Explosions In The Sky – The Wilderness

EXPLOSIONS IN THE SKY

Hablemos de reinvención y de cómo hay estilos que lo tienen más complicado que otros. Hablemos de cómo llega tu séptimo álbum, te plantas frente a tu banda y dices “¿ahora qué?”. Hablemos, en definitiva, de Explosions in the Sky.  Se trata de un grupo de post-rock formado en 1999 en Texas que fueron abriéndose paso en la escena musical álbum tras álbum, dando a luz compactos tan exquisitos como “The Earth Is Not a Cold Dead Place” en 2003 o “Take Care, Take Care, Take Care” en 2011. Destaco estos dos discos porque funcionan para explicar perfectamente la evolución que han llevado la banda desde el inicio. Tuvieron comienzos algo modestos pero con grandes aspiraciones, y dejaban que se notara en “How Strange, Innocence”, su debut publicado en el 2000. El estilo explosivo fue dejando paso a composiciones que invitan a la belleza, a la inclusión de cuerdas y, en las más recientes ocasiones, a la concreción. Aunque eso no quita que a lo largo de estos años tuvieran momentos para disfrutar y salir de su zona de confort, como en “The Rescue” de 2005, álbum fruto de la improvisación y de la experiencia de estar ocho días tirados en carretera.

En cualquier caso, me quedo con el concepto ‘salir de la zona de confort’, porque en The Wildernesshan intentado predicar con eso. El post-rock es un género difícil, en el que si no consigues ir otorgando a cada disco, a cada composición, algo diferenciador y rompedor, puedes caer muy fácilmente en lo aburrido o en lo ya visto. El ejemplo más claro de mantener un marco de sonido común a la vez que ofrecer reinvención son los islandeses Sigur Rós.

explosions-in-the-sky-the-wilderness-2

La ‘wilderness’ en la que pensaba, la tierra sin poblar y por ende salvaje, no es a la que hacían referencia los americanos, donde se quedan con el más puro sonido y significado de tierra virgen a la que se dirigen para conquistarla a base de melodías envolventes.

Algo parecido han querido hacer Explosions In The Sky y así lo dejan patente desde el inicio de la propia “Wilderness”. Una apertura de percusión simple electrónica que parece sacada de un trabajo del Moby más tranquilo para ir aumentando intensidad paulatinamente con toques de teclado, detalles de percusión que rompen y barren para introducir en la recta final un cuerpo de cuerdas que consiguen elevarte y transportarte a “The Ecstatics”. De nuevo, introducción de teclado, percusiones fáciles de seguir y guitarras delicadas que en el estribillo aumentarán revoluciones con un punteo suave que acompaña a una batería que tira a lo militar y eclosiona en el segundo verso. “Tangle Formation” mantiene esa estética, con una esencia algo más agresiva protagonizada principalmente por una línea melódica conjugada por teclado y guitarra a la vez, consiguiendo resultar suave y pegadizo. Toques de campana aquí y allá para mantener la atención, una batería incesante que marca el tempo para que no te pierdas… Es un camino ideado por ellos de principio a fin, que quieren que sigas tal y como ellos dictaminan, no hay cabida a la evasión.

La evasión ya llegará en “Logic of a Dream”. Tal vez en referencia a la volatilidad de los sueños, Explosions In The Sky componen un tema cambiante y arrasador. Un comienzo suave y oscuro que acaba derivando en un bellísimo juego de bajo potente y teclado que barre completamente el paisaje íntimo para iniciar un viaje donde el anfitrión será la percusión militar y los invitados la modulación de sintetizador que decae en un coro fantasmagórico y en guitarras. Y toda esta metamorfosis en tres minutos, la mitad del corte. La otra mitad será la consolidación de lo ya mostrado, la muestra de cómo se lleva a la contención y al posterior declive con una melodía tranquila. “Disintegration Anxiety” comienza misteriosa, con unos sintetizadores que no tienes claro a dónde te podrían llevar, siendo la respuesta un punteo de guitarra de medio tono rápido y amigable, un bajo sobre el que se basa el tema y sonidos que te rodean y envuelven, fruto del juego de guitarras que suenan orquestales y caracterizan al sonido del grupo.

Explosions In The Sky se encargan de entregar un disco de melodías que exhalan belleza, jugando con la metamorfosis en los temas para tener a un oyente siempre atento mientras te hacen trucos de humo y espejos.

Losing The Lightnos devuelve, efectivamente, a la oscuridad. Bajan revoluciones, bajan intensidades melódicas y nos entregan una introducción de un minuto de bajo para ser acompañado después de un juego de piano y efectos atmosféricos. Así continuará durante los seis minutos que dura el corte, con un tira y afloja de paisajes que envuelven ese constante piano, con un toque de guitarra eléctrica que descoloca y rompe el sonido en momentos justos, algo que me ha llamado muchísimo. Para animar el disco de la melancolía de este último tema llega Infinite Orbit, con una esencia que bien podría ser de los National de “High Violet”. Una batería clara y medio animada, punteos de guitarra eléctrica y juegos orquestales sutiles que dan mucho empaque y que consiguen hacer estallar de una manera bella y lógica al corte de menor duración del álbum. Colors In Spacejuega de una manera muy interesante con las sensaciones y los cambios de intensidad, introduciendo momentos donde lo único que puebla el corte es una guitarra atmosférica. Partes entre versos rápidos y directos, donde el piano es protagonista de una melodía que invita al dejarse llevar, a sentir el crescendo del final sin dejar de mover la cabeza llevando el ritmo marcado por la percusión y acabar por fundirse en uno con el ruido, siempre controlado, que meten al final para barrer con todo y llevarnos a Landing Cliffs, pieza que se encarga de ponerle cierre al trabajo con suavidad, progresiones lentas de instrumentación suave que nos devuelve con delicadeza a la casilla de salida y el fin de un viaje por los páramos del post-rock más innovador de los americanos.

La verdad es que es un álbum bastante bueno, dejando las cosas claras. ¿Qué se le puede sacar? Tal vez (y no va con ironía) me ha faltado algo de explosión. Un momento que me haga vibrar, un crescendo que termine de tener sentido con una posterior melodía que arrase, pero los momentos en los que empieza a aumentar la intensidad acaban en vacío. En este disco han decidido arrasar sutilmente y en momentos contados. Ya lo decía con “Infinite Orbit” y su cierre premeditado, pero otro ejemplo puede ser el juego de sintetizador de “Logic of a Dream”. Veo un álbum demasiado contenido. Esto me hace pensar que la ‘wilderness’ en la que pensaba, la tierra sin poblar y por ende salvaje, no es a la que hacían referencia los americanos, donde se quedan con el más puro sonido y significado de tierra virgen a la que se dirigen para conquistarla a base de melodías envolventes.

Porque sí, no tendremos estallidos que nos hagan vibrar, pero no les ha hecho falta para ganarme. Explosions In The Sky se encargan de entregar un disco de melodías que exhalan belleza, haciendo intercambios entre los momentos más delicados y otros donde las baterías marcan el ritmo al que quieren ser acompañados. Juegan con la metamorfosis en los temas para tener a un oyente siempre atento mientras te hacen trucos de humo y espejos a base de líneas melódicas de guitarra bien construidas y envolventes, junto a la inclusión del piano y el teclado para dotar de una nueva dimensión a su sonido.

Explosions In The Sky – The Wilderness

EXPLOSIONS IN THE SKY

7.5

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

En busca de la siguiente vuelta de tuerca a su sonido, Explosions In The Sky entregan un álbum que suena a nuevo dentro de un genero difícil como es el post-rock, introduciendo sutiles arreglos electrónicos y melodías más directas que consiguen hacer un disco algo más asequible al ancho del público.

Up

  • El barrido de sintetizador pasado el primer minuto en “Logic of a Dream”. Deja sin palabras.
  • Los arreglos electrónicos de las percusiones, que dan un buen juego en el álbum.
  • La renovación con respecto a sus trabajos anteriores.

Down

  • Ese punto para terminar de explotar que se echa de menos en muchos temas.
  • El final repentino de “Infinite Orbit” podría haber dado para mucho más.