Siberian Wolves son, sin lugar a dudas, uno de los descubrimientos del panorama nacional del pasado 2015. La banda de Alex Barberá y Borja Put sigue presentando durante estos meses su LP debut “Siberian Wolves” y ya han logrado captar la atención de festivales de la talla del Primavera Sound o del AnfiRock de Huelva. El dúo procedente de Xàtiva ha conseguido grabar un larga duración debut que destila un particular sonido híbrido entre estilos variopintos como el noise pop, el hard rock setentero o la psicodelia, pudiendo incluso apreciarse destellos de grunge. Ellos avisan de que el aroma al sello Sub Pop será constante, con influencias que abarcan desde Led Zeppelin hasta Spacemen 3 o The White Stripes y texturas de la psicodelia actual como Temples o Tame Impala. Nada mal, ¿verdad?

Su batería y vocalista Alex Barberá nos ha concedido una interesante entrevista en la que nos habla, entre otras muchas cosas, sobre su opinión sobre la escena musical española y la cultura en general, sus experiencias al tocar con Siberian Wolves y anécdotas que tuvieron con nuestro querido Ty Segall y compañía al telonear a una banda como Fuzz en Madrid.

Últimamente las bandas emergentes deciden publicar su debut en forma de EP antes de dar el salto al formato de larga duración. ¿Qué os llevó a lanzaros de primeras a por un LP?

Tanto Borja como yo queríamos tener un directo de buena calidad y decidimos estar durante un año ensayando antes de publicar nuestro primer trabajo. Este año de trabajo previo es lo que nos hizo sacar directamente un LP.

¿Cómo fueron los días de grabación de ese «Siberian Wolves» en los Estudios Reno? ¿Fue una grabación rápida o hubo alguna clase de contratiempo? ¿Cómo conocisteis a Jorge Martí Climent?

No, la verdad es que no hubo ni un contratiempo. Reno es de los mejores estudios que hay y, claro, tienes que pagar su precio. Esto hizo que tuviéramos que hacer la grabación y la mezcla en tan sólo cinco días, pero fue un autentica maravilla gracias al personal que trabaja allí. Esas personas se conocían el estudio al dedillo y fue un auténtico placer trabajar con ellos.

Respecto a Jorge, él es de nuestro pueblo y ha vivido en Madrid trabajando de técnico de sonido. Entonces, un día que vino a Xàtiva, le comentamos lo que queríamos hacer y se mostró interesado en el proyecto y al escucharnos decidió involucrarse. Y, junto a él, decidimos ir a los estudios Reno. Él es nuestro productor y quien ha grabado el disco.

Antes cuando ibas a ver a un grupo indie de aquí había una diferencia abismal con uno extranjero. Ahora no. Creo que el nivel musical se ha profesionalizado mucho.

Eres el vocalista principal y baterista de Siberian Wolves. ¿De verdad es tan difícil como parece compaginar estas dos tareas?

Yo llevo desde los ocho años estudiando batería y percusión y son ya muchos años con este instrumento. Esto hace que interiorices, en cierta medida, los ritmos que tienes que tocar y prestes más atención a la voz, porque yo no soy cantante. Canto porque uno de los dos tenía que cantar [Risas]. Otra de las cosas de las que más atento tengo que estar es cuando loopeamos en directo, ya que tengo que escuchar el ritmo al que va el loop. En realidad, esto último es en lo que más tiene que estar mi cabeza, porque lo otro a base de repetir se interioriza mucho.

Habéis actuado en directo en La 2 de Televisión Española en el programa ‘Los Conciertos de Radio 3’. ¿Creéis que los medios de comunicación, especialmente los públicos, dan suficiente cobertura a la escena musical española?

La verdad es que siempre se puede hacer más. Nunca es suficiente. Y esto no quiere decir que den poca cobertura, sino que los medios más importantes se cierran siempre a las mismas bandas. Bandas que por otra parte no necesitan ningún tipo de promoción porque son conocidas por todo el mundo. Siempre les falta hacer una apuesta por esa gente que estamos peleando por hacernos un nombre en la escena musical. Sin embargo, los medios más pequeños se hacen más eco de los grupos pequeños. Eso tiene mucho valor. Es una apuesta y a la larga si luchas por ella debería salir bien.

Sois una banda con una notable cantidad de conciertos y festivales a vuestras espaldas. ¿Tenéis ya alguna anécdota con más agrupaciones conocidas? ¿Cómo es la convivencia en los backstages de los festivales?

La verdad es que nos ha sorprendido mucho que este año hayamos tenido tantos conciertos. Algunos de ellos espectaculares, como el que teloneamos a Fuzz. Este último fue una de las experiencias de nuestra vida porque pensamos que Ty Segall es el Kurt Cobain del siglo XXI. Poca gente lo hace tan bien como él. Cuando conoces a Ty te das cuenta de lo normal que es aunque tenga sus cosas. Por ejemplo, se ponían a hacer concursos de quien gritaba más entre ellos [Risas]. Una locura. Además nos ayudaron un montón y nos dieron muchísimos consejos mientras nos tomábamos unas cervezas. Son un grupo muy majo y agradable.

entrevista-siberian-wolves-marzo-2016-2

Desde vuestra perspectiva, ¿qué salud tiene la escena musical valenciana, en comparación a lo que veis en el resto de España? ¿Puede que influya el gran número de festivales veraniegos que hay en la región en este ‘boom’ de nuevos artistas?

Pues la verdad es que tanto a Valencia como al resto de España las veo muy bien. Están saliendo cosas muy buenas en diferentes comunidades autónomas gracias a la música independiente. Antes se focalizaba todo en Barcelona, Madrid, Granada y poco más; ahora parece que sitios como Murcia, Valencia, el Norte y otros sitios así tienen bandas que, realmente, están empezando a dar mucho que hablar. No creo que tengamos una ventaja respecto a otras comunidades por tener más festivales. Nosotros, por ejemplo, hemos tocado más fuera que aquí. Si quieren que toquen, tocas. No tiene que ver de dónde procedas.

El nivel está en general muy alto. Fuimos a un festival en el que había bandas españolas y británicas y estábamos muy a la par. Antes cuando ibas a ver a un grupo indie había una diferencia abismal. Te hablo de bandas emergentes que no llenan estadios. Obviamente, si vas a ver a Gorillaz te quedas estupefacto, porque son grupos que son la leche. En definitiva, creo que el nivel musical se ha profesionalizado más en nuestro país.

Vuestro «Siberian Wolves» tiene notables tintes psicodélicos, ¿creéis que los álbumes con sonidos distorsionados y constantes coros son más complicados de representar en directo? ¿Puede ser esto una desventaja?

La verdad que sí, nosotros nos vemos realmente limitados a la hora de grabar porque luego todo eso lo queremos transmitir en el directo y no queremos llevar secuencias grabadas ni nada de eso. Lo bueno del directo es eso, que dos personas intenten apañárselas con lo que tengan.

Respecto a los coros, siempre pienso que está bien meterlos. Hay que tener claro que el  sonido del disco es una cosa y el del directo otra. En el disco siempre se busca el sonido más perfecto dentro de la imperfección. Pero bueno, la limitación siempre está ahí y en los directos hacemos lo que podemos.

¿Con qué canción disfrutáis más en vuestro conciertos? Y por lo que veis en los directos, ¿con cuál creéis que disfruta más el público?

Disfruto mucho con «And Love Together». Es una canción con mucha fuerza y creo que es la que más me gusta tanto del disco como del directo. Y del público pues no sé muy bien, la verdad. Yo estoy tan metido en mi cabeza que ni me entero. Aunque creo que depende del día. Hay veces que nos sale mejor una, otras veces otra. Aunque bueno, suele ser «Find The Forest» la que mas suele alabar la gente porque lleva bastantes loops al final.

Pensamos que Ty Segall es el Kurt Cobain del siglo XXI.

¿Definiríais vuestro sonido como oscuro? ¿Creéis que vuestro estilo y sonido robustos escasean en el panorama español?

Mas que oscuro definiría el sonido de Siberian Wolves como cuando pisas un pedal de fuzz y sale la onda. Es un sonido estridente. Creo que tenemos partes oscuras y alegres. La oscuridad, en realidad, te la da mezclar. Si tu modo de masterizar es al estilo anglosajón suena más a ‘caverna’ y si tiras por el modo americano suena todo como más suave. Nosotros elegimos la primera forma.

Y creo que nuestro estilo sí escasea más. Esto es porque la gente al crear un grupo se fija en los que están dando el ‘pelotazo’ en ese momento y ahí es cuando se engañan a ellos mismos. El ‘boom’ lo vas a tener cuando hagas algo distinto que de verdad guste a la gente. Por eso ahora hay tanto grupo indie-pop, que no digo que sea malo, pero ahora hay muchísimo. La verdad es que hay buen indie-pop y garage en España.

¿Os encargáis los dos de la parte compositiva?

La verdad es que todo está bastante a la par. A mí es al que se le suelen ocurrir las melodías, entonces las grabo con el móvil, se lo enseño en el local de ensayo a Borja y guitarra en mano sacamos la canción adelante. Él crea él solo, aunque la letra la escribimos entre los dos y yo me encargo más de la estructura.

¿Habéis tenido alguna vez u os planteáis incluir músicos para los directos? ¿En vuestro álbum ha colaborado alguien o sólo vosotros dos?

No, nunca. En directo siempre hemos sido él y yo. Y en la composición del álbum también estuvimos solos Borja y yo. Había un riff en «Find The Forest» que no le salía a Borja y lo intentaron otros chicos, pero al final fue Borja quien consiguió grabarlo.

¿Estáis preparando nuevo material? ¿Os resulta complicado componer canciones durante una gira o resulta más fácil que llegue la inspiración?

Sí, estamos preparando otro trabajo, pero no tenemos definido si será un EP o un LP. Estamos viendo qué sellos están interesados en sacarlo y cuadrando fechas.

Respecto a la otra pregunta, tampoco somos una banda de grandes giras. Tenemos una media de dos o tres conciertos por mes. Eso hace que tengas mucho tiempo libre entre semana y en algunos fines de semana, así que componemos nuevos temas y damos conciertos a la vez.

¿Tenéis en vuestro repertorio canciones de lado B o piezas que aún no habéis incluido en ningún trabajo?

Sí, estamos tocando dos canciones nuevas en los conciertos que irán para el próximo trabajo que sacaremos o a finales de 2016 o principios de 2017.

Para aquellos que os quieran seguir… ¿en qué citas podremos encontrar a Siberian Wolves en los próximos meses?

Pues tenemos varias. El 8 de abril tocamos en Pamplona, el 9 en Donosti y el 29 de ese mes en Sevilla. Luego estaremos en el festival Tomavista de Madrid, también iremos al Primavera Sound y, por último, al AnfiRock de Huelva.