10 nombres imprescindibles para la primera edición del Mad Cool Festival



Cada vez queda menos para uno de los eventos musicales del año en nuestro país, si no es descabellado colocarlo directamente como el más relevante. En efecto, se trata del Mad Cool, cuya primera edición se celebrará en La Caja Mágica de Madrid los días 16, 17 y 18 de junio, y por cuyos seis escenarios se pasará una variedad de grupos y artistas realmente loca. De grandes leyendas del rock a pequeños grupos que empiezan a brillar, de frenéticos ritmos electrónicos a sombríos cantautores, la capital se erigirá estos días como un destino  ineludible para cualquier amante de la música, “un nuevo concepto que va más allá del festival tal y como lo conocemos”, según han revelado los organizadores, viniéndose muy arriba.

Pero de eso se trata, ¿no? De pasarlo en grande, venirse arriba, y darlo todo, y etcétera, sobre todo teniendo un cartel como el que tenemos, de una heterogeneidad impresionante, y del cual vamos a desgranar los nombres principales. Estos son los grupos y artistas que probablemente hayan justificado el precio de tu entrada, y que hacen del Mad Cool una ocasión tan excepcional en tantos sentidos:

THE WHO

Probablemente hayas notado que le falta algo al nombre. Probablemente lleves razón. The FUCKIN’ Who. Así está mejor. Una de las bandas legendarias del rock and roll, con un legado que para muchos en nada ha de envidiarle al de los Beatles o los Rolling Stones (británicos como ellos), y con la honrosa responsabilidad de haber inaugurado, o al menos consagrado, esa tendencia a romper instrumentos durante los directos que tan estúpidamente felices nos ha hecho siempre. Roger Daltrey y Pete Townshend se subirán al escenario con ganas de un poco de destrucción, junto a Zak Starkey (hijo de Ringo Starr) y Pino Palladino, para tocar sus temas clásicos, y quizá alguno también de “Endless Wire” (su último disco de estudio, lanzado en 2006) con la intención de inyectarnos un poco de calma, que al fin y al cabo somos humanos y nuestro corazón no aguantaría pepinacos como “Won’t Get Fooled Again” o “Pinball Wizard” de seguido. Ellos lo saben, claro. Lo saben todo. Porque son los FUCKIN’ Who.

NEIL YOUNG

Es muy fuerte lo de este señor canadiense, no sólo por empezar a hacer cosas allá por los 60, sino por no haber parado desde entonces. Ni un solo descanso se ha tomado, y de hecho va prácticamente a disco por año (“The Monsanto Years” es el más reciente hasta donde tengo noticia, pero igual la semana que viene cambia el asunto). Además de haber hecho con el folk y el country cosas que nadie se habría atrevido a hacer, y de haberse ganado los insultos de Lynyrd Skynyrd en “Sweet Home Alabama”, nuestro compañero ha estado en Buffalo Springfield, Crosby, Stills, Nash & Young (él era Young), The Stills-Young Band, y parece que le va bien con Crazy Horse. Uno de esos mitos vivientes de los que sólo nos sentiremos afortunados de haber convivido con él cuando la palme. Que oye, seguro que quedan todavía veinte discos para eso mínimo, así que aprovechad.

VETUSTA MORLA

No llegas a convertirte en el grupo insignia del indie nacional, y en el más respetado por la crítica especializada, por simple casualidad. Estos chicos de Tres Cantos (Madrid) llevaban la tira de tiempo ensayando, derribando bolos, perfeccionándose, currándose esas letras tan deliciosamente incomprensibles, hasta que el éxito les llegó con “Un día en el mundo”, y el mundo descubrió ya de paso la indescriptible voz de Pucho. La banda que toma su nombre de la tortuga de La historia interminable posee un directo arrollador, y un repertorio de temazos tan complejos técnicamente como sencillamente mágicos, a los que ahora se añade la rabia contenida en “La Deriva”, su último elepé.

THE PRODIGY

Nos alejamos momentáneamente del pop-rock para girar hacia la música electrónica más cañera que cultivan estos ingleses descerebrados. Llevan con la juerga desde finales de los 90, ganando premios y jugueteando con el rave, el hardcore techno, el metal industrial y otros géneros que yo personalmente no estoy seguro de qué son, pero sí lo estoy de que lo vais a pasar tan bien con ellos que no os lo vais ni a creer.

EDITORS

Estos tipos de Birmingham tienen la que sea probablemente una de las canciones más épicas jamás escritas (“Smokers Outside The Hospital Doors”; si buscáis la definición de ‘épica’ en el diccionario probablemente os salga su foto), pero es que además han vivido una evolución interesantísima, desde el post-punk raruno que cultivaron inicialmente hasta haber ido introduciendo una electrónica cada vez más acusada, que no ha ido en perjuicio de lo enormemente impactantes que siguen siendo sus canciones. Su último disco es “In Dream” de cinco que ya tienen, y sabiendo que ya han cambiado varias veces de miembros durante su trayectoria, no es insensato pensar que aún puedan llegar a ser más grandes.

BAND OF HORSES

A esta gente de Seattle, más norteamericana que la tarta de manzana, debe de hacerle mucha ilusión compartir festi con el señor Young, pues no ha disimulado nunca que el canadiense es una de sus grandes influencias (junto a Jane’s Addiction, que cosas de la vida también tocan en el Mad Cool). Practican un folk pasado por el filtro de lo modernete y a veces te sacan temas tan hermosos (no sólo “The Funeral”) que te acaba dando igual que probablemente su música le mole también a Donald Trump. Su nuevo disco, “Why Are You Ok?”, sale en junio.

GARBAGE

La enésima prueba de que para el Mad Cool han montado una ensalada de géneros y estilos tan exótica como delirante la tenemos en este grupo de rock alternativo creado en 1993, y a estas alturas una minileyenda. Shirley Manson es su extremadamente talentosa voz femenina, la cual cantó uno de los mejores temas de los créditos de James Bond (“The World is Not Enough”, por cuyo rasero todas las canciones de la saga han de medirse desde entonces… mejor no preguntarse por cómo salen los gallitos de Sam Smith de esta comparación). El grupo ha ido y vuelto varias veces, con seis álbumes el último de los cuales, “Strange Little Birds”, fue publicado este año.

KINGS OF CONVENIENCE

A falta de unos Simon & Garfunkel para esos días del mes tenemos a estos dos noruegos, Erlend y Eirik (amiguis desde los once años) que practican un folk-pop atemporal de singular belleza, y que a pesar de últimamente haber estado un poco desaparecidos, han escogido el Mad Cool para volver a sacarle brillo a sus guitarras acústicas. Y nosotros que tenemos esa suerte, eh.

TWO DOOR CINEMA CLUB

El hecho de que el tema “What You Know” haya sido escuchado por todos los seres vivos del planeta Tierra no ha de llevarnos a engaño: este grupo irlandés tiene otras grandes canciones, y sigue siendo de las mejores compañías que puedes tener sobre un escenario, sabiendo extraer lo mejor de la palabra ‘pegadiza’.

DIE ANTWOORD

Y acabamos con… no sé, esto. El proyecto electro-rap-wave de Watkin Tudor Jones, apodado ‘Ninja’. Su nombre significa ‘La respuesta’ en el afrikáans, idioma hablado en Sudáfrica, que es de donde vienen. Es todo como muy raro, pero cabe destacar la cinefilia del susodicho Ninja, que a veces viste parecido a Ali G y salió en Chappie (aunque él tampoco se acuerda de eso), así como la extraña y avasalladora pegada que tienen sus canciones. El nombre de Mad Cool, gracias a incorporaciones como ésta, es bastante más que un ocurrente juego de palabras: dejémonos llevar, pues, por la locura.


error: ¡Contenido protegido!