DMA'S

Parece que en el mundo musical hay hambre de britpop. ¿Cómo si no se va a desplegar de manera tan fulgurante la alfombra roja a un grupo que aún no ha demostrado nada y cuyo repertorio no se extiende más allá de la media docena de canciones despojadas de toda personalidad musical? Este es el caso de DMA’s, un grupo australiano de indie-rock que suenan muy bien, las cosas como son, y que parecen recoger aquel espíritu musical hedonista y entusiasta que representaba la cultura británica a mediados de la década de los noventa del pasado siglo. Las bandas destacadas de aquel movimiento, a saber, Oasis y Blur, parecen ser sus influencias más directas, y no sólo musicalmente. Estéticamente parecen anclados en aquel tiempo, especialmente en el Manchester proletario a juzgar por sus vestimentas. Una imagen muy Gallagheriana.

El grupo está compuesto por Tommy O’Dell como vocalista y Johnny Took y Matt Mason a las guitarras, a los cuales se les unen un bajista y un batería para las actuaciones en directo. La génesis de esta prometedora banda está en Underlights, el conjunto en el que militaban O’Dell y Took, a los que más tarde se les uniría Mason para dar lugar a un proyecto que parece ser el que los lance a una prometedora trayectoria discográfica. Talento no les falta. Aunque ya han anunciado la fecha de lanzamiento de su primer largo, por el momento solo han puesto en el mercado DMA’s, un EP de aire nostálgico, repleto de pegadizas melodías que nos trasladan, inevitablemente, a aquella efervescente Gran Bretaña de los noventa.

dmas-dmas-2

[pullquote]Los australianos DMA’s suenan muy bien, las cosas como son, y parecen recoger aquel espíritu musical hedonista y entusiasta que representaba la cultura británica a mediados de la década de los noventa del pasado siglo.[/pullquote]

Se inicia el álbum con Laced, quizás la mejor canción del EP. El contraste acústico y melódico de las estrofas frente a la energía rítmica que desprenden los estribillos, fuertemente influidos por los Gallagher, hacen de esta pegadiza pieza una de las más destacables del presente trabajo. Un espléndido comienzo. Un sonido muy familiar se desarrollará en Your Low, especialmente en el tañer de la guitarra. Un rasgueo que rememora el empleado por Blur en su “Coffe and TV”, cuyo rudo solo de guitarra también parecen reproducir los australianos. Un tema melancólico, de línea de bajo sobresaliente, especialmente relevante en los estribillos, donde la melodía se torna, realmente, en algo excepcional. Lástima que estos sean tan escuetos. El primer single del grupo lo encontramos enDelete, una composición eminentemente acústica que virará hacia una sonoridad más eléctrica de carácter épico, en cierto modo, hacia el final. Especialmente llamativos son los coros en la voz de Matt Mason que, junto con la sobrecargada atmósfera instrumental, hacen de este uno de los pasajes más fascinantes del proyecto. 

[pullquote]Las bandas destacadas del Britpop, Oasis y Blur, parecen ser las influencias más directas de DMA’s, y no sólo musicalmente. Estéticamente parecen anclados en aquel tiempo, especialmente en el Manchester proletario a juzgar por sus vestimentas. Una imagen muy Gallagheriana.[/pullquote]

El corte más enérgico vendrá de la mano de “Feels Like 37”. Una canción de amor, tema que domina el disco, en el que la guitarra eléctrica alcanza su mayor protagonismo, sobre todo con los escuetos punteos que siguen a los estribillos y el contrapunto de esta como complemento a la voz al final del track. Muy interesante resulta la parte instrumental en The Plan. Un acompañamiento reposado a la par que potente que, sin grandes cambios a lo largo de la canción, será, asimismo, un elemento determinante para resaltar la emotividad de una melodía tranquila, casi onírica, cuyas inflexiones vocales guardan un gran parecido con la voz del joven Liam Gallagher en los comienzos de Oasis. Finaliza el EP con So We Know, la canción más íntima de las contenidas en el álbum. Bastará una guitarra acústica y la voz de Tommy O’Dell para poner fin a la primera colección de canciones de un grupo que ha llegado con fuerza y, lo más importante, parece haber caído en gracia a pesar de no poseer una sonoridad propia que no hace sino remarcar viejos patrones, o quizá precisamente por eso. Ahora no queda sino disfrutar de este escueto repertorio a la espera del lanzamiento de su primer larga duración.

DMA’s – DMA’s
like

  • Las pegadizas canciones que conforman el EP.
  • La gran nostalgia y melancolía que desprenden las canciones, las cuales parecen añorar aquella vibrante escena de los noventa.
  • El potencial que esperamos que desplieguen  en álbumes venideros.

dislike

  • Por el momento carecen tanto de una sonoridad como de una estética propia, lo que los situará a la sombra de los gigantes del britpop.
  • La trivialidad de las letras.

PÁGINA DE ARTISTA

DMA'S

7.0

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115 Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Procedentes de Sydney irrumpen en el panorama musical los DMA’s, una talentosa banda de indie-rock de marcada influencia brit que, si bien elaboran temas muy pegadizos y logrados, de momento no son más que una banda epígona de aquella revolución musical británica liderada por Blur y Oasis, a cuya estela se suman rebosantes de fuerza y entusiasmo.

Compartir