Quique González – Delantera Mítica

QUIQUE GONZÁLEZ

Lo siento, pero «tenía que decírtelo«: tus ídolos son personas que también fallan los solos de guitarra. Te han robado el dinero y nadie sabe dónde está y los políticos de ahora se van a convertir dentro de poco en «los presidentes de la desesperación«… Aunque esto parezcan ideas sacadas de una novela de Orwell, la realidad es que recuerdan y mucho al tiempo que nos ha tocado vivir.

De esta crisis cultural y política, que repercute en todos los demás problemas, beben las nuevas letras de Quique González. Al cantautor madrileño le queda cada vez más estrecho ese traje y mucho más entallado el de rockero con grandes canciones. De hecho, para este “Delantera Mítica”, su noveno álbum de estudio, continúa la herencia del “Daiquiri Blues” y deja a un lado la (a ratos) experimentación sonora de algunos cortes del “Avería y Redención” para volver a Nashville y grabar de la mano de Brad Jones uno de sus discos más redondos.

Una obra que llega con una polémica bajo el brazo, después de que su autor desvelara el título en redes sociales. Una acción que le llevó a enfrascarse en una discusión algo subida de tono en la que tuvo que reivindicar su trabajo y su homenaje a aquella cuadrilla de amigos que te sabes de memoria, como la alineación de tu equipo favorito.

Una vez más, Quique González demuestra que es un artista que hace lo que le da la gana desde hace tiempo, cuando terminó de mala manera su relación con su anterior sello discográfico para montárselo por su cuenta. Él «se juega su pasta« (como ha declarado en alguna ocasión) y por eso, el resultado es exactamente el que desea. La apuesta por una nueva banda también ha sido un detalle determinante. Con ellos no sólo ha grabado el disco, sino que también ha montado una alineación de gala para salir de gira y defender el trabajo de forma muy fiel a lo que suena en el estéreo. Prueba de ello es su reedición, “Delantera Mítica: Obras completas”, que tiene una coherencia entre las primeras tomas, las grabaciones del disco en sí y las posteriores versiones en directo de los temas.

quique-gonzalez-delantera-mitica-2

Para este “Delantera Mítica” continúa la herencia del “Daiquiri Blues” y deja a un lado la (a ratos) experimentación sonora de algunos cortes del “Avería y Redención” para volver a Nashville y grabar de la mano de Brad Jones uno de sus discos más redondos.

Tenía que decírtelo” es el primer single que pone de manifiesto que los cuatro años de espera desde el último disco le han vuelto a amueblar la cabeza de ideas. Con clara vocación de crítica social llega el estribillo con ese «Ya están aquí para cubrir el expediente, Los presidentes de la desesperación«El cantante ha logrado imbuir el más puro estilo americano a su sonido. Así, “La Fábrica” recuerda a Tom Petty, con una mandolina muy presente y la mano de César Pop se nota en la emocionante “Dallas-Memphis”, que cuenta con acordeón marca de la casa. Después, el electrocardiograma del disco se dispara con “¿Dónde está el dinero?”, la pregunta que todos nos hacemos tras años de crisis. La primera canción con tintes rockeros de este álbum y que nos recuerda a alguno de sus primeros discos. Del mismo palo, “Parece mentira” le sigue los pasos con un medio tiempo que carga contra lo fácil que nos acostumbramos a lo malo que nos rodea.

A partir de aquí, el disco inicia un camino hacia lo acústico sólo interrumpido por la certera “Viejos Capos”, con algún guiño a Dylan y que pone el contrapunto a la segunda parte del elepé. Antes, firma uno de los cortes más dulces con “Las chicas son magníficas”, una canción donde volvemos a escuchar una steel guitar y que cuenta con la voz de Zahara en los coros. La andaluza se queda para la siguiente, “Me lo agradecerás”, en la misma línea de la canción anterior, esta vez con algunos arreglos orquestales.

Uno de los discos más completos y con una producción más cuidada que haya grabado este artista, que ha evolucionado para alcanzar exquisitez sonora y letras certeras y críticas.

Después de que los jóvenes católicos descarguen, llega un canto a la amistad más profunda… la que tiene un hombre con su perro. “No encuentro a Samuel” está dedicada al mejor amigo de Quique, aunque el tema en sí ha sido rescatado (y regrabado) del documental sobre la grabación del disco «Avería y Redención #7», que el madrileño tituló: “¿Dónde están las gafas de Mike?”. Se acerca el final del disco con “No hagas planes”, una canción íntima que invita a disfrutar del presente, sobre todo en las relaciones sentimentales, y que es casi un acústico de guitarra y voz, de los que tanto le gustan al artista. Después, el corte que pone nombre al disco, “Delantera mítica”, da la puntilla al CD con un texto y una melodía muy inspiradas, con las que deja la puerta abierta a volver a hacer rotos a cualquier defensa con tus compañeros de equipo de cada fin de semana.

Para cerrar, Quique se pone en la piel de Bob Dylan, uno de sus grandes referentes, y se atreve con una adaptación al castellano de una de sus canciones más emblemáticas: “Is Your Love In Vain?” (“¿Es tu amor en vano?”). Según cuenta, el cantautor comenzó a traducirla como un simple ejercicio, pero el resultado le gustó tanto que se la quedó para ponerle el broche a su nuevo álbum. Una versión que en manos de otro artista podría sonar a sacrilegio, pero que a Quique González le queda como un guante, aportando una letra muy fiel a la original del genio de Duluth.

En definitiva, uno de los discos más completos y con una producción más cuidada que haya grabado este artista, que ha evolucionado para alcanzar exquisitez sonora y letras certeras y críticas. Un disco que nos dice que hay esperanza. Que hay que creer en Dylan y en la importancia de las buenas (y las malas) amistades para encontrar un poco de fé este mundo. Todos tenemos nuestra delantera mítica. En la mía, Quique González es la estrella.

Quique González – Delantera Mítica

QUIQUE GONZÁLEZ

8.0

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Quique González se vuelve a ir a Nashville para traerse uno de los mejores discos de su carrera, con una producción exquisita y músicos envidiables. Letras cargadas de crítica social y canciones con un sonido totalmente americano son algunos de los jugadores de este “Delantera Mítica”.

Up

  • Disco muy homogéneo. Todos los temas tienen un sonido coherente, con influencias muy americanas.
  • El homenaje a Dylan en forma de adaptación. Es difícil versionar al maestro, pero le ha salido muy bien.
  • Crítica social. Algunas canciones apuntan a dar contra los temas más de actualidad de estos últimos años: la crisis económica, la inestabilidad política…
  • Su posterior reedición, “Delantera Mítica: Obras completas”, ofrece una gran perspectiva de cómo han ido creciendo las canciones desde su fase de composición hasta que estallan en directo.

Down

  • Es complicado ponerle pegas a un disco tan personal, pero echamos en falta alguna canción más movida y rockera como las de discos anteriores o de este, como “Viejos Capos” o “¿Dónde está el dinero?”.
  • Los cuatro años de espera a los que nos condenó desde el “Avería y Redención #7”.