SPIDERGAWD

Una de las corrientes más prominentes en el panorama musical actual es, paradójicamente, el rock retro. Es una evidencia que lo retro, lo clásico o lo vintage (toda una amalgama de adjetivos destinados a evitar el uso de palabras con connotaciones negativas como antiguo o viejo) están de moda y el terreno de la música no presenta un caso aislado. Prácticamente a diario comprobamos como la moda, el cine, la televisión o la publicidad intentan revitalizar productos, conceptos o ideas de épocas pasadas.

Es innegable el interés de gran parte de nuestra sociedad por revivir aquellos años dorados, o bien por tener la oportunidad de vivirlos en el presente. La nostalgia es un sentimiento tremendamente poderoso y en gran medida es el motor de la música rock actual. En este contexto se está desarrollando con fuerza toda una camada de bandas evocadoras de un estilo que parecía anclado en el pasado y que, sin embargo, ha encontrado un nuevo e inesperado momento de resplandor.

Spidergawd nacen en 2014 con el distintivo de calidad de sus miembros procedentes de Motorpsycho y al abrigo de los inconmensurables Kadavar, junto a los que giraron como teloneros. Dos nombres que parecían ofrecer sobradas garantías para darle una oportunidad al debut de los noruegos. Con la base instrumental de Motorpsycho en sus filas, Kenneth Kapstad a la batería y Ben Sæther al bajo, y el añadido de Per Borten como vocalista, guitarrista y compositor y Rolf Martin Snustad al saxofón, Spidergawd se postulaban como una banda imprescindible tal y como dejaron patente en su debut homónimo.

[pullquote]El debut de Spidergawd constituye una sorprendente experiencia gracias a su propuesta de rock retro totalmente renovador. Un disco que, pese a evocar a una época pasada, está lleno de frescura y vida.[/pullquote]

Desde los primeros compases del álbum de Spidergawd se evidencia que la distorsión va a ser uno de los elementos fundamentales. Into Tomorrow” un una carta de presentación ideal para asentar las bases del sonido potente, pero con un tremenda frescura, que presentan los noruegos. La pieza de apertura es la más breve del álbum y una magnífica interpretación, con un ritmo muy elevado, un estribillo coreado excelso y una base instrumental de acompañamiento ideal, logrando sobradamente el objetivo de despertar interés y obligarte a continuar pegado al disco. El tono no desciende ni un ápice con “Blauer Jubel”, un tema desgarrador que repite el ritmo altísimo de “Into Tomorrow”. La canción destila rock setentero por los cuatro costados y los más de seis minutos de duración permiten a Spidergawd jugar con las melodías, los cambios de ritmo y dar rienda suelta a extensas partes puramente instrumentales.

El disco fluye de forma incesante de la mano de Master Of Disguise, una canción atronadora y de ritmo vertiginoso. Lo mostrado en los dos temas iniciales estaba lejos de ser una casualidad y con cada nueva canción se reafirman en su sonido. Un tema que va en continuo ascenso desde la apertura de batería y que es conducido a la perfección por la hipnótica guitarra de Per Borten hacia puntos álgidos como el marcado estribillo y el solo final. Southeastern Voodoo Lab es un sorprendente y grato descubrimiento. Con esta canción Spidergawd comienzan a probar la versatilidad de sus composiciones y que su propuesta no se centra únicamente en el rock de guitarreo y estribillos marcados. Entra en escena, y con mucha fuerza, el saxofón de Rolf Martin Snustad como elemento distintivo. Logra un efecto magnífico y crea una atmósfea clásica y evocadora al jazz y al blues del que beben sus grandes influencias. La batería cobra protagonismo a la vez que se juega con el efecto de la distorsión tanto en la voz como en el incontestable solo de guitarra.

[pullquote]La música de los noruegos está cargada de fuerza, frescura y una personalidad merecedora de distinción y seguimiento futuro. Este debut homónimo es un disco de rápida consumición y muy accesible.[/pullquote]

Si en “Southeastern Voodoo Lab” nos presentaban el elemento del saxofón, en Empty Roomsaparece en su máxima expresión. Spidergawd interpretan una compleja obra de catorce minutos en la que vuelcan todas sus influencias, todas sus intenciones y todo su talento grupal e individual. El saxofón introduce la canción con un acto en solitario de nada menos que cuatro minutos de duración hasta que batería y bajo se aúnan para permitir a Per Borten romper la canción introduciendo voz y guitarra por todo lo alto. Borten sube el volumen y el ritmo gracias a unos tonos vocales desgarradores que marcan estrofas y estribillo a la perfección y un guitarreo incesante. Sobre el minuto ocho la canción deriva en una nueva y extensa parte instrumental protagonizada por un solo de guitarra. En la recta final la canción se sumerge en una atmósfera de psicodelia y distorsión lograda en gran medida por los efectos vocales de Borten y los tonos graves y casi lúgubres. El ritmo de la canción desciende paulatinamente hasta desvanecerse entre punteos melódicos y calmados golpes de batería.

El estado hipnótico en el que nos inducen con la soberbia “Empty Rooms” se disipa con Million $ Somersault, que cierra el disco. Un tema que suena intencionadamente sucio y sumido en un ritmo ostensiblemente inferior al de las canciones iniciales del álbum. La despedida está destinada a ser una de las piezas menos destacadas del disco ya que no cuenta con el ritmo y la contundencia del inicio ni con la densidad y la profundidad de “Empty Rooms”.

El debut de Spidergawd constituye una sorprendente experiencia gracias a su propuesta de rock retro totalmente renovador. Un disco que, pese a evocar a una época pasada, está lleno de frescura y vida. A rebufo de la nueva ola de música setentera que está creciendo en Europa, los noruegos Spidergawd se han ganado con méritos propios un puesto destacado en la cabeza del movimiento.

Spidergawd – Spidergawd

  • Propuesta de rock retro renovado.
  • Un disco de rápido consumo y muy accesible.
  • Fuerza, frescura y una personalidad.
  • La acertada y exquisita incursión del saxofón.

  • Repercusión prácticamente nula.
  • No se alcanza a atisbar completamente la solidez de su trabajo.
  • Deberes para próximos discos: amplio margen de evolución.

PÁGINA DE ARTISTA

7.5

 

Spidergawd debutan con una fuerza inusitada en un mercado saturado de propuestas con tendencia a la similitud. La música de los noruegos está cargada de fuerza, frescura y una personalidad merecedora de distinción y seguimiento futuro.

Compartir