamos a punto de cumplir los 20 años en la carretera, nos acordamos de nuestros primeros pasos y especialmente de un desastroso concierto. Fue en la sala Apolo de Barcelona, una noche de 1998. Nos programaron en un festival entre los grupos más destacados del mestizaje de nuestra ciudad, el estilo musical de moda en esa época, y todo salió mal, muy mal. El sonido se cortó cuatro veces, uno de nosotros resbaló y se dio contra la batería, se rompieron cuerdas y en medio del caos, además, empezamos a discutir entre nosotros porque uno quería tocar una canción y otro quería tocar otra. Hay que admitirlo, no tuvimos una gran noche, pero tampoco nos ayudó demasiado el público, que desde el primer tema no dejó de abuchearnos y lanzarnos objetos al escenario. A Jes le dieron con una moneda que no impactó en su ojo izquierdo por dos centímetros. Nosotros nunca nos habíamos encontrado con una audiencia tan hostil, irrespetuosa y violenta como aquella.

Una semana después, nos reunimos en el local de ensayo, totalmente deprimidos. Durante un buen rato no nos dijimos ni una palabra. No podíamos. El fantasma de la separación flotaba sobre los amplificadores, pero en un instante único, que se convirtió en una revelación y en un hito, nos acordamos de lo difícil que lo habían tenido los Beatles, los New York Dolls, Queen o los Ramones. Nos levantamos de golpe y dijimos: – ¡Cuatro tipos con camisetas de Bob Marley no van a conseguir que lo dejemos! ¡Que se jodan! ¡Que se jodan ellos y todos los que nunca han creído en nosotros!

Entonces, nos abrazamos y nos pusimos a ensayar.

Ahora mismo, en cualquier parte del mundo, ensayando en un local infecto, debe haber un grupo lamentándose de su mala fortuna. ¿Cuántas veces tendrán que oír que son El Peor Grupo Del Mundo?

¡Cuidado! Quizás este grupo se convierta un día en el mismísimo futuro de esta historia maravillosa que es la historia del pop”.

error: ¡Contenido protegido!