La música de Frankie Cosmos es como aquellas postales que acumulamos y a las que nos aferramos durante las épocas de trabajo, monotonía y asfalto, capaces de transportarnos al lugar desde el cual las trajimos. Sus canciones son simples, en el buen sentido de la palabra, y van directas al quid de la cuestión, a donde hay que hurgar, a aquello que hay que recordar y también a lo que hay que olvidar.

Se trata de una música de estilo indie-pop que huye de las complejas producciones discográficas que buscan la perfección irreal y que rozan lo artificial. La música que Kline compone trata de ser igual de sincera que una conversación entre dos amigos de toda la vida que ya no tienen pelos en la lengua.

Con motivo del estreno de “Next Thing” y de la gira correspondiente a este trabajo, hemos tenido el placer de hablar con la líder de la banda neoyorquina Frankie Cosmos, Greta Kline, quien se encarga de crear esas canciones breves y extremadamente concisas. Canciones en las que realidad y ficción conviven en un mismo plano, haciendo que el oyente no sea capaz de discernir en qué plano se encuentra, viéndose (en ocasiones) abrumado por una avalancha de sentimientos llegados, aparentemente, desde la nada.

Cuéntanos, ¿cómo fueron los inicios del proyecto de Frankie Cosmos? ¿El hecho de utilizar un pseudónimo se debe a querer diferenciar la vida pública de la privada?

Frankie Cosmos comenzó como un proyecto en solitario y, poco a poco, se convirtió en una banda: primero se añadió la percusión, luego el bajo y después los teclados. Elegí el nombre de Frankie Cosmos porque sirve por igual como un nombre de un personaje (yo) y como el nombre de una banda. Claramente quise diferencia mi yo musical de mi yo ‘real’.

Tus canciones son como fotografías que hablan de un miedo, sentimientos o realidades de forma clara y sin la necesidad de excesos musicales. ¿Cómo llevas a cabo el proceso de composición?

Utilizo muchos procesos diferentes para escribir, por lo que no hay una única forma en la que las canciones de Frankie Cosmos salen a la luz. Últimamente he estado escribiendo las letras primero, ya que al estar de gira no tengo tiempo para estar a solas con un instrumento. Después, escribo los acordes y las melodías sobre las letras cuando llego a casa. Ya formada la canción, la muestro a la banda para arreglar el resto de partes instrumentales, en las que todos trabajamos juntos.

Es difícil creer que alguien esté escuchando tu música hasta que vas a algún lugar, tocas e interactúas con la gente.

Muchas de las declaraciones que expresas en las letras parecen ser biográficas. ¿Dónde está el límite entre la ficción y lo biográfico en tus canciones?

Depende de la canción. Algunos de los temas son totalmente personales mientras que otros tienen muchos elementos ficticios. Dejo que ambos planos se mezclen, ya que no creo que importe demasiado si la canción es totalmente realista o no. La mezcla de ambos mundos me permite llevar a cabo ideas más grandes.

Las grabaciones caseras son un proceso esencial en tu música. ¿Cómo es el proceso de trasladar las ideas de las grabaciones caseras al estudio de grabación?

Grabamos en cinta en el estudio, lo cual hace que no podamos grabar infinitas tomas o editar algo a la perfección. Para mí, esto provee el aire de grabación casera al que estoy acostumbrada, que no es demasiado ‘quisquilloso’ y no tiene esa sensación forzada de una toma perfecta.

Ahora os encontráis de gira. ¿Cómo describirías la vida en carretera?¿Te has encontrado con algo que te sorprendió o que fuera difícil de compaginar?

La vida en la carretera es complicada. Te hace pensar cuidadosamente en ti y en qué es realmente importante para uno mismo. Para mí es importante aprender qué rutinas son necesarias para mi bienestar y aferrarme a ellas.

Una de las cosas más difíciles de los tours es volver a casa. Es complicado mantener el contacto con la vida familiar cuando estoy fuera y puede ser difícil adaptarse a la vida corriente por un periodo de tiempo.

¿Cómo ha sido el cambio de interactuar con tus fans vía online a hacerlo con ellos cara a cara?

Es bonito ver y conocer a personas reales a las que les importa la música que hacemos. Es difícil creer que alguien esté escuchando tu música hasta que vas a algún lugar, tocas e interactúas con la gente. Ha sido muy bonito.

entrevista-frankie-cosmos-agosto-2016-2
Fotografía: Landon Speers
En tu discografía podemos ver influencias que viajan desde el punk a la electrónica. ¿Qué trabajos o bandas te han influenciado especialmente? ¿Qué es lo que les hace especiales?

Algunos músicos que han influenciado fuertemente en mi música son: Michael Hurley, Arthur Russell, Joanna Newsom, Bob Dylan, Connie Converse, Jonathan Richman, Old Table, Krill, Aaron Maine o No One And The Somebodies. Son muy diferentes, pero todos ellos me han inspirado porque producen algo que es puro, y no parece que les importe qué piensa la gente de ellos.

“Next Thing” abandona las influencias de la música electrónica que podemos encontrar en “Fit Me In” y los arreglos instrumentales son más minimalistas que los que podemos encontrar en “Zentropy”. ¿Cuáles son tus motivaciones para retornar a esta simplicidad y a la estética ‘DIY’ que caracterizaron a tus comienzos?

Yo pienso que “Next Thing” no suena a nada que hayamos hecho anteriormente. Es el primer álbum que hemos grabado con la banda entera, por lo que los arreglos han sido los más completos que hemos tenido. Hay algunos aspectos minimalistas en los arreglos, pero pienso que se trata del sonido más completo que hemos grabado nunca. Me interesaba capturar la forma en la que la banda de 4 componentes sonaba en ese momento.

¿Cuál fue la razón detrás de la exploración de los recursos de la música electrónica en “Fit Me In”? ¿Qué otros géneros te gustaría explorar en los próximos trabajos?

Fit Me In” fue un experimento aleatorio que se debió a que mi compañero, Aaron Maine (quien lo produjo), estaba aprendiendo a grabar electrónicamente y pensamos que sería divertido experimentar con ello. Podría explorar otros géneros, pero aún no sé cuáles.

Pienso que “Next Thing” no suena a nada que hayamos hecho anteriormente.

Vemos, especialmente en “Fool”, que los arreglos funcionan como demarcaciones sonoras que delimitan la estructura y refuerzan el significado de algunos versos. ¿Crees que la música debe estar al servicio del texto? ¿Configuras los arreglos partiendo de las letras como base?

Yo creo que la música y las letras trabajan de forma conjunta, no es que una esté al servicio de la otra. Algunas veces empiezo con las letras y posteriormente compongo la música, pero en otras ocasiones las letras son las últimas en aparecer o, a veces, todo aparece al mismo tiempo. Todo depende de la canción.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro tras “Next Thing”?

Principalmente y ahora mismo, realizar muchas giras. ¡Cuando hagamos un descanso comenzaremos a grabar nuestro próximo trabajo!