Su nombre no podía ser más acertado, nuestros protagonistas de hoy son pura dinamita. Sus temas, a veces acelerados y otras más tranquilos, vienen pegando muy fuerte. Estos jóvenes hacen muuucho ruido; y eso que sólo son dos. Temas directos, sin premeditación alguna nos transmiten esa fuerza y esa frescura propia de la juventud.

Amigos de infancia, Xavi Saenz (batería y segundas voces) y Nacho Zugaza (guitarra y voces) comenzaron a tocar juntos en 2008, con unos dieciséis años. Formaron un grupo de versiones y después tocaron en más bandas, tanto juntos como separados. En 2014 estaban ambos en Madrid y decidieron empezar un nuevo proyecto como dúo. Así nació Dinamita Brother. Estos dos madrileños, de 23 y 24 años y autodidactas, han sido siempre unos locos de la música. No les importa qué, quién o cómo, a ellos les gusta todo. Y esta probablemente sea una de las claves de su sonido, imposible de etiquetar.

En noviembre de ese mismo año, la banda lanzó su primera referencia, “BLACKTASTE”. Cinco son los cortes que a base de afilados guitarrazos y alborotadas percusiones componen el EP. La parte instrumental es la que más peso tiene para la banda. Atmósferas de rock psicodelizado predominan a lo largo de todo el trabajo, que fue grabado en el Studio B de Bernardo Calvo. Con unos cuantos bolos ya a la espalda (y los que les quedan) hoy los Dinamita Brother hablan con nosotros para desvelarnos las claves de su particular estilo, de su EP y de sus planes de futuro.

¿Os estáis dedicando plenamente a la música o lo compagináis con otras actividades?

Lo compaginamos, lo compaginamos. Ambos estamos estudiando y currando al mismo tiempo.

 Imagino que querréis hacer de ello vuestra profesión…

Bueno, quién sabe, todo lo que estamos aprendiendo y haciendo tal vez nos sirva en un futuro, pero nuestra idea tampoco es acabar siendo músicos. Nacho es ingeniero y yo estoy acabando la carrera de economía, así que probablemente, como la vida es muy puta, tengamos que acabar currando en una empresa o algo así.

Pero yo sí que tengo la idea de bueno, tocar siempre, seguir en la música e igual acabar en la industria musical, hacer mis pinitos. Pero vamos, por ahora no nos lo hemos planteado, sin aspiraciones locas.

Normalmente partimos de una idea y la desarrollamos. Hacemos clásicas estructuras de primera parte, segunda parte, solo y vuelta y ya está.

Vuestro estilo es muy especial, ¿cómo creéis que os diferenciáis de otras bandas?

Pues… para empezar nos gusta tocar a toda hostia, y pocos grupos conocemos a los que les guste eso. Luego… tenemos influencias que otros tal vez no tengan, nos gustan muchos y variados géneros. Esto nos parece muy importante en ese sentido, porque otros grupos dicen: “Tiramos por un estilo y para delante, y queremos parecernos a estos, y ya está”. Nosotros hacemos un tema como salga y si suena a esto pues bien y si suena a esto otro también, siempre en la línea que estamos intentando crear.

¿Me podríais decir algunos nombres?

De los sesenta las míticas, Jimi Hendrix, los MC5, The 13th Floor Elevators, Iggy Pop, The Who, The Beatles. Luego así mas actual grupos menos conocidos, así del mundo underground, los Godzila, Dark Colours… Nos inspira mucho el rap también, sobre todo para las baterías; a veces hemos tirado hacia esa onda de base de rap como los Butans, A Tribe Called Quest o Wu-Tang. Hay un rapero español que nos gusta mucho también, Escandaloso Xpósito, que creemos que lo está petando. Bueno, y del jazz Miles Davis, John Coltrane, aunque luego no tenga absolutamente nada que ver con lo que tocamos, pero bueno.

entrevista-dinamita-brother-febrero-2016-2

¿Os limita ser un dúo? ¿Pensáis ampliar la banda?

Mmm, son las dos caras de la moneda. Por un lado no hay bajo, y eso es un vacío que tienes que llenar, y que todavía estamos trabajando para llenarlo. Hay momentos en alguna canción que decimos: “Aquí nos falta”, pero bueno, eso ya es ir currándolo. Y por otro lado, el ser dos es la hostia porque todo va súper rápido, hacemos temas en dos-tres horas y para ensayar es súper fácil. Todo lo que es el proceso de un grupo aquí no esta, no hay muchas cosas cosas que componer y luego no hay un bajista que se tenga que aprender la línea… a dos se va rapidísimo y en ese sentido merece la pena.

Entonces, ¿pensáis ampliar la banda?

Pues… lo hemos hablado muchas veces, pero estamos un poco así a lo que venga. Si llega un tío que nos cae bien, que toca bien y que se quiere meter, la puerta está abierta. Pero no vamos a ir a buscarlo, ¿sabes?

¿Cómo tratáis de daros a conocer?

Bueno, pues intentando dar muchos bolos, eso lo primero, que ahí captas mucha gente. Y luego Bandcamp y tal, subimos algún vídeo… El último que subimos la verdad es que nos ayudó un huevo, no esperábamos que fuese a ser tanto. Nos grabaron unos amigos de una escuela de audiovisual y de ahí nos salieron cuatro bolos. Y en redes sociales, en Twitter algo, pero principalmente en Facebook.

Antes me comentabas que partíais del rock, del jazz e incluso del rap; pero hacéis música muy ambiental/instrumental, ¿cómo habéis llegado hasta ahí?

Pues bueno… antes fumábamos muchos porros [Risas]. No, a ver, yo que sé, ahí está un poco la influencia del jazz. De repente no vamos a meter voz, no sé. Como no nos limitamos, nos da igual seguir un camino u otro, para un tema instrumental genial, y eso yo creo que gusta bastante, y a nosotros cuando tocamos.

¿Y los temas cómo salen? ¿Cómo es vuestro proceso compositivo?

Es un proceso muy natural. Partimos como de una idea, ya sea de cualquiera de nosotros como una idea a la batería o a la guitarra, de tocar a boleo, y si esa idea nos gusta a los dos la vamos dando caña y generalmente en muy poco salen. Hacemos míticas estructuras de primera parte, segunda parte, solo y vuelta y ya está. En definitiva, normalmente partimos de una idea y la desarrollamos.

«Madrid» es un corte instrumental, ¿define la ciudad? ¿Cómo suena Madrid para vosotros?

Ehhh… uff, ahí me acabas de pillar totalmente. El título lo pusimos de coña, sin ningún motivo, y luego nos arrepentimos mucho, pero bueno, creemos que simplemente ese tema es un homenaje a Madrid. Al no saber cómo llamarlo y no querer el típico «Floating» o algo que hiciese referencia al cannabis, pues al final dijimos «Madrid», aunque no suene para nada a Madrid. Luego si tú la escuchas y te recuerda a Madrid, pues más que mejor.

Fuzz, potencia y psicodelia.

¿Y «Cali» qué es?

Cali es un vacile. Estábamos en el estudio y no sabíamos de qué cantar, porque en realidad las letras son lo último que hacemos sobre la marcha, en el último momento. Primero cantamos algo inventado en inglés y luego intentamos decir algo. El caso es que estábamos en el estudio y teníamos la coña de decir en algún momento ‘Going Back to Cali’ como la canción de Notorious B.I.G. Y nada, pues eso, otra inspiración del rap, aunque la canción no tenga nada que ver.

¿Y para un futuro cercano qué tenéis en mente? ¿Un nuevo EP tal vez?

Sí, justo, tenemos ahora unos pocos bolos y hemos estado hablando con Fran de Manofacturas Sonoras y a ver si podemos grabar un EP o un single o algo así y lo podemos editar en vinilo, hacer algo guapo.

Por último, ¿Dinamita Brother en tres palabras?

Fuzz, potencia y psicodelia.