DISCO LAS PALMERAS!

Si hablamos del género shoegaze en un contexto como el español, los gallegos Disco Las Palmeras! no pueden pasar por alto. Este grupo que orbita en torno a bandas como Los Planetas y Triángulo de Amor Bizarro nos presentan “Asfixia”, tercer álbum de su trayectoria.

La historia del grupo comienza en 2011 cuando salió a la luz su primer trabajo, “Nihil Obstat” (Matapadre). Este disco, con una sonoridad contundente e inconformista, dio lugar a temas que bien podrían considerarse hits. “La casa cuartel”, “Me la jugasteis en China” o “A los indecisos” quizá sean las canciones más destacables y sumadas al resto de cortes dan lugar a una excelente carta de presentación. A partir de entonces, su sonoridad oscura en contraste con una voz suave y melódica como la de Diego Castro serían características que no se podrían separar de esta agrupación de nombre alegre y letras lapidarias. Dos años más tarde llegaba “Ultra” (Matapadre, 2013), el cual es todo un paradigma del estilo, sonido y texturas que nos presentaron en “Nihil Obstat”. Este segundo largo fue la confirmación de su sonoridad pero, sin embargo, la ausencia de platos fuertes era algo que se echaba de menos.

Parece que con el tiempo la banda liderada por Diego Castro ha ido fortaleciéndose a pesar de los cambios que ha sufrido su formación. Selín Pallares (guitarra) y David Lorenzo (batería) cedieron sus puestos a Julián Goicoa y José Castro, respectivamente, quienes dieron a luz a “Ultra” junto a Diego. En 2014 Martiño Salgado sustituyó a José a la batería y durante un tiempo trabajaron con Olalla Caamaño, que aunque no continuó en el conjunto, contribuyó mediante su trabajo en los teclados (los cuales son relevantes en el tercer trabajo de los gallegos).

“Asfixia” (2015), ha llegado de la mano de un nuevo sello (Sonido Muchacho) y bajo la producción de Carlos Hernández, productor de bandas como Los Planetas, Sr. Chinarro o Deluxe, entre otros. El nombre del elepé no podría ser más acertado ya que, tanto a nivel musical como a nivel poético, se expresa angustia, ansiedad y quejidos respecto al entorno socio-político que vivimos. El encargado de defender estas letras desgarradas, sinceras y claras vuelve a ser Diego, quien proporciona color dentro de la masa de sonido sombrío y denso que les caracteriza.

disco-las-palmeras-asfixia-2

[pullquote]“Asfixia” es un disco en el que se abren paso elementos provenientes del pop y de la psicodelia, dando lugar a una mayor variedad y apertura estilística. También cabe destacar el peso que adquieren los teclados, a cargo de Olalla Caamaño.[/pullquote]

Diez canciones son las que constituyen “Asfixia”, un disco en el que se abren paso elementos provenientes del pop y de la psicodelia, dando lugar a una mayor variedad y apertura estilística. Nos adentramos en este trabajo con “Tarde y mal”. Su extendido final instrumental, con las guitarras como protagonistas, es un insistente resurgir de todo el material temático que se ha desarrollado a lo largo de la canción, que pese a ello no da lugar al aburrimiento. A esta primera pieza le siguen una serie de verdades como templos. Con el panorama político que nos rodea, el hecho de soltar perlas como se les llena la bocaza de patrañas” o “comunicado oficial, no se le puede preguntar no se trata de una acción gratuita, más cuando en el estribillo repiten el nombre de la canción que sigue (“Cállate la boca”) como si pudieran dedicarles tales palabras a ciertos sujetos de tú a tú.

Tras esto nos adentramos en un aura de sonidos espaciales, enmarañamiento y distorsión. Estamos hablando de “El final del Círculo”, la tercera canción y la primera en la que los sintetizadores toman una mayor relevancia, sobre todo al final del tema, donde adquieren un sonido de órgano de iglesia. Con “El agujero”, el disco reposa tras estas tres primeras canciones. La voz adquiere un carácter más íntimo y la batería se torna menos agresiva (pero igualmente precisa y marcada) para poder pronunciarse sobre estados psicológicos tales como una “estampida emocional o “una fuerte visión de los infiernos.

[pullquote]El nombre del elepé no podría ser más acertado ya que, tanto a nivel musical como a nivel poético, se expresa angustia, ansiedad y quejidos respecto al entorno socio-político que vivimos. El encargado de defender estas letras desgarradas, sinceras y claras vuelve a ser Diego, quien proporciona color dentro de la masa de sonido sombrío y denso que les caracteriza.[/pullquote]

Quizá sea en “Morir o Matar” donde, de forma más evidente, podemos ver la capacidad que tienen Disco Las Palmeras! de hacernos bailar mientras exponen momentos de rabia o desesperación: “No importa si es correcto o irracional el devolver todos los golpes que te dan. Si estás totalmente harto y no puedes seguir ante el transcurso de los hechos, la opción es morir o matar“. Es más que manifiesta su habilidad para hablar sobre momentos de hartazgo personal, pesadumbre y caos mientras utilizan la música como elemento para quitar hierro a la situación (e incluso hacer terapia), cantando a gritos situaciones por las que todos pasamos en algún momento.

A “Morir o Matar” le sigue “Élites”, la canción más larga del álbum y en la cual es destacable el trabajo instrumental. Tanto en la introducción como en el final realizan un concienzudo trabajo de compensación sonora y empaste de las diferentes voces, dando lugar a una pieza de muy buen gusto. Mientras que “Élites” es un tema más cercano al pop (siempre dentro del ruidismo)  “Ráfagas en Mi Cerebro” luce un aire más rock-psicodélico. Ya en la recta final del álbum, los tres últimos cortes son “Fuego”, “Disparo” y “La Calma”. Lo destacable de la primera es la voz arrastrada e inestable rítmicamente, que otorga gravedad a cada una de las palabras. Mientras, “Disparo” comienza con una impactante estampida sonora, haciendo honor al nombre de la canción. La voz tenaz en conjunción con la robusta acción instrumental de este track contrastan con las prácticas de “La Calma”, en la que destaca la presencia de ruido blanco y una voz distante que presiente que se acerca el final. Este cierre es un momento de calma respecto al ritmo y la contundencia que se desarrollan a lo largo de todo el álbum, finalizando el recorrido planteado por Disco Las Palmeras!

Disco Las Palmeras! – Asfixia
like

  • Disco Las Palmeras! tienen la habilidad de proporcionar frases tajantes e insignes en sus letras.
  • Mejor calidad de producción respecto a los largos anteriores.
  • Sonoridad potente y compacta.
  • Es un disco aperturista estilísticamente.

dislike

  • En ocasiones, las letras son poco inteligibles.
  • Para aquellos no acostumbrados al ruidismo, la propuesta de Disco Las Palmeras! puede suponer saturación.

PÁGINA DE ARTISTA

DISCO LAS PALMERAS!

7.8

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115 Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Disco Las Palmeras! muestran en su tercer largo, “Asfixia”, el dominio que tienen sobre el material. Esto es patente gracias a sus estructuras sonoras y poéticas, mediante las cuales se sirven para expresar (de forma clara y a la vez desgarradora) estados emocionales y pensamientos acerca de la sociedad mediante un sonido sólido e impactante.