La escena musical española nunca ha sobresalido sobre las del resto del mundo, especialmente en el rock, eso es un hecho. A decir verdad, en casi ningún género. Pero es por ello por lo que en determinadas ocasiones surge una escena underground potente. Y algo así pasa en Asturias, con grupos de la talla de Acid Mess o sus ‘compañeros’ The Attack of the Brain Eaters, con los que saldrán de gira esta semana. Diez días en los que pisarán diez ciudades (incluyendo una fecha en Portugal), algo casi impensable para la mayoría de grupos underground en este país.

Pero es que Acid Mess nacieron en 2009 bajo el pretexto de tocar, con muchas influencias punk y la idea de hacer una banda al más puro estilo Black Flag. De aquella época solo queda Borja, quien da el toque más salvaje a la banda con las cuatro cuerdas. Más tarde pasaría a formar parte de ella Tony, batería con grandes dotes influenciadas por la música de los 70. Por último nos queda el guitarrista autor de los riffs de Acid Mess, Miguel, con quien hemos hablado para esta entrevista. La mezcla de todos ellos juntos estalla en un ambiente psicodélico de largas canciones donde sólo importa disfrutar el viaje, sin esperar el final. Y para muestra de su productividad, podemos hacer un repaso a sus tres últimos años, en los que han sacado tres grabaciones, dentro de las cuales encontramos casi 90 minutos de Acid Mess en apenas once canciones.

Originalmente Acid Mess comenzó como un grupo punk, ¿en qué momento y cómo se da ese cambio tan repentino a lo que sois ahora?

El momento fue el más oportuno, debido a que nuestro principal batería (Mérida, actual de la banda The Attack Of The Brain Eaters) abandonaba el grupo. En uno de sus últimos conciertos, Luis Casero (ya habitual en todos nuestros proyectos) recomendó a uno de sus amigos que se pasara por el concierto y de paso le dejó caer que buscaban batería. Ese amigo se llama Tony y tras nuestro primer ensayo con él, nos dimos cuenta del gran cambio de estilo de música que íbamos a dar. ¡Nunca nos importó!

¿Cómo llevaron los fans ese cambio?

Si en cuanto a fans nos referimos a los más allegados o quizás a esas personas que siempre nos seguían la pista, podemos decir que nuestra impresión fue positiva y que de no ser así nunca recibimos tal aviso [Risas].

Tenéis canciones muy largas, de hasta cuarto de hora, ¿cómo es vuestro proceso de composición?

Ese proceso casi siempre se inicia con una improvisación que nos acaba llevando al esqueleto de la canción. De no ser así solemos todos traer ideas al local y ponerlas en común, darle sentido y sobre todo quedar a gusto mientras la creas y la tocas. No hay un riff malo, simplemente no lo has tocado lo suficiente.

Vivimos en un país donde la prensa se vende y se traspasa. Los medios de comunicación más ‘importantes’ no renuevan las bandas de las que hablan.

Tenéis canciones en inglés y en castellano, y vuestro último disco es instrumental. ¿Qué os influye a la hora de componer una letra o para hacer directamente una canción instrumental?

La razón es que nunca nos sentimos muy cómodos cantando. Si un tema tiene letra es porque sentimos que la necesitaba, no solemos darle importancia. Experimentamos sonidos nuevos cada año y por ahora es con lo que estamos contentos.

Viendo la relevancia que le han dado a vuestro último disco en páginas internacionales, ¿cómo vive un grupo como el vuestro las trabas que se imponen a los grupos jóvenes en España? ¿Cómo creéis que se puede mejorar?

Vivimos en un país donde la prensa se vende y se traspasa. Los medios de comunicación más ‘importantes’ no renuevan las bandas de las que hablan. Nos salvan los medios de comunicación, promotores y sellos independientes que sin recursos sacan a grupos adelante. Yo lo veo como algo cíclico y sin solución posible, salvo que te lo curres tú mismo.

¿Cómo está la situación musical por Asturias?

Imagino que como en el resto de España. Hay muy buenos grupos pero no hay apoyo ni confianza en ellos.

¿Qué peso tiene la prensa en lo que hacéis? Especialmente Internet…

Internet es el arma de doble filo que parece necesario para poder comunicarte con el exterior. Sacas tu música en las redes sociales, pones unos vídeos en YouTube y ves un cambio muy positivo en cuanto a promoción pero también estás ante millones de grupos que crearon su página y quieren que el mundo les conozca.

entrevista-acid-mess-febrero-2016-2

¿Qué influencias tenéis o a qué creéis que sonáis?

Cada disco que hacemos me da menos ganas de contestar esta pregunta [Risas]. Somos tres personas con una misma base pero con influencias muy distintas, aunque coincidimos en cuidar mucho las dinámicas de las canciones. Creo que la psicodelia siempre estará presente, en todas sus vertientes.

¿Alguna banda con la que os gustaría compartir o haber compartido cartel? ¿Y algún festival?

Estuvimos cerca de poder tocar con Graveyard y queremos quitarnos esa espina clavada. ¡Un festival utópico como el Duna Jam sería un puntazo!

En los tres últimos años habéis grabado «Creedless», «Madre Muerte» y «II«. No son demasiadas canciones, pero sí muchos minutos. ¿Cómo lo hacéis?

Nunca nos preocupamos por los minutos y por suerte siempre nos entró bien en las ediciones de vinilo. Parece que 4 son el límite para cerrar un disco de 12” [Risas].

¿Algún concierto o sala que os marcara especialmente? ¿Alguna anécdota que contar?

Por lo general lo pasamos bien en todos los bolos pero en especial los festivales se llevan un punto más. Tuvimos la suerte de tocar en el Sonic Blast y fue realmente un festival cojonudo al igual que en el Celebration Fest de Francia y el Osa do Mar de Galicia. ¡Las anécdotas se quedaron en el FestiPousa! [Risas].

¿Y algún grupo nuevo que veáis que está saliendo y tiene potencial?

¡Muchos! Pero en especial y para mí desde Green Desert Water y Destruyan Ciudad Accidente de Asturias, pasando por Wet Cactus de Cantabria hasta 1886 de Cataluña.

Por fin habéis anunciado la edición en vinilo de «II» y ahora en Semana Santa salís a la carretera con vuestros compañeros asturianos The Attack of the Brain Eaters. ¿Cómo esperáis esta mini gira y cuál es el futuro que os espera después?

Esperamos sobrevivir a la convivencia y reencontrarnos con viejos amigos. Es difícil saber si no volveremos en negativo pero lo que está claro es que vamos disfrutar por unos días y que el futuro sea igual de bueno que el presente.