El resultado de tres años de trabajo incesante por parte de Spidergawd se ha visto culminado con la publicación de la obra que completa su primera trilogía discográfica y que, como no podía ser de otra manera, llega bajo el título de Spidergawd III. Firmes a su estilo de trabajo y composición y a su identidad musical, tras su debut en 2014 y la publicación de su secuela en 2015, los noruegos daban la bienvenida a 2016 con la rúbrica a tres años de vida en el estudio.

Con su estreno discográfico asentaron con firmeza las bases de sonido en torno a las influencias del rock clásico setentero y a la frescura de la nueva corriente de la música retro. En su segunda incursión, Spidergawd no se quedaron atrás y el resultado fue el de un trabajo todavía más pulido que el anterior. Las mismas ideas desarrolladas con más acierto, versatilidad y brillantez. En este contexto y con unos plazos de publicación innegociables, “Spidergawd III” llegaba con la presión añadida tras la fantástica acogida de su predecesor.

El de 2016 es un trabajo efectivo, no decepciona, cumple con las expectativas y con lo expuesto los dos álbumes previos. El breve lapso de tiempo entre disco y disco proporciona una gran unidad a toda la música de Spidergawd que la banda aprovecha para dotar a sus composiciones de un mismo sentido con lo que su trilogía discográfica se podría aunar en un único gran trabajo. En “Spidergawd III” nada desentona ni por exceso ni por defecto y pese a que el disco de los noruegos sigue siendo igualmente disfrutable que sus predecesores, carece de esas pinceladas de genialidad mostradas previamente y de algún corte verdaderamente innovador.

Fotografía: Uta Freia Beer
Fotografía: Uta Freia Beer

En “Spidergawd III” nada desentona ni por exceso ni por defecto y pese a que el disco de los noruegos sigue siendo igualmente disfrutable que sus predecesores, carece de esas pinceladas de genialidad mostradas previamente y de algún corte verdaderamente innovador.

Si por algo destaca “Spidergawd III” es por el sobresaliente trabajo en la guitarra. Per Borten es dueño y señor del álbum tanto en su trabajo en la voz como en la guitarra y así queda patente desde los primeros acordes de No Man’s Land. Spidergawd son puro rock ‘n’ roll y este es su trabajo más limpio cargado de groove. El ritmo de la canción es alto pero deja apreciar los detalles, desde el riff inicial hasta el extenso y versátil solo y el gran despliegue vocal de Borten. En El Corazón Del Sol nos reencontramos con los Spidergawd más duros, pesados y contundentes. Un tema que atrapa tu interés desde la introducción a cargo de la batería de Kenneth Kapstad, la cual rápidamente confluye con una guitarra distorsionada y muy grave. El metálico sonido de la guitarra nos acompaña recargando toda la canción hasta al éxtasis vocal de Borten y el solo mucho más melódico. El broche final lo pone un solo de saxofón a cargo de Rolf Martin Snustad como anticipo de lo que está por venir.

Los noruegos recuperan el tono del inicio con Best Kept Secrets, una inyección de rock ‘n’ roll de gran ritmo y potencia. Pese a la monotonía rítmica, Per Borten es capaz de romper la canción llevando su voz a límites. Spidergawd no olvidan su lado más stoner y en The Funeral se puede vislumbrar su sonido más Kadavar. En esta interesantísima pieza cada uno de los componentes de la banda suena un punto más grave que en las pistas anteriores y la canción está sumida en una atmósfera mucho más densa. Spidergawd tienen la magnífica cualidad de combinar casi a la perfección todos los elementos que forman su grupo para obtener canciones del nivel de Picture Perfect Package. En está pieza cada elemento tiene su propio protagonismo al servicio de una canción tremendamente rítmica en la que consiguen destacar a partes iguales los solos de saxofón intercalándose con los de guitarra y una siempre incesante batería.

La mejor baza de la banda continúa siendo la fidelidad a una idea y la fantástica cohesión alcanzada entre todas y cada una de las composiciones de sus tres discos.

Para poner el colofón al disco, Spidergawd ofrecen nada menos que una nueva trilogía con el nombre de “Lighthouse”. A gran escala, los noruegos tienen tal exceso de ideas que trabajan a ritmo de disco por año y a pequeña escala parece que este desborde se ha visto reflejado en una canción dividida en tres partes. Lighthouse, Pt. 1 es la pieza más convencional, sin grandes alardes ni florituras. Un tema sobrio, de ritmo versátil y en el que destaca nuevamente el trabajo vocal de Borten. Lo que realmente deseaban los noruegos es dar rienda suelta a todo su torrente instrumental y Lighthouse, Pt. 2 es la excusa perfecta para ello. Guitarra y saxofón se fusionan a la perfección en una suave, melódica y comedida pieza de transición hasta el cierre definitivo. Este lo firma Lighthouse, Pt. 3, una canción que se mueve continuamente en los tonos graves que aporta un pesadísimo y cadencioso bajo. Pese a una breve incursión vocal, este cierre acaba convirtiéndose en un extenso solo de guitarra distorsionado.

“Spidergawd III” es un buen broche a la trilogía compuesta por el grupo noruego. Un disco de talento incuestionable que, sin embargo, no ha logrado la brillantez general de sus predecesores. La mejor baza de la banda continúa siendo la fidelidad a una idea y la fantástica cohesión alcanzada entre todas y cada una de las composiciones de sus tres discos. Por tercer año consecutivo, la corriente de rock retro encuentra en Spidergawd a uno de sus exponentes más destacados.

Spidergawd – Spidergawd III

SPIDERGAWD

7.0

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

La nueva dosis de rock retro de los noruegos Spidergawd es consecuente con su firme propuesta y su identidad musical. Todo lo que se puede imaginar de ellos está presente en su nueva música. Una nueva música que, sin embargo, no logra dar un destacado salto de calidad a la discografía de la banda.

Up

  • Rock retro plenamente disfrutable, sin alardes.
  • La magnífica fusión entre los distintos instrumentos.
  • La fidelidad a una idea.

Down

  • Todo lo que se puede esperar de Spidergawd, pero sin grandes destellos de brillantez.
  • Ninguna innovación.