Tenía mucha razón el eterno Javier Krahe cuando decía aquello de «cuánto daño ha hecho el paso del tiempo”. Con esto no me estoy refiriendo a Sr. Chinarro, sino que hablo de mí mismo o en nombre de una generación, por quitarme responsabilidad, que creció en un territorio post-movida que terminó por desembocar en ningún lugar reconocible al que poder poner un nombre. Supongo que este extraño envejecer de la música indie nacional nos ha llevado a despreciar, sin tampoco poner mucho entusiasmo en ello, a todo lo que vino después de Los Planetas, por poner un hito reconocible en el tiempo. Al final, todo son prejuicios que terminan mutando en opiniones, en el mejor de los casos. Si de hechos hablamos, hay que reconocer a Sr. Chinarro, y por ende a Antonio Luque, su autenticidad, innegable en sus veinte años de carrera, y darle el mérito de haber sobrevivido tras tanta transición y cambio en el mercado discográfico;  de lo físico a lo digital o de la post-movida a la pre-nada.

Por todo esto, mis ya admitidos prejuicios, tengo que reconocer que creo que no soy la persona con el mejor ánimo para realizar esta crítica y por eso sugiero que sumen unas siete u ocho de décimas a la nota que voy a poner cuando termine de analizar este disco. Bien es cierto que admito ser fanático, como medio de protesta contra el paso del tiempo, de Los Planetas y el hecho de que su solista, Jota (Juan Ramón Rodríguez), haya producido, de nuevo tras haberlo hecho en el año 2005 con “El Fuego Amigo”, el disco hace que tenga menos pereza a la hora de enfrentarme a la escucha y análisis de «El Progreso de Sr. Chinarro.

sr-chinarro-el-progreso-2
Fotografía: http://www.elegirhoy.com/

“El Progreso” es un buen disco en el que se pueden apreciar de forma muy clara las dos personalidades que han intervenido en su creación: Antonio Luque y Jota.

«El Progreso» es el décimo sexto trabajo de la banda del sevillano Antonio Luque formada, en esta ocasión, por los miembros de Pájaro Jack. Disco producido por el Segell del Primavera, discográfica vinculada con el Festival Indie de referencia de nuestro país. «El Progreso» fue grabado en el Refugio Antiaéreo de El Fargue (Granada) que pertenece al ya mencionado Jota, quién desde el primer momento estuvo implicado en el nuevo proyecto del Sr Chinarro.

El álbum comienza con el que, en mi opinión, es el mejor tema del disco: «Efectos Especiales. Luque propone una revisión cínica de la historia, del progreso, cuando afirma que «la historia no está ni bien ni mal: son sólo efectos especiales”. Sr. Chinarro se torna más concreto en la descriptiva «La Ciudad Provisional”. Ésta es, a todos los efectos, una copla que se queda a mitad de camino de nada. Letra simple a la hora de describir una postal andaluza en la que Luque no incorpora ninguna imagen típica, en cuanto a lo poético, que este tipo de composiciones suele utilizar. Alguna metáfora, digamos, ‘lorquiana’, habría dado a la canción algo de relieve, algo de alma o duende que difícilmente va a proporcionar la mera presencia de unas palmas y de una guitarra. Por suerte, Luque regresa a su terreno con «La Fiebre del Oro”. El corte crece conforme avanza, incorporando coros que dan un toque épico a las imágenes costumbristas que funcionan mucho mejor que en el tema anterior.

La voz y letras de Luque, cargadas de costumbrismo y juegos de palabras nada complejos pero muy directos, se alzan (una vez más) como uno de los puntos fuertes de su propuesta.

«El Castigo cuenta con un bonito tono jazzístico que le sienta de maravilla a todas las torturas, imaginarias y en gran medida autoimpuestas, que Luque va enumerando. Una de éstas bien podría ser el exilio hacia una especie de Solaris de 40 metros cuadrados con vistas a un patio interior al que Sr. Chinarro nos transporta en «Fase Lunática”. El sevillano nos adentra en una particular ‘Odisea Lunar’, sin salir del dormitorio y acompañado, cuya fórmula, en cuanto a estructura y sonido, recuerda a otras aventuras espaciales ya cantadas antes (salvando las distancias, muchos años luz, «Space Oddity» de Bowie o «Lady Blue» de Bunbury). El tono se relaja en «Manía Persecutoria”, donde Luque ironiza con la absurda susceptibilidad que sentimos a veces: «En todas partes conspiran contra ti. Eres tan importante… Tú di que sí.  Buen sonido producido por el ruido de cuerdas y percusión que precede al tema que da nombre al disco: «El Progreso. Luque no utiliza datos macroeconómicos para juzgar la prosperidad humana sino que se centra en lo que importa; en lo que realmente es alcanzable (o no). «Yo creeré en el progreso cuando vengas a darme un beso, tan difícil no será eso. De nuevo aroma andaluz gracias a la delicada colaboración de Soleá Morente y al bonito guiño que durante toda la canción hace en su estribillo al clásico «Las cosas del querer». Tras el delicado sonido femenino de la hija mediana de Enrique Morente llega «La Mujer”, una cruda balada que profundiza en la idea que ha dejado el anterior track. «El mundo no tiene arreglo”, lo único que puede salvarte: «La Mujer». 

Un trabajo muy coherente dentro de la discografía de Sr. Chinarro, con el que puede sumar algo más de autenticidad a su ya de por sí auténtica y reconocible carrera.

«Maravilla” nos aleja del tedio gracias a su toque tropical, «en lo espiritual«, dando algo de esperanza a un mundo que, llegados a este punto, parecía estar perdido; «viva por el mundo todavía”. Así, sin saber qué será de nosotros, aparece «Walden”. Máquina, imposible, del tiempo melancólica que se deja rodear, y en cierta parte aliviar, por la que probablemente sea la mejor melodía, por su bonito su tono fronterizo, de «El Progreso».

En resumen, podríamos decir que «El Progreso» es un buen disco en el que se pueden apreciar de forma muy clara las dos personalidades que han intervenido en su creación: Antonio Luque y Jota. Por un lado, el sonido podría ser el del cualquiera de los últimos álbumes de Los Planetas: vestigios de su ya clásico pop psicodélico, con toques andaluces y arreglos que cada vez parecen estar más cuidados y medidos. Por el otro, la voz y letra de Luque: costumbrismo y juegos de palabras nada complejos pero muy directos.

Podría usar una frase de “Efectos Especiales” para poder juzgar al disco sin meterme en muchos charcos. “El Progreso” no está “ni bien ni mal”, pero al menos es un trabajo muy coherente dentro de la discografía de Sr. Chinarro, con el que puede sumar algo más de autenticidad a su ya de por sí auténtica y reconocible carrera.

Sr. Chinarro – El Progreso

6.7

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

«El Progreso» es el décimo sexto trabajo de Sr. Chinarro. Un disco producido por el Segell del Primavera, discográfica vinculada con el Festival Indie de referencia de nuestro país y con la colaboración de Jota, quién desde el primer momento estuvo implicado en el nuevo proyecto del sevillano Antonio Luque.

Up

  • Trabajo muy coherente tanto en lo musical (la producción de Jota), como en lo lírico y vocal (Antonio Luque).
  • “Efectos Especiales” y “El Progreso” son dos temas poco comunes y francamente interesantes.
  • Su escucha resulta sencilla por su tono conceptual y resulta agradable desde el primer momento.

Down

  • El resultado de la fórmula Jota & Sr. Chinarro es bueno pero falta cierta pegada en la letra y voz de Luque.
  • Algunas canciones resultan demasiado extensas.
  • La letra de algunos temas es excesivamente plana, quizás en busca de musicalidad, y falta de recursos que le den algo de relieve.