Noel y mantener la boquita cerrada no es algo que pueda ir en una misma frase, no al menos para aplicárselo a él, y así lo ha vuelto a demostrar. La víctima en esta ocasión ha sido Adele, que recientemente ha roto un buen número de récords con su último disco “25”, lo cual no parece haber sentado muy bien al mayor de los Gallagher.

Cuando se le preguntó directamente qué pensaba sobre ella, no dudó mucho ni se contuvo lo más mínimo: “Si alguien quiere saber qué opino sobre Adele, les diré qué cojones pienso… No sé de donde viene todo este alboroto por Adele. No me gusta su música. Creo que es música para putas abuelas“.

También añadió: “Adele es parte de ese sector que está arruinando la música moderna. La música ha caído en picado hacia algo jodidamente insípido”.

Compartir