La música como herramienta de comunicación para los políticos ha ido creciendo progresivamente, siendo sin duda Estados Unidos el más claro ejemplo de ello, aunque dentro de nuestras fronteras y en este ajetreado año de varias elecciones también se han visto ejemplos (Miquel  Iceta y sus virales bailes, Pedro Sánchez compartiendo listas en Spotify, Pablo Iglesias y su guitarra versionando a Krahe…).

Obama por su parte no se queda atrás y en verano ya nos presentó sus listas de Spotify, pero ahora, en fechas de listas de mejores discos o mejores canciones, el presidente de Estados Unidos ha escogido en una entrevista con People la que es su canción favorita de este 2015, “How Much a Dollar Cost” de Kendrick Lamar. En cuanto a la primera dama, se ha ido hacia otros derroteros con Mark Ronson, Bruno Mars y su “Uptown Funk”.