El ‘Garage Rocanrol Felino’ llega a El Quinto Beatle de la mano de sus máximos representantes, Los Bengala. Esta explosiva banda zaragozana ha fascinado a sus seguidores por su explosivo directo y por su más que estridente (e inseparable) indumentaria a rayas. Al más puro estilo bengalí.

Guillermo, guitarrista y cantante de la banda, y Borja, encargado de la batería, han presentado en 2015 su primer larga duración titulado “Incluso Festivos”, donde podemos encontrar canciones guitarreras con letras pegadizas y sonidos electrizantes que hacen que en sus conciertos el pogo sea casi un acto reflejo. Este debut es un álbum autoproducido, en el que desde un primer momento se observa la gran compenetración que existe entre sus dos miembros.

Por ahora, los maños están atravesando un gran momento y han tenido la oportunidad de entrar al plantel de la iniciativa Jägermusic. Así nos ha explicado Guillermo su visión de la escena aragonesa, sus orígenes y el proceso de elaboración de “Incluso Festivos”.  

Garage Rocanrol Felino. ¿Qué significado le das?

[Risas] Es el rock ‘n’ roll de siempre mezclado con un estilo moderno y con un toque de nuestro sello personal, que es el felino.

Como no podía ser de otra manera, Los Bengala vais vestidos de tigre/bengala en vuestros recitales. ¿Quién es el ideólogo y amante de los felinos del grupo? ¿Piensas que este tipo de ‘sello personal’ es determinante a la hora de hacerse un nombre?

Fui yo, pero estábamos los dos de acuerdo y entre los dos hemos creado todo lo que es la banda y su personalidad. Somos una auténtica banda uniformada y para nosotros sí que es un baluarte de cara a que nos conozcan. Sin embargo, pienso que es un conjunto de todo, también tienen mucho que ver los buenos directos y las buenas canciones.

¿Piensas que es más difícil triunfar como banda si naces en ciudades como Zaragoza respecto a otras regiones como Valencia o Madrid? ¿En qué estado encuentras la escena aragonesa/zaragozana? ¿Qué grupos de la zona recomiendas?

No, no veo por qué. Aquí siempre ha habido bandas de toda la vida que han triunfado. Así por ponerte algún ejemplo, me vienen a la mente Héroes del Silencio, Violadores del Verso, Amaral, etc. De hecho, creo que formarse en una gran ciudad puede llegar a ser peor. En Madrid al haber tantísima gente supongo que será mas complicado hacerse con un nombre.

La escena aquí está muy bien y hay mucha gente haciendo cosas. Hay dos grandes sellos que apuestan por un estilo tirando a la psicodelia sesentera. Además, la programación cultural de la ciudad está realmente bien ya que hay conciertazos casi a diario, la gente responde y lo cierto es que funciona. Hay bastantes grupos como Victorious Fleet Commanders o The Dust Bowl.

Somos una auténtica banda uniformada y para nosotros es un baluarte de cara a que nos conozcan.

Los coros son constantes en la gran mayoría de canciones de «Incluso Festivos». No pasa desapercibido que entre vosotros dos hay una gran compenetración, ¿desde cuándo lleváis actuando juntos como Los Bengala?

Como Los Bengala llevamos dos años, pero juntos llevamos ocho. Somos compañeros desde siempre y nos conocemos muy bien. Respecto a los coros: me parecen vitales, ya que como tenemos tan pocos elementos son muy necesarios. Con lo que tenemos hacemos lo que podemos, aunque en el futuro a lo mejor metemos un cuarteto de cuerda [Risas].

Tú también tocas en The Fire Tornados. Supongo que los enfocas de manera diferente pero, ¿cómo compaginas ambos proyectos?

Bueno, al final todos los sellos que antes te he comentado somos como una gran familia y nos compenetramos bastante bien. Todos tenemos, al menos, dos grupos, y nos organizamos como podemos. A veces nos solapamos en actuaciones, pero nos sustituimos los unos a los otros. También solemos hacer bolos conjuntos con las bandas de estos sellos. Y a la hora de ensayar lo único que necesito es un poco de organización.

¿Se podría decir que vuestra gran fuente de inspiración son los domingos de resaca tras un sábado noche ‘agitado’?

Bueno, es que así estamos siempre en realidad [Risas]. Para el primer disco nos inspiramos en lo que estaba a nuestro alrededor y lo que nos hacía gracia. Somos un poco fiesteros y mucha de nuestra inspiración vino de ahí, pero también de cosas cotidianas del día a día.

¿Qué diferencias hay entre componer una “Jodidamente Loco” y una “65 días”?

Son dos estados muy distintos que nacen de arrebatos. Es difícil de explicar. Borja hizo “65 Días” y es algo que le salió del interior y lo plasmó. Yo compuse “Jodidamente Loco”, y luego pusimos en común nuestros trabajos para que surgiera el álbum.

¿Piensas que la tendencia de no incluir un bajo que muchas bandas están teniendo va a ir en aumento? ¿Crees que la supresión de este instrumento da más ritmo a las canciones aportándolas un sonido más guitarrero y dinámico?

Mientras la música siga así estoy seguro que irá en aumento. Además la guitarra es un instrumento con muchas más posibilidades y juego que el bajo. Nosotros veníamos de otra banda que contaba con bastantes músicos y era muy complicado salir. Además, aunque funcionábamos bien, es complicado entenderse entre tanta gente para llevar un grupo. Al pasar a este modelo de grupo, Borja y yo lo hemos encontrado todo muy funcional y fácil. El hecho de ser sólo dos personas es el formato anti-crisis de las bandas de hoy en día.

Lo que sí es cierto es que noto la falta del bajo porque es un elemento fundamental en el ritmo. Sin embargo, entre batería, guitarra y bajo, este último es el más sencillo de eliminar.

Vosotros habéis optado por autoproducir vuestro debut. ¿Se le coge más cariño a un disco si eres tú mismo quien lo produce? ¿Contasteis con algún apoyo externo a la banda?

Desde luego que sí, ya que tú has tomado todas las decisiones y has hecho lo que querías. Es como comprarse una silla o hacerla tú a mano, no lo valoras igual. Siempre se coge más cariño a un LP que has hecho por ti mismo aunque no sea perfecto. Además, no contamos con ningún apoyo externo, tan sólo ganamos un concurso y con el dinero y el material que nos dieron decidimos grabar nuestro primer disco. Lo único que lo co-editamos con Dirty Water Records de Londres, ya que les interesaba distribuir el LP por todo el mundo.

entrevista-los-bengala-mayo-2016-2

¿Cómo fue el proceso de grabación?

Fueron diez días en total. No fueron seguidos porque teníamos que hacer otras cosas pero podríamos decir que el trabajo fue ameno.

¿Qué os ha supuesto entrar a formar parte del plantel de Jägermusic?

Ha sido muy importante para nosotros ya que gracias a ellos vamos a poder hacer cosas muy interesantes. Estamos muy contentos porque lo hacen realmente bien y tratan a las bandas de una forma genial.

¿Cómo ves que sean marcas como esta (Jägermeister) las que potencien a menudo a grupos emergentes como el vuestro? ¿Echas de menos que el apoyo sea institucional o por parte de los peces gordos de la industria?

Que haya apoyo siempre es bueno. Que venga de una iniciativa privada o pública me es igual. Así es la vida. Creo que también hay apoyo institucional, aunque es más difícil de encontrar. Sin embargo, hay que entender que las instituciones tampoco pueden abarcar a todo el mundo. Siempre que no sea una iniciativa con valores morales dudosos me parece bien. Además ellos te ayudan a ti y tú a ellos.

¿Sois una banda de festival o de concierto de sala y pogos? ¿Cuál de los dos formatos te gusta más?

Pues de momento somos de sala, pero quién sabe, si vamos a muchos festivales a partir de ahora quizá nos cambie la perspectiva. Nosotros donde tengamos trabajo allí estaremos, sea festival o sala.

Uno siempre prefiere estar rodeado de su público y no de una amalgama de fans de distintas bandas, pero yo, personalmente, aunque sé que Borja no te diría esto, soy de la opinión de que cuanta más gente mejor. Para mí la música no excluye a nadie. Al no hacer un concierto al año puedes abarcar ir a todos los lados.