Pablo Und Destruktion tiene una prótesis de titanio, nueve tornillos clavados de lado a lado en su brazo que cuando cambia el tiempo le provocan serias incomodidades. Es una persona abierta y habladora, coge confianzas rápido y se enfada mucho cuando alguien falta a la verdad. Le gusta la amistad, la libertad y el buen tiempo. No le gusta la injusticia, la maldad, ni los niños malcriados. Habitualmente se dedica a desatascar pozos negros en la ‘Comarca de la Sidra’, en Asturias, pero de vez en cuando también le da a la música y al verso”. El objetivo de nuestras entrevistas relámpago es tratar de acercaros más a la persona que hay detrás del músico, y qué mejor manera de ilustraros al asturiano Pablo García Díaz, más conocido como Pablo Und Destruktion, que como él mismo se presenta en su perfil de Bandcamp. Si su nombre todavía no te sonaba, siéntate y descubre un poco más a uno de los artistas nacionales más prometedores del momento.

Nombre y apellidos. Lugar y fecha de nacimiento:

Pablo García Díaz. Gijón. 20-02-1984.

Nombre artístico. ¿Por qué?

Pablo Und Destruktion. Para desenfundar la pasión destructiva y llegar a la alegría de la creación.

Un consejo para los que estén dando sus primeros pasos en el mundo de la música y quieran lograr dedicarse a ello profesionalmente:

La música no importa, la profesionalización no importa, esto es una cuestión de ideales capaces de modificar tu percepeción de la realidad y si hay suerte la de tu público, ese debe ser el objetivo y ese el único premio.

Retrocedemos en el tiempo… ¿qué escuchaba tu familia cuando eras pequeño?

Asturianadas, rock sesentero y Julio Iglesias.

¿Primer disco en tu colección?

“Grandes éxitos” del Dúo Dinámico.

¿Tu primer instrumento?

El casiotone.

¿Primer recuerdo musical?

Bailar con Bing Crosby en Navidad.

¿Artistas o bandas que empezaste escuchando y consideras que te marcaron o influyeron enormemente?

A lo mencionado anteriormente añadiría Frank Sinatra y The Velvet Underground por parte de mi padre; Los Brincos y Raphael por parte de mi madre; Juanín de Mieres y El Presi por mi abuelo y Eskorbuto y La Polla Records de cosecha propia.

¿Qué disco recomendarías que consideras imprescindible para ti?

“Pink Moon” de Nick Drake.

¿Y un álbum doble?

“Cajas de música difíciles de parar” de Nacho Vegas.

¿Un disco que esté en tu opinión sobrestimado y que te resulte imposible escuchar?

Hay cientos, géneros enteros, así que prefiero no señalar a uno.

¿Qué músico o grupo te parece que está infravalorado (ahora o históricamente)?

Mute Swimmer, un cantautor inglés afincado en Berlín con el que, por cierto, giraré en junio.

¿Y sobrevalorado?

Muchos igualmente, una industria entera se basa en sobrevalorar.

Banda o artista que apuestas para el futuro y que recomiendas seguir de cerca:

STA.

Si nos subiéramos al DeLorean para traer de vuelta un grupo o artista inactivo o que haya fallecido, ¿a quién elegirías?

Edith Piaf.

¿Y a quién meterías y dejarías perdido en otra época?

Bertín Osborne.

Década favorita en la historia de la música:

1950.

Cinco artistas/bandas con los que te quedas de esa etapa:

Little Richard, Edith Piaf, Johnny Cash, Miles Davis y Carlos Gardel.

¿Algún momento especial en tus inicios?

Cuando toqué en una cueva del Sacromonte granadino para tres personas o mis giras europeas de medio año y diez asistentes de media.

Experiencia más dura de tu carrera:

Lo que no te mata te hace más fuerte, así que todo bien.

¿Aficiones o gustos más allá del ámbito musical?

Teatro y surf.

Una película:

También los enanos empezaron pequeños.

Un libro:

El ejército negro de Servando Rocha.

Un lugar:

El valle de Valdediós en Villaviciosa (Asturias).

¿Tu gran sueño es…?

Ya no tengo grandes sueños, muchos pequeños y absurdos.

¿Te da pánico…?

Tener hijos y que me caigan mal.

Un músico/a con quien te irías de fiesta sin dudarlo:

Jonathan Richman.

¿Y si estuvieras perdido en la selva quién crees que además de dotes musicales podría echarte un cable o amenizar la espera de un rescate?

Cualquiera de mi clan, La Tribu del Trueno, soy su mayor fan y les quiero bien cerca en esas situaciones.

Cinco discos que te llevarías para escuchar en una isla desierta:
  • “Kalte Sterne” de Einstürzende Neubauten.
  • “Pink Moon” de Nick Drake.
  • “The Boatman’s Call” de Nick Cave.
  • “Jane and Serge 1973” de Jane Birkin y Serge Gainsbourg.
  • “La Onda de Elia y Elizabeth”.
Hoy es el fin del mundo… ¿Qué canción te pondrías a escuchar o bailar?

“The Mercy Seat” de Nick Cave.

Un frontman con quien te gustaría compartir el escenario:

Nick Cave, claro.

ELEGIR UNA DE LAS OPCIONES Y DECIRNOS EL MOTIVO BREVEMENTE

¿The Doors o Pink Floyd?

The Doors, la voz.

¿Led Zeppelin, Deep Purple o AC/DC?

Led Zeppelin, el Lago Ness.

¿The Who o Small Faces?

Small Faces, la clase.

¿The Clash, Ramones o Sex Pistols?

Sex Pistols, los burros y divertidos.

¿Oasis o Blur?

Blur, más finos.

Letras… ¿Bob Dylan, Neil Young o Bruce Springsteen?

Bob Dylan con diferencia.

¿John Lennon o Paul McCartney?

John Lennon, envejeció mejor.

¿Chuck Berry o Elvis Presley?

Elvis Presley, para un blanco que lo hace bien…

¿David Bowie o Marc Bolan?

David Bowie, por fracasar tantas veces antes del triunfo definitivo.

¿The Beatles o Rolling Stones?

The Beatles, por haceros la pelota.