Sin excepción no hay regla, y la historia de la banda protagonista de nuestra entrevista de hoy es ejemplo de ello. Todos conocemos el mítico refrán ‘Segundas partes nunca fueron buenas’, pero Full, por motivos que desconocemos (aunque vista la sucesión de los hechos nosotros apostamos por algún problema auditivo) rechazaron a Javi (vocalista) tras su primera prueba con el grupo. Hizo falta una segunda vez para que Javi sacara la artillería pesada (recurrió a las armas, poca broma) y ‘convenciera’ al resto de la agrupación. Tras la incorporación del finalmente nuevo vocalista, y quedando entonces la composición con Javi Valencia (voz y guitarra), Bubby Sanchís (guitarra y coros), Jesús Gutiérrez (bajo) y Jaime Gutiérrez (batería), el ‘pop rock simplón’ que hacía la banda (cuando aún no era Full como tal) cayó por su propio peso, empezando entonces desde cero con un estilo más complejo que se ha mantenido (con resultados in crescendo) hasta hoy. A las pruebas me remito: estos chicos viajaron de la caseta del perro a Japón para cometer su primer atraco y ahora piensan montar la Tercera Guerra Mundial.

Y es que “Tercera Guerra Mundial” es un LP de 10 temas que se presenta dispuesto a hacernos cantar con lágrimas en los ojos mientras botamos abrazados a nuestro mejor amigo y le tiramos la cerveza encima en el festival de turno. Con letras que nos estrujan las entrañas, el nuevo trabajo de Full nos recuerda a los mejores Vetusta Morla, pero la personalidad de la banda no para de reafirmarse con el fin de no dejarnos caer en el peligroso ‘se parece a…’. Full “Aúllan” a la locura, desafiando la “Gravedad” del mainstream.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Javi y Bubby a su paso por Murcia para la presentación de su nuevo trabajo en Fnac y nos contaron todo esto que recogemos a continuación:

Empezando por el principio: Full de por sí ya es un nombre sugerente. ¿Vuestra actitud se traduce en un ‘vamos a por todas’?

Javi: Ese es uno de los puntos fuertes de nuestra actitud, uno de los puntos sagrados. Es decir, aquí o se va a por todas o no se va. Lo que nos une es querer disfrutar al máximo de la música, y para eso hace falta ir a por todas.

Como habéis dicho en alguna ocasión, sois más un grupo de concepto musical que de estilo. ¿Cómo se consigue crear unidad entre letras que cuentan cosas tan distintas?

Javi: No somos un grupo de estilo, somos un grupo de canciones (y las canciones vienen inspiradas por un concepto). Cualquiera que empieza a desmenuzar nuestros discos se da cuenta de que cada tema es un poco de su padre y de su madre, de hecho cada canción en particular tiene influencias de diferentes estilos de música. Entonces, yo creo que sería injusto para las canciones el hecho de reducirlas todas a un estilo, nosotros hacemos temas y ya que cada uno les ponga la etiqueta que crea.

Las letras se enlazan solas. Me explico: al no ser letras específicas, el tema queda abierto a la subjetividad de la persona que lo está escuchando, así cada uno puede solapar unas con otras según las sienta. Ahora, sí es verdad que a la hora de componer ha tenido que haber un hilo conductor, una idea principal que en este caso del último disco ha sido la conciencia de las personas: esa es la Tercera Guerra Mundial, una guerra a nivel de conciencia, de actitud.

Ya que me dices lo de componer, cuéntanos como es ese proceso.

Javi: Yo hago letra y música, después me rayo yo solo en mi habitación y empiezo a meterle batería, arreglos de guitarra… para ya presentar a la banda el concepto de lo que será la canción. Después, entre todos redirigimos determinadas cosas del tema (suprimimos partes, etc.) y luego ya con Ángel (el productor) se hace una criba mucho más fina de la canción. Así es más o menos el proceso de construcción.

Si quieres sorprender al público, primero tienes que sorprenderte a ti mismo.

¿Qué podéis contarnos de la evolución de aquél primer atraco de Full a la disposición actual y ser partícipes o incluso creadores de una Tercera Guerra Mundial?

Bubby: Ya teníamos un punto de partida con el primer disco y sabíamos un poco a qué queríamos parecernos y a qué no. Hemos respetado la esencia del grupo pero claro, hay un momento en el que tienes que pulir y completar estructuras, entonces intentas hacer cosas que nunca has hecho. Así hemos intentado que las nuevas canciones no se parezcan a nada que hubiésemos hecho antes y a nada que se esté haciendo demasiado ahora. Es decir, hemos intentado ser lo más creativos posible y probar cosas que no hubiéramos probado en otras circunstancias con las expectativas puestas en conseguir un resultado que nos sorprendiera a todos, ya que si quieres sorprender al público, primero tienes que sorprenderte a ti mismo.

¿Qué significó para vosotros empezar a formar parte de esmerArte? ¿Es imprescindible tener detrás a gente metida en el mundo de la música para crecer como banda?

Javi: Que esmerArte decidiese trabajar con nosotros fue un salto importante. De repente ves como oficinas con un gran peso empiezan a tenerte en cuenta, quieren hacer cosas contigo… En definitiva, quieren que trascienda lo que tú haces. Y claro, supuso un punto importante, dijimos: «oye, a lo mejor estamos llegando a más sitios de los que creemos«. Pero bueno, después seguimos trabajando, decidimos irnos por nuestra cuenta con otro tipo de inercia y ahora mismo estamos con Hook y… buah, estar una oficina con un target de grupos que es brutal y que estemos nosotros ahí dentro es muy de agradecer.

¿Tocar en la Plaza del Trigo es tan especial como se comenta por ahí? De tener que quedaros con un concierto de toda vuestra trayectoria, ¿con cuál sería?

Javi: La Plaza del Trigo es espectacular. El Sonorama es un festival que inspira muchas cosas y puedo hablar por boca de todos; yo creo cuando digo que la Plaza del Trigo es un sitio mágico para cualquier banda y lo que se produce allí, también. Allí hemos tocado dos veces: la primera vez, hace dos años, no íbamos ni con las condiciones ni con la calidad de grupo que tenemos ahora y fue diferente; pero cuando tocamos en la última edición del Sonorama, eso era otra cosa… Estábamos todos súper nerviosos porque ya sabíamos lo que se montaba y, ¡fue espectacular! Las calles cortadas y todo, nosotros no nos lo podíamos creer. Es increíble sentir toda esa energía.

Respecto a la otra pregunta, es muy difícil quedarse con un solo concierto, pero yo creo que ese sería uno de ‘los conciertos’.

entrevista-full-marzo-2016-2

Entrando en vuestro nuevo trabajo, me atrevería a decir que “Tercera Guerra Mundial” es un LP de hits. Cualquier canción es candidata a sonar en el típico bareto indie a las 12 de la noche, incluso me imagino a medio local cantando el pegadizo «sintiéndonos más vivos que descalzos» (aunque no conozcan a la banda). ¿Eso es algo positivo o negativo para vosotros? ¿Cuánto ha influido Ángel Luján en tal ‘pegadicidad’?

Javi: Ángel Luján ha sabido potenciar el lado más fuerte de Full, y ese es uno de los motivos por los que queríamos que él fuese nuestro productor, Ángel entiende y sabe perfectamente por dónde atacar. Y creemos que es bueno, como has dicho, que sin que la gente sepa quién es el grupo se le queden frases marcadas porque eso significa que las canciones dicen cosas que entran como un flechazo al subconsciente. Es como: ¡Pum! Se te queda algo marcado y cuando llega esa parte de la canción se te dispara el piloto automático.

¿Se nota el respaldo que os proporciona Warner Music? ¿Qué respuesta estáis teniendo en estas primeras presentaciones?

Javi: Lo notamos bastante, sobre todo ahora que estamos en temporada de promo. No hemos tenido una promo así, con tanto ajetreo, tanta actividad… nunca. Está de puta madre porque ves lo que esas personas están apostando por nosotros, lo volcadas que están en el proyecto y la verdad es que nosotros estamos encantados con la manera en la que estamos viviendo y con todas las cosas que nos están saliendo.

He contado en vuestra gira de este 2016 unas 20 fechas hasta agosto. Desde luego, ¡vais a full! ¿Cómo enfrentáis esta nueva etapa? ¿Nervios? ¿Presión? ¿Ilusión? ¿Un poco de todo?

Bubby: Esperamos que las salas se llenen y esperamos robarle todo el público a los demás grupos en los festivales [Risas]. Queremos convencer allá a donde vayamos, quien no sepa todavía que Full existe, que sepa que existe y que además mola. Esa es nuestra idea.

En “Fiesta de monstruos” hacéis referencia a la ley de la casualidad. Después de años tocando, ahora estáis en el punto de mira del panorama nacional como una de las bandas (ya no tan) emergentes más prometedoras ¿Cuánto hay de suerte y cuánto de esfuerzo en la trayectoria de Full?

Javi: Lo que hay de suerte yo creo que no podemos saberlo pero creemos que Full es un caso más de causalidad que de casualidad. Le hemos puesto mucho empeño, mucho trabajo y mucho amor. Hemos intentado ser fieles a lo que queríamos y al final lo que tiene que pasar, pasa. A veces las cosas salen y a veces no, pero a nosotros de momento nos están saliendo y no sabemos hasta dónde llegará pero desde luego queremos alargarlo lo máximo posible.