Otros 10 imprescindibles del Mad Cool Festival 2016 (en letra pequeña)

Los días 16, 17 y 18 de junio tendrá lugar el Mad Cool, un ambicioso festival de música al que si sólo añadiéramos la etiqueta ‘de rock’ nos quedaríamos en la superficie. Porque sí, por la Caja Mágica de Madrid se pasarán los Who, una de esas bandas que lo definieron, pero también otros artistas que se distancian de él lo justo para seguir consiguiendo inyectar euforia en vena al público. Anteriormente desgranábamos los principales nombres del cartel, y hoy vamos a hacer lo propio con esos artistas de segundo plano, esos que quizás no conozcas pero afortunadamente para ti estás a punto de conocer, y a los cuales la letra pequeña no les hace ningún tipo de justicia. ¿Comenzamos?

JANE’S ADDICTION

Mucho tacto con estos tipos de la escena angelina que ahí donde los veis fueron unos de los impulsores del rock alternativo de los años 90, y su imponente música de toques funk promete volarnos la cabeza durante el Mad Cool. Su colocación dentro del apartado de ‘letra pequeña’ se debe únicamente a que su trayectoria ha sido bastante errática, habiendo ido a disolución y reunión prácticamente por mes, y a que su último álbum data de 2011. Sin embargo, el hecho de que su nombre se deba a la compañera de piso de Perry Farrell, llamada Jane y con ciertos problemitas con las drogas, resulta tal genialidad que ya me estoy arrepintiendo de no sacarlos de aquí pero ya.

LORI MEYERS

Y encaramos el indie patrio con uno de sus grupos fetiche, procedente de Granada y atentos estudiantes de la estela de los Planetas. Lori Meyers van de traje y forman el grupo que mejor sabe hacer estribillos ahora mismo, y creo que no hace falta decir nada más a partir de aquí. Por si acaso, que tienen discazos, y que en 2013 sacaron su último hasta ahora, por nombre “Impronta”, menos festivo que los anteriores, pero persistiendo de vez en cuando esos momentos que nos hacen tan felices en tanto a su falta de complejos. Y sí, me estoy refiriendo a “Emborracharme”. Por supuesto.

MANEL

Este grupo de pop barcelonés canta en catalán, y la posible extrañeza que esto pudiera causar de primeras en un oyente ajeno a él queda rápidamente eclipsada por la dionisíaca potencia de la que hacen gala sus instrumentaciones y melodías. Lo tienen todo: son divertidos, emotivos, muy culturetas, y en su último disco (“Jo competeixo”) tienen un tema llamado “La serotonina”, cuyo ritmillo entre tropical y horterón es sencillamente apoteósico. La crítica, por su parte, los idolatra, y si los escuchas de manera fortuita sobre el escenario durante unos pocos minutos es muy probable que ya quedes enganchado para siempre.

XOEL LÓPEZ

Este gallego dejó el proyecto de Deluxe para darle una vuelta completa, exilio en Buenos Aires mediante, a su estilo. El resultado, de momento, se ha podido vislumbrar en dos discazos como “Atlántico” y “Paramales”, donde preciosos arpegios emitidos por guitarras acústicas manchadas de arena de playa se complementan en perfecto éxtasis con las impresionantes letras marca de la casa. Vamos, que sí, que Xoel López es de esos cantautores a los que da gusto escuchar, sin temor a que constituya un momento de bajón en medio de toda la juerga. Porque a ver quién no se vuelve loco con un tema tan espléndido y vitriólico como “Todo lo que te merezcas”. A ver.

ÁNGEL STANICH

Seguimos con los cantautores molones, y toca detenernos en este enigmático barbudo de voz imposible y letras más imposibles aún. Se le conoce como un ‘lysergic songwriter’, parece un autoestopista recogido por Kerouac y Cassady en su road-trip por las Américas, y la crítica ha descrito su estilo ‘como si Bob Dylan se hubiera caído en una marmita de LSD’. Si todavía no os ha llamado la atención con todo esto mejor que os pongáis con él pero ya, porque a buen seguro nunca hayáis escuchado nada parecido en toda vuestra vida.

091

Nuestro querido grupo de rock granadino posee a sus espaldas una historia larga y problemática, llena de collejas por parte de las discográficas y de un reconocimiento por parte del público siempre esquivo e ingrato. Estuvieron activos entre 1982 y 1996, periodo en el que demostraron que los directos no les suponían ningún secreto y que las letras de sus canciones poseían una complejidad que ya quisieran muchos, hasta que se cansaron del ostracismo. En 2015, por fortuna, volvieron en una gira conocida como ‘Maniobra de Resurrección’ y ahora, a bordo del Mad Cool, tenéis la oportunidad de disfrutarlos. Así que, por lo que más queráis, no los cabreéis esta vez.

THE STRYPES

Estos irlandeses puede que no sean muy originales, pero tampoco lo pretenden, y es que su fijación por el rock clásico de los 60 y 70 se debe únicamente a un objetivo tan elogiable como es el de pasarlo teta. El vintage, gracias a ellos, a su juventud, a su chulería, y a su directo arrollador, nunca fue tan divertido, y en el Mad Cool descargarán sus temas más punteros y pegadizos de cara a redondear la experiencia.

FUEL FANDANGO

El dúo compuesto por Alejandro Acosta y Nita posee un rollo tan característico y tan suyo que es para experimentarlos, de verdad. Juntan géneros como si nada, y no sólo es que su nombre esté perfectamente documentado (Fuel por las máquinas y su electrónica, y Fandango por el flamenco, por supuesto), sino que tienen auténticos rompepistas en su repertorio tales como “Salvaje” o “Toda la vida”, ambos cortes extraídos de su último disco, “Aurora”.

BASTILLE

Esta afrancesada banda londinense comenzó como un proyecto en solitario de Dan Smith, que como su cumpleaños era el Día de la Fiesta Nacional Francesa (o Día de la Bastilla), pues tuvo la ocurrencia de escoger ese nombre. Actualmente se trata de un grupo muy puntero, al que le gusta coquetear con la electrónica y decirle a todo el mundo que son muy modernillos porque ven Twin Peaks y una canción suya se llama “Laura Palmer”. Otra, por cierto, es “Pompeii”, y es altamente alucinante.

BIGOTT

Acabamos con un último cantautor que quizá no sea de los más conocidos del cartel, pero que es absolutamente imprescindible incluir en nuestra selección. Este zaragozano, cuya identidad secreta responde al nombre de Borja Laudo, tiene una gran fijación por el country norteamericano y una manera de pronunciar el inglés entre burlona y sensual… y, sobre todo, es un personaje. Un personajazo, que ha asimilado el surrealismo como parte de su ADN y que de vez en cuando se descuelga con entrevistas cual sketches de “Muchachada Nui” (ejemplo, bajo estas líneas). Su último disco se llama “Blue Jeans”, como la canción de Lana del Rey, y eso, que es un tío muy chachi al que tenéis que conocer, y el Mad Cool supone la ocasión perfecta para ello.


error: ¡Contenido protegido!