PERRO

Después de su genial debut en 2013, los murcianos Perro regresan a la carga con su segundo elepé. Aún recuerdo cuando descubrí aquellas canciones absurdas y surrealistas llenas de vacile y desenfado con las que me sorprendieron. Aquellas dosis tan llenas de sustancia indie y melodías pop no podían conectar mejor y más rápido con el público. Numerosos conciertos y geniales y merecidas críticas a su debut en largo con “Tiene Bacalao, Tiene Melodía” hicieron que sus seguidores se multiplicaran de forma exponencial y se consolidasen de manera definitiva en el panorama nacional.

En 2015, el nuevo y esperado “Estudias, Navajas” ha tomado forma en los estudios Montreal de la mano de Hans Krüger. La banda ha sabido mantener el mismo desparpajo en la elaboración de pegadizas melodías que derivan en canciones canallas y altamente bailables, en un surtido de pop, rock, punk, noise o incluso kraut o electrónica. Desde Miel de Moscas afirman que todas esas vertientes y estilos se “pasan por la batidora Perro en un viaje muy personal, en el que se puede apreciar el espíritu de bandas como Dinosaur Jr., Thee Oh Sees, Pavement, Guided by Voices y los omnipresentes Fugazi, pero eso si, con ese toque Perro tan único e intransferible“. Una montaña rusa que no deja indiferente y de la que es difícil no coger un nuevo ticket para repetir.

[pullquote]Perro han sabido mantener el mismo desparpajo en la elaboración de pegadizas melodías que derivan en canciones canallas y altamente bailables, en un surtido de pop, rock, punk, noise o incluso kraut o electrónica.[/pullquote]

Ediciones Reptiliano” es el tema que abre el álbum; el tema en el que la más pura esencia Perro se mantiene. Un marcado bajo y unas contundentes percusiones ponen la base a alborotadas guitarras y letras aleatorias y sin sentido vuelven a cobrar vida. Letras para cantar con ellos en los conciertos y en tu casa, letras con personalidad propia. Frescura y texturas pegadizas idénticas al anterior trabajo para seguir bailando con los murcianos. “Escondido en un barco, disfrazado de reptiliano, hoy te he visto con mi primo, disparando a unos gatos…”. Cuñao, Cuñao, Cuñao” se abre con fuertes percusiones y un bajo atípico, que saturado de chorus es el protagonista del tema junto con las letras, como no podía ser de otra forma. Coros y voces por duplicado seguirán incitándote a cantar: “Y es que hoy no sé lo que hacer, si quemarte o cortarte el brazo…”. En Calypso Zombie Runner” ritmos locos y tropicales se superponen en una atmósfera confusa y desordenada en la que cada uno va por su lado pero a su vez todo cuadra de manera armónica.

Activas guitarras homenajean a los ‘yesaires’ murcianos en “Falso Techo”. Bajo y batería vienen también pegando fuerte. Más coros y letras locas para bailar en un éxtasis de diversión y un imparable dejarse llevar. Un nuevo ejemplo de composición poco premeditada, inmediata y desenfadada que tan bien saben manufacturar. Nueva Mufasa” es un tema lleno de pop-rock que suena mucho a indie. Guitarrazos electrizados ponen la voz cantante a una composición llena de sonido en la que la voz pierde fuerza a favor de los instrumentos. Llegamos a la mitad del trabajo. “OLRAIT” supone un cambio de cadencia en la que la melodía pierde fuerza. A un ritmo martilleante a base de bajo se le añaden unos toques de un robótico sintetizador y ambas baterías salen a relucir. La voz gana en rabia y fuerza, perdiendo la parsimonia anterior.

[pullquote]Sin perder ni un ápice de su esencia, los murcianos han evolucionado y revolucionado su sonido a base de guitarrazos hacia un terreno que mantiene ese desenfado pero que contiene rabia en su interior. Han sabido alcanzar un perfecto equilibrio entre lo fresco y lo elaborado.[/pullquote]

Más ritmos tozudos aparecen en “Rencor Sabadell”. Texturas automatizadas se repiten y se repiten y repiten para poner la base del tema a la voz y guitarras en un final caótico y saturado. “Azul Mayoría Absoluta” arranca a base de guitarrazos e incansables disparos de bajo. Las frenéticas baterías no pararán ni un segundo. La voz se mantiene rabiosa, insistente. Por su parte, Papi Papito Ñam Ñam” es un corte intenso, muy muy intenso. Un poderoso bajo abre paso a unas guitarras tremendamente enfurecidas y ritmos cercanos a su debut. Es una mezcla entre sus melodías buenrrolleras primigenias y lo matracante de este segundo trabajo. La voz vuelve a sonar pegadiza. Un tema con mucho ritmo y delirio. Redondo. Volvemos a las letras absurdas en “Jordi Huertano”. Las percusiones guían al resto de instrumentos en un tema más lento, mientras el bajo sigue dando caña y la pista de baile estará repleta.

Y si el nono viene a buscarte no le mires a los ojos, Coca-Cola aaaahhhh no le mires a los ojos”. Droga Porro” es un tema muy especial y espacial. Un teclado imparable y unas extrañas guitarras te adentrarán en un tema marciano que te seducirá sin remedio. Una pieza con mucha personalidad que nos enseña a los Perro más innovadores y experimentales que hayamos conocido hasta ahora. Su atmósfera atrapante se repite y repite… Por último, La Factura de la Luz” son setenta y cinco segundos llenos de tintes punk a base de imponentes bajos y guitarras. Un tema machacante para cerrar el nuevo trabajo de estos gamberros murcianos.

Perro – Estudias, Navajas

  • No se han quedado estancados en esos sonidos melódicos, han ido un paso más allá.
  • Sus temas siguen siendo igual de fáciles de escuchar.
  • Perro han sabido alcanzar un perfecto equilibrio entre lo fresco y lo elaborado.
  • Conectan muy bien con el oyente.

  • Puede hacerse un poco monótono.

PÁGINA DE ARTISTA

8.0

 

Sin perder ni un ápice de su esencia, los murcianos han evolucionado y revolucionado su sonido a base de guitarrazos hacia un terreno que mantiene ese desenfado pero que contiene rabia en su interior. Un nuevo trabajo gamberro y absurdo que llenará todas las pistas de baile y te hará que te dejes llevar por una montaña rusa de ritmo y sonido.