Cristóbal Colón buscaba llegar a la India por el oeste y encontró América, y Alberto (guitarra) y Jess (bajo) buscaban vocalista para su banda western y encontraron a Rafa (voz). Teniendo en cuenta la potencia del descubrimiento, decidieron ‘hacer un proyecto exclusivamente para él’. Entonces apareció Fernando (batería, y gracias al que el grupo tiene nombre, todo hay que decirlo) y encajaron a la perfección, a la vista está. A partir de ese momento, ellos 4 son Viva Suecia.

Desde 2014, cuando sacaron su primer EP “Viva Suecia”, no han parado. Y no tiene pinta de que vayan a hacerlo: ahora vienen pisando más fuerte que nunca con su nuevo trabajo “La Fuerza Mayor”, donde dejan ver la contundencia que ha cogido la banda en estos dos años de vida. Por si la incorporación del grupo a Subterfuge Records no fuera garantía suficiente, Viva Suecia han colgado el sold out en la presentación del nuevo disco en salas como Costello y Caribou. Yo no les quitaría el ojo de encima…

Hemos tenido la oportunidad de hablar con Jess (bajo), que nos ha transmitido la tremenda ilusión que está poniendo la banda en esta nueva etapa (que esperan que dure siempre). ¡Mirad!:

Para quien no lo sepa, vuestro nombre nace de una casualidad alimentada por los grupos suecos que escucha Fernando (batería). ¿Todos tenéis influencias tan excéntricas? ¿Qué inspira a Viva Suecia?

Cada uno tiene sus influencias pero también tenemos algunas comunes: grupos nacionales como Standstill o Los Planetas. Coincidimos en el sonido indie (por decirlo de algún modo) de los 90: el noise, el shoegaze… Luego, a Alberto le gusta mucho la música americana, yo tiro más hacia todo, ¡escucho de todo! Y Rafa un poco igual; lo mismo escucha indie que escucha cantautores.

Sin duda, habéis sido uno de los grupos revelación de 2015, y el fichaje por Subterfuge lo revela con creces. ¿Cómo es vuestra relación con ellos? ¿Qué se siente al compartir sello con bandas como McEnroe o Mercromina?

Has dicho dos bandas que para nosotros son… ¡Imprescindibles! Tanto Mercromina (de los que yo soy bastante fan) como McEnroe (con los que además nos une un gran amistad). Pero ya no sólo ellos, también está Neuman, Sexy Sadie, Marlango, Fangoria… de todas las bandas que han pasado por Subterfuge he sido fan.

Respecto a lo que se siente… Imagínate para mí que, además de ser el mayor, he estado moviéndome mucho siempre por la música y muy metido en esto, lo que es estar en Subterfuge, ¡es un sueño! Además, lo que te digo, que básicamente he sido yo el que ha arrastrado [Risas] a los demás al sello.

El vinilo ofrece cosas que no ofrece la música de forma masiva.

Parece que en Murcia los grupos nacen y crecen de manera exponencial, pero también parece que quien más habla de ‘la escena murciana’ es la propia escena murciana. ¿Qué opináis de esto?

En Murcia pasa una cosa muy peculiar, que antes ha pasado en otras ciudades como en Madrid en los 80 o en Granada en los 90. Aquí actualmente hay muchas bandas con muchísimo talento y no sólo en el indie, ¿eh? Voy más allá, lo que pasa es en la cultura en general: hay mucha gente que pinta, que hace esculturas, gente de audiovisuales que hace cosas espléndidas… Se ha generado por así llamarlo un circuito en el que hay una retroalimentación: si tú ves a tu compi de instituto que ahora tiene un grupo y lo hace genial, te motiva para intentarlo tú también y además te da esperanzas de que se pueda llegar a algo. Por otra parte, esa cercanía en la que todos nos conocemos hace que nos esforcemos más (lo primero) y que confiemos en que puede funcionar. Yo creo que la escena se ha creado a causa del contagio de unos a otros.

Además, nosotros por ejemplo ensayamos al lado de grandes bandas como Nunatak, Neuman, etc., así que al final nos conocemos todos. Por otro lado, los que vamos a los conciertos somos siempre los mismos y los que vamos a locales donde pinchan la música que nos gusta, también. Formamos un círculo en el que estamos todos en contacto.

¿Cómo surge que os grabe Paco (Neuman) y qué supone para la banda? ¿Habéis pensado en formar un supergrupo? Saldría algo curioso…

[Risas] Lo de formar un supergrupo… ¡Ni nos lo hemos planteado! Neuman está a tope y nosotros ahora también empezamos a tener bastantes conciertos y bastante trabajo. Pero si surgiera ten por seguro que lo haríamos porque con Neuman nos une una gran amistad y de hecho, Paco nos produjo por eso principalmente, porque somos amigos. Cuando nosotros nos formamos (el primer ensayo fue en diciembre de 2013) estuvimos dos meses tocando y ya nos metimos a grabar, más que nada porque queríamos darle forma y queríamos escuchar un disco de lo que estábamos haciendo para saber si sonaba bien, y qué mejor persona que un amigo para orientarte, producirte…

entrevista-viva-suecia-marzo-2016-2

Publicasteis vuestro primer EP “Viva Suecia” al poquísimo tiempo de empezar y ahora, un año después, ya tenéis un buen hueco en el panorama nacional. En otra entrevista dijisteis que es muy importante ‘saber acertar’, ¿creéis que es lo que habéis hecho para llegar hasta aquí, o para que un grupo emergente ascienda de tal forma influyen otros factores ajenos al grupo?

Nosotros lo que creemos es que además de hacer buenas canciones (que es la clave para que un grupo pueda funcionar porque tienes que gustarle a la gente), es decir, hacer música, también tienes que saber gestionar tu música, saber cómo llegar al público, a los sellos, a los promotores… Y eso requiere un trabajo que no tiene nada que ver con lo musical ni con lo artístico. Al revés, en algunos casos requiere un trabajo burocrático, de contactar con gente, de llevar 20 discos en el bolso por la calle por si te encuentras a alguien, dárselo y comerle la cabeza [Risas]… Al final es así, y eso es lo que nosotros hemos hecho: si quieres funcionar y poder tocar tienes que mover tu música, y cuando no tienes un profesional detrás que lo haga (como nosotros ahora con Subterfuge), tienes que hacerlo tú, y te puedo decir que eso lleva casi más horas de trabajo que las que le dedicas a la banda en lo musical.

De dicho EP sacasteis con Clifford Records una edición en vinilo. Cada vez más grupos apuestan por ello, ¿está resurgiendo el formato o su público se reduce a los melómanos melancólicos?

Yo quiero pensar que cada vez hay más gente que accede al vinilo llamada por una forma romántica de escuchar música. Ten en cuenta que ahora mismo es muy fácil escuchar de todo en cualquiera de las plataformas de streaming pero realmente, oyendo música así, no le prestas la atención que requiere un disco para descubrir las sorpresas que te puede ofrecer en producción, en sonido, en letras… Eso te lo ofrece el vinilo: el vinilo ofrece cosas que no ofrece la música de forma masiva. Cuando pones la aguja encima del vinilo yo creo que lo que realmente quieres es que todo esté en silencio, que nadie te moleste, sentarte y escuchar solamente eso. Y a la gente a la que realmente le gusta la música, eso la llama un poquito, ¿no? Yo conozco a muchas personas que están comprando ahora un giradiscos por primera vez y se están iniciando en la compra de vinilos. Sin ir más lejos, yo tengo y escucho muchos vinilos y es algo que suelo hacer los domingos porque es cuando no tengo nada que hacer.

Hemos intentado sacar un disco en el que no sobre nada, en el que la persona que se ponga a escuchar la primera canción se quede hasta la última sin saltarse nada.

En 2015 sólo se os veía de teloneros, y ahora, con la salida del nuevo disco, vais a hacer una gira de presentación vosotros solos y ya habéis colgado el sold out en la Costello. Esto denota que la gente cree en vosotros y en vuestro nuevo trabajo. ¿Sentís un extra de presión por las expectativas que estáis generando?

Lo que sentimos es mucha emoción y un gran agradecimiento a la gente que está confiando en nosotros. Yo no lo llamaría presión como tal, es ilusión por saber que hay personas a las que le gusta tu proyecto, que van a ir a sitios a verte en directo… Es una pasada, algo que no nos habríamos imaginado nunca. Llevamos toda la vida esperando algo así, no nos vamos a dejar llevar ahora por el vértigo o por presiones, vamos a intentar disfrutarlo al máximo.

¿Cómo fue la presentación del disco en el Fnac de vuestra ciudad?

¡Muy bien! Fnac estuvo hasta arriba, no nos lo esperábamos. Fue muchísima gente, se vendieron todos los discos, se formó una cola de dos horas para que los firmáramos… Esto sí que nos cuesta un poco asimilarlo, nunca nos había pasado, ¡fue rarísimo! [Risas]

Siempre decís que creéis en el formato EP. De hecho, en el nuevo trabajo del que hablábamos, volvéis a apostar por él. ¿Es por aquello de ‘lo bueno, si breve, dos veces bueno’?

Es una manera de quitarte las típicas y a veces mal llamadas (pero otras veces es muy acertado el término) ‘canciones de relleno’. Nosotros teníamos muchas canciones y podríamos haber hecho un LP pero al final queríamos un trabajo redondo, que sonase continuo y la manera de hacerlo fue quedarnos con las canciones exactas. Hemos intentado sacar un disco en el que no sobre nada, en el que la persona que se ponga a escuchar la primera canción se quede hasta la última sin saltarse nada. Siendo 6 canciones, creemos que se puede conseguir porque al final son 35 minutos de música y no da tiempo a que se cree esa típica preferencia que se da en los LPs por “x” canciones que hace que des de lado a las otras. Ya no por nada, sino porque es más difícil prestarle atención a 20 canciones que prestársela a 6.

¿Qué podéis contarnos sobre este nuevo disco? El videoclip de “Bien por ti” lo presenta sugerente, cuanto menos.

Es algo que hemos hecho con muchísima ilusión y al final creemos que, aunque nosotros no podemos ser objetivos porque hemos parido nosotros la criatura [Risas], hemos conseguido que suene intenso y épico, que era lo que queríamos.

El videoclip ha sido un trabajo que ha hecho de forma excelente El Paso Producciones, que es una productora de Murcia también. Vimos un vídeo suyo que hicieron a Roi Nu y nos encantó la estética; cómo jugaban con las imágenes, con los colores, con la fotografía… tenía mucho que ver con Viva Suecia, y entonces decidimos apostar por ellos.

Dicho videoclip se ha inspirado en obras de Bukowski y Berlanga. ¿Cómo surge la idea?

Cuando nos reunimos con los chicos de El Paso, les mostramos más o menos cuál era el estilo de vídeos que a nosotros nos gustaba y ellos lo captaron perfectamente. Aunque nuestra música sea muy sentimental y tal, no es que seamos siempre así y ellos vieron en nosotros el punto de gamberrismo, macarra o sexual que tiene Bukowski. Y cuando nos propusieron basarse en eso después de la primera reunión la verdad es que nos encantó.

¿Qué preferís, pedir perdón o pedir permiso?

A título personal, yo prefiero pedir perdón. Prefiero hacer las cosas y si luego tengo que disculparme, ya lo arreglaré como sea. Pedir permiso es una forma muy pasiva de afrontar la vida.

¿Viva Suecia van a estallar en esta nueva etapa? ¿Cuánto os gustaría prolongarlo?

Nos gustaría prolongarlo toda la vida. Viva Suecia hemos conseguido ser cuatro amigos o, más que amigos, hermanos. No somos una banda al uso, además de montarnos en la furgoneta y tocar juntos, estamos todo el día en contacto, salimos juntos… Hemos creado una hermandad entre nosotros que nos gustaría que durara siempre. Llevamos soñando con poder acceder a la música muchísimo tiempo y yo creo que cuando llega algo así lo que quieres es que dure lo máximo posible.