Para cerrar el que ha sido para el propio Carlos Sadness un año de éxitos y crecimiento personal y artístico gracias a “La Idea Salvaje”, el artista barcelonés publica un doble single: “Groenlandia & Houdini”. En él, además de la acústica versión de “Houdini (Ukelele Love Song)” (que surgió tras recuperar el instrumento que le habían robado durante un concierto), se atreve a versionar el clásico de Los Zombies “Groenlandia”.

Él mismo ha dicho que “‘Groenlandia’ fue una de las primeras canciones que me llamó la atención cuando era pequeño, y a día de hoy encajaba como anillo en Saturno con “La Idea Salvaje”, con sus momentos galácticos y sus paseos por las selvas. Era una forma de conectar con el pequeño Sadness y su búsqueda de la felicidad. Hay canciones que desearías haber hecho tú, y en el caso de Groenlandia, ni si quiera había nacido… Por eso, quise reinventar su punteo y llevármelo a un sonido parecido a “Qué Electricidad”, subiendo el tempo de la canción (e incluso un par de tonos) y sacándole toda su luz y brillo, dejándola en un maravilloso Re Mayor. Con el vídeo, quería resucitar el clip de los Zombies, lleno de bailes imposibles y colores VHS. Nos grabamos sobre una pared blanca para poder crear el mundo de Groenlandia con garabatos y pintadas… me gusta pensar que el gato es el protagonista de la canción!“.