LCD Soundsystem – This Is Happening

James Murphy y los suyos están de vuelta. Tras un álbum que roza el hito como “Sound Of Silver”, la expectativa por la siguiente publicación cada vez estaba más patente en el panorama musical. Los dos antecedentes sentaron las bases del sonido de los neoyorquinos, con un éxito comercial modesto comparado con la repercusión que tenían otras bandas contemporáneas de la gran manzana como The Strokes, TV On The Radio, Interpol o The Rapture. LCD Soundsystem apostaron por una sonoridad propia y mestiza, mezclando el post-punk con el dance, jugando a la experimentación inspirada en unos referentes muy claros y ya bien definidos.

Con todos estos ingredientes han firmado temazos como “Losing My Edge”, “All My Friends” o “Tribulations”. Canciones que si bien pueden requerir una escucha receptiva, acaban arrastrando a cualquiera a la locura, al caos y a la fiesta. Con el tiempo LCD Soundsystem se han convertido en una leyenda, a pesar de poseer una discografía más bien escueta, han demostrado buen gusto y talento para facturar temas perfectos, bailables con unas letras destructivas llenas de mofa y auto-consciencia que las hace aún más admirables.

«This Is Happening»: la eterna despedida

Tras “This Is Happening”, James Murphy admitía que no tenía especial interés en ser famoso, él quería dedicarse a la buena vida del vino y el café, no quería convertirse en una cara popular y tener que renunciar a sus paseos por Williamsburg. Ese fue uno de los detonantes del ‘final’ de LCD Soundsystem, quienes anunciaban a bombo y platillo que el espectáculo terminaría tras “This Is Happening”. Afortunadamente esto no ha sido así, pese a quien le pese, y es precisamente este tercer álbum el que cristaliza un cierto regusto a despedida y el que dejó más huella en la discografía de la primera etapa del conjunto. A pesar de que no se pueda hablar de trilogía sí que hay un efectismo característico en la música de LCD Soundsystem, y en “This Is Happening” parecen dispuestos a explotarlo con más voluntad analista, pese a estar dispuestos a no callarse nada y sobre todo a jugar, gritando, descubriendo lo absurdo de la vida y la nostalgia por el paso de los años.

lcd-soundsystem-this-is-happening-2

A pesar de que no se pueda hablar de trilogía sí que hay un efectismo característico en la música de LCD Soundsystem, y en “This Is Happening” parecen dispuestos a explotarlo con más voluntad analista.

Ante esta lógica aparece, dispuesta a devorarnos, la magistral “Dance Yrself Clean”, una canción que en realidad son dos, (¡y vaya dos!). El grave ir y volver del sintetizador que nos acompañará durante toda la pieza (es divertido intentar escucharlo durante el subidón) es el elemento que lo cohesiona todo, al estilo del teclado monótono en “All My Friends”. Como de costumbre, Murphy adscribe todas sus composiciones al talento artesano; aunque parezca arbitrario, aquí todo está pensado. Primero quiere centrarse en la pequeña evolución de las cosas, y a partir de ahí va incorporando elementos paulatinos, todo está siempre bajo su control. Incluso da risa cuando indica al segundo sintetizador que entre con su “Go”. Escuchar “Dance Yrself Clean” recuerda a la típica situación de dibujos animados en los que un monstruo enorme está durmiendo y los personajes hacen algo tratando de no despertarlo, pero tú sabes que lo va a hacer. Y se va a cabrear. Y en “Dance Yrself Clean” lo hace. Dos veces. Todo el engranaje ha ido evolucionando para conseguir elevarnos a un estado explosivo y hacer que las primeras gotas de sudor recorran nuestro cuerpo, y sólo estamos a la primera canción. El inicio de “This is Happening” está pintado con cierto hedonismo (siempre con la nostalgia y la crisis de la edad de fondo), y así nos trasladamos a “Drunk Girls”, un corte más desenfadado y de raíz prominentemente punk. Ahora las guitarras ganan lugar respecto a los sintetizadores, pese a que los coros son los auténticos protagonistas. Podríamos pensar que aquí los de LCD quisieron hacer una especie de tema más cercano al pop, o enfocado al gran público. De hecho, este y “I Can Change” fueron los dos caballos vencedores del disco según la discográfica. «Drunk Girls» es una de las canciones de LCD Soundsystem que James parece tomarse menos en serio, en algunas entrevistas incluso ha justificado que es una canción para reírse de la nocturnidad en la cultura occidental: excesos, alcohol y sexo nada afortunado. El movimiento de nuevo es gracioso, puesto que el leitmotiv en sus letras es el cataclismo de alguien que se ve demasiado viejo para seguir bailando pero a la vez aquí propone el típico quejido de cascarrabias que cree que la juventud de hoy en día ya no vale para nada.

Crítica e ironía se entrelazan con melodías sintetizadas luminosas, sofisticadas y potentes para canonizar de nuevo un recorrido totalmente auto-consciente hacia el final de una etapa, un punto de inflexión filosófico y musical en la discografía de los norteamericanos.

One Touch” regresa al campo electrónico sin olvidar el groove y se acaba redescubriendo en casa. El ritmo mezcla un poco de “Get Innocuous!” con un poco de “On Repeat”, del segundo y primer disco respectivamente. A través de esta combinación uno se siente en familia, el burbujeo sintetizado se funde en la mente para recordar la fórmula sonora de LCD Soundsystem. En esta ocasión el corte juega con un poco más de pretensión, por así decirlo, palmas lejanas, la voz de Nancy soportando cada “One Touch!” y, cómo no, James ejerciendo de maestro de ceremonias en una canción que bien puede parecer un homenaje a sí mismos. Por qué no. Otro de los sentidos homenajes de “This is Happening” es “All I Want”, que no duda en vestirse a lo Bowie con su “Heroes” para ganar potencial y grandilocuencia. Otra vez más, Murphy quiere remarcar sus fuentes. La filosofía de LCD siempre ha estado un poco ahí; el statu quo en el que aparecieron se regía por el fundamento de que todo lo nuevo era un remix. Y dada esta premisa, ¿para qué esconderlo? Es por este motivo que la banda electrónica no sobrepasará nunca la guitarra imperante en todo el track. La letra no hace más que acompañar este sentimiento, mostrando un carácter autoreafirmativo que culmina con un simbólico “Take me home” que reprenderemos más adelante.

La pequeña mofa a sí mismo siempre es plato de buen gusto para Murphy, que justo después de “All I Want” nos presenta un tema como “I Can Change”, pieza en la que parece que el amor a lo fatídico y el desasosiego le arrastran hasta la revisión de sus propios principios. A nivel instrumental, el corte presume de la electrónica sofisticada y luminosa que suele acompañar las composiciones de LCD Soundsystem, con especial gusto por el leve estallido sintético en la entrada de cada estribillo, que se repite como un mantra, al igual que lo haría en un hit pop, pero ese no es su estilo. Lo dejan claro en “You Wanted a Hit”, cargada de metalenguaje y cuya progresión es muy disfrutable, desde la clarividente apertura hasta los “We won’t be your babies anymore”. Guitarras y sintes analógicos se unen para hablar en un mismo idioma y apoyar en todo momento la canción. LCD Soundsystem son una formación cuya vocación es crear piezas construidas y coherentes con sus referentes y su manera de ser, y eso no les ha llevado nunca a facturar grandes hits de tres minutos y medio. Si ya se hizo famoso el meme de ‘Who is Arcade Fire?’ sólo falta imaginar qué pasaría con LCD Soundsystem, conscientes de que su lugar no son las listas de éxitos, porque quizá el éxito musical, tal y como está entendido, no va con LCD. Pese a eso, era más que evidente que las malas lenguas correrían en advertir que un retorno como el suyo, cuando la despedida era tan reciente, respondía a una sucia técnica comercial, pero vaya, centrémonos en la música, que es lo importante.

LCD Soundsystem son una formación cuya vocación es crear piezas construidas y coherentes con sus referentes y su manera de ser, y eso no les ha llevado nunca a facturar grandes hits de tres minutos y medio.

Pow Pow” es ese típico corte con garbo que los neoyorquinos saben firmar tan bien. Jugando de nuevo al discurso irónico, al principio nos indica que se encuentra en una posición privilegiada para relajarse pero poco a poco un huracán le sacudirá hasta que aparezca el estrés de nuevo. “Pow Pow” es probablemente una de las letras a las que más atención hay que prestar de la placa, porque en resumen parece hablar de todas las temáticas que James ha explorado en su discografía: el estado de la indústria musical, su propio estado como ser humano, las anécdotas irónicas y cómo no, el ser norteamericano. Acudiendo a un registro más propio del rap para narrar todo eso en ocho minutos, se apoya en una percusión más pronunciada que en los otros temas, buscando cierto nerviosismo que se completa con la línea de bajo y las explosiones de sinte, que se mantienen en “Somebody’s Calling Me”, la llegada a la recta final y la reducción de marchas. Ahora la puesta en escena parece más de gángster con resaca y con “Nightclubbing” de Iggy Pop a todo volumen. La decadencia estructural favorita de Murphy que funciona de perfecta antesala para el tema que se encargara de cerrar el círculo: “Home”, el segundo corte de “This is Happening” en el que se incorporan los icónicos cencerros. Esta canción dialoga claramente con “Dance Yrself Clean”, y acaba significando una culminación del disco y del grupo en general. “Home” habla de la necesidad de volver no solamente a casa sino a un hogar. En esta canción Murphy habla consigo mismo y saca a la luz las dudas acerca de la viabilidad de su vida tal y como era, pero también parece lanzar el mensaje de despedida definitivo: You might forget, forget the sound of a voice. Still you should not forget, yeah, don’t forget, the things that we laughed about…”. De nuevo las casualidades no existen cuando James decide repetir los “aaaaahhaaaa” de “Dance Yrself Clean”. Simplemente nos intenta recordar los buenos momentos que hemos pasado juntos, incluidos también en la banda instrumental. La despedida definitiva, con una bucólica imagen final: mira a tu alrededor, estás rodeado de los tuyos, sudado hasta los topes, ya nada podrá ser mejor… “So, good night”.

LCD Soundsystem – This Is Happening

9.0 HOT RECORD

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

El tercer disco de LCD Soundsystem sigue la fulminante estela que dejaron sus anteriores y apuesta por la electrónica post-punk llena de referentes para condensar la despedida definitiva.

Up

  • «Dance Yrself Clean».
  • La buena salud con la que han pasado por este tercer disco, más maduros, pero igual de juguetones y perspicaces.
  • Juegan con el metalenguaje para ironizar sobre sí mismos y sobre la industria musical que les rodea.

Down

  • En general, se ha disipado el nervio a favor de la retórica, pero uno echa de menos la locura de sus antecedentes.