Acostumbrados al dominio del pop-rock y el garage en el ‘indie’ contemporáneo de nuestro país, supone un golpe de aire fresco encontrarse con “Night Thoughts”, el debut de la catalana CARLA. Un buen acercamiento a la calidez y elegancia del dream-pop actual. Desde Vic (uno de los polos musicales más activos de Catalunya), Carla Serrat abre la puerta a unas melodías suaves y vaporosas. Centrándose en un pop atmosférico agradable, consigue engancharnos desde la primera escucha y hacernos fluir en los temas que combinan momentos de reposo con algunas bases bastante cañeras, que nos recordarán por momentos a Beach House, The xx o Purity Ring.

A CARLA la conocimos acompañando a su hermana Joana Serrat en los escenarios, pero no fue hasta principios del 2014 cuando se abrió un camino en solitario con su primer single autoeditado: “In The Forest”. A pesar de que en ese momento la idea de un disco quedara un poco lejana, ya podíamos intuir su gusto por la mezcla de sintetizador y batería para conseguir una resonancia plácida e invernal. No fue hasta finales de 2015 cuando presentó su segundo sencillo, más focalizado en la sonoridad final del disco que para entonces ya era una realidad. En “Lucky One” abrió la puerta al efectismo atmosférico así como a la utilización de unas bases bastante más movidas y menos azucaradas, a pesar de que su dulce voz funcionará como hilo conductor entre ambos sencillos. Estos dos adelantos fueron aumentando el interés por Carla Serrat, quien amoldó bien el territorio para presentar su primer LP, en el que también se incluyen las nuevas mezclas de los primeros temas.

carla-night-thoughts-2

Centrándose en un pop atmosférico agradable, consigue engancharnos desde la primera escucha y hacernos fluir en temas que recordarán por momentos a Beach House, The xx o Purity Ring.

El disco se abre directamente como un camino evocador hacia un más allá nocturno y atmosférico. “No Sun” goza de un inicio muy interesante en el que la voz reverberada de Carla aparece entre los grillos de la noche, invitándonos a comenzar un viaje íntimo y sensorial. Poco a poco el beat de base va calando en el oyente y soporta la multiplicidad de efectos sintéticos que se despliegan a lo largo del tema, como protagonistas instrumentales que aumentan exponencialmente en “The Sea Takes Me”. Aquí se hace más que evidente la elegancia y sofisticación de la propuesta de la catalana, que consigue una alta complicidad entre su voz y las capas instrumentales. De algún modo, los estribillos instrumentales nos trasladan a ese estado escapista que propone la letra: “I want to go far, where the sea takes me…” y van arrastrándonos cada vez al estado de placidez mental.

Del mar pasamos a la montaña: la mezcla final de “In The Forest” sigue apostando por cierta simplicidad y la magia de los graves para introducirnos en otro universo relleno de efectos de carácter etéreo. No obstante esta pieza suma cierta grandilocuencia al disco; el subidón previo a los primeros toques de batería o los efectos de sintetizador hacia al final que sobrepasan la voz dejan un muy buen sabor de boca. Our Time” entra directa y se mantiene más estable que sus predecesoras. Con menos recurrencia a los efectos, nos traslada el ‘carpe diem’ gracias al optimismo que denota la voz. Más introspectiva suena “Hold Dub, que conecta a nivel lírico con “In The Forest”: si entonces por mucho que saltaran nunca tocaban el suelo, ahora el sueño parece desvanecido hacia una eterna caída. A nivel instrumental, sintetizador y batería están bastante más rebajados respecto a otros cortes, pero la voz mantiene el reverb espacial, que se remata con las respuestas de Núria Graham, quien colabora en el tema.

“Night Thoughts” es un debut en el que CARLA condensa la atmósfera de las mil y una noches. Noches en las que puede escaparse soñando en volar sobre un bosque, puede caer repentinamente o simplemente bailar hasta el amanecer.

Turned Into” regresa a un estado inicial ambiental y magnético pero rápidamente se funde con el ritmo de bases electrónicas. Un corte cañero y popero que mantiene su relación melódica con el conjunto, aumentando la intensidad para preparar el terreno hacia “Lies”; un tema agradable y ciertamente nostálgico por su sonoridad analógica. Apuesta claramente más barroca, combinando momentos con condensación de sintes, batería y a la vez encapsulando pequeños fragmentos en los que la voz gana protagonismo para remarcar una subida de intensidad. “Lies” es uno de los temas más dinámicos de la placa, movido y resplandeciente. CARLA quiso demostrar aquí que puede ofrecernos algo más que la suavidad dream-pop que nos había adelantado, que la noche también es bailable.

A tempo-medio suena “Lucky One”, cuyo toque electrónico nos recuerda al synth-pop ochentero. Hacia una senda más tranquila que su predecesora, destaca la utilización de una percusión variada en materiales y ritmos, que apoya el dinamismo necesario para gozar con el crescendo final de la canción. Nos abrimos paso ahora hacia “Let’s Burn a Forest”, uno de los primeros temas de CARLA, y en los que la batería se erige con uno de los papeles protagonistas. El desarrollo progresivo y la gama de colores que va sumando son factores muy atractivos, que en el nuevo tratamiento del tema se aprecian aún más. En definitiva, es una de esas canciones que va creciendo poco a poco y que tienen su estallido de luz al final, un auge rítmico que conecta perfectamente con “Night Thoughts”, el último tema del disco que parte desde el inicio con un ritmo movido y contundente que se mantiene durante el primer minuto. Ahora las respuestas líricas van a cargo de la voz grave y agradable de Víctor Partido, cuya conjunción con CARLA recuerda irremediablemente a Oliver y Romy de The xx. Una canción que habla del final de una historia, encapsulada con el eco de ruidos nocturnos con la que hemos empezado el disco, otra referencia más al carácter plácido del álbum. Además, cuenta con una pequeña sorpresa escondida a algunos minutos de silencio tras la canción; si nos habíamos preguntado dónde estaba “Keeping” (la cara B del sencillo “Lucky One”) la encontraremos escondida al final del último corte, como ese tan preciado secreto que guardamos de nuestras mejores noches.

En definitiva, hemos llegado al final del recorrido de “Night Thoughts”, un debut en el que CARLA condensa la atmósfera de las mil y una noches. Noches en las que puede escaparse soñando en volar sobre un bosque, puede caer repentinamente o simplemente bailar hasta el amanecer. Carla Serrat se rodeó de buena gente para conseguir tan buen resultado. La percusión sigue a cargo de su hermano, Toni, mientras que la masterización fue obra de John Davis, quién también ha trabajado con Blur, Lana del Rey, Haim o FKA Twigs. Estos ingredientes han favorecido mucho el primer trabajo de una de las apuestas claras del dream-pop de nuestras tierras.

CARLA – Night Thoughts

CARLA

7.7

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

CARLA presenta en su debut diez temas que surgen alrededor de las reflexiones nocturnas y que nos transportaran a paisajes oníricos y flotantes, gracias a las atmósferas que consigue la mezcla de sintetizador y batería. Un inicio agradable y de escucha muy agradecida, suavidad y ritmos que fluyen desde el primer hasta el último tema.

Up

  • Un toque atmosférico y fresco al panorama sonoro de nuestro país ejecutado con coherencia y elegancia.
  • La fusión del sintetizador y la batería son la guía perfecta y acorde en todo momento hacia las imágenes que proponen las letras.

Down

  • En temas como “No Sun” quizá se podría haber apostado por fragmentos menos efectistas para mantener la intimidad que plantean sus figuras literarias.
  • Se echan de menos más momentos de movimiento e intensidad rítmica.