THE SAURS

Desde el extrarradio barcelonés llegan The Saurs. Varios amigos se juntan para para pasar un buen rato. Tras varios cambios de integrantes, en 2012 consiguen una formación estable y la cosa va tomando forma; se dan cuenta de que su afición puede convertirse en profesión. Dos guitarras (las de Suerio y Engui) y una batería (la de Alejandro) dan forma al trío, que rezuma rabia, energía y desenfreno. Entre sus más marcadas influencias encontramos a The Stooges, The Velvet Underground, The Rolling Stones, MC5, Ty Segall o Deerhunter.

En febrero de 2013 lanzan su primer EP, “Bring Me The Fog”. Autoeditaron 100 copias en CD, hechas a mano, que se agotaron rápidamente entre amigos y conciertos. Visto el éxito, Discos Farrucos elaboró 400 copias más en formato 7”. Garage, rock salvaje y una fina película de punk componen los menos de diez minutos de composición, tan intensos que no pararás de bailar y pasarlo bien. Fue en abril de 2014 cuando el sello Mama Vinila edita su segundo EP, “Dry Finger”. A la fórmula anterior le añaden más pop, más melodías y más tintes psicodélicos. Frescura, inmediatez y el mismo buen rollo dan forma a unos cortes de sonido más evolucionado. Guitarrazos y distorsión se abren camino a patadas en un recorrido vibrante y desenfrenado repleto de letras pegadizas, sonidos bailables y actitud juvenil.

Pese a su corta trayectoria y a su juventud, la banda ya se abrió camino en el panorama nacional con estas primeras referencias. En 2014 ganan la primera edición de Bala Perduda, la gran batalla de bandas que toma forma en la barcelonesa sala Apolo. Ese mismo año ganaron uno de los más reconocidos concursos a nivel nacional, el vigésimo sexto Pop-Rock Villa de Bilbao. Además, tocaron en el prestigioso festival Primavera Sound.

El esperado debut en largo llega en octubre de 2015. El trabajo ha sido producido por Oriol de Balanzó y editado por El Segell del Primavera. En este primer elepé la banda ha intensificado y distorsionado aún más las guerreras guitarras alejándose de terrenos melódicos para meterse en unos más punk-garageros-metaleros. “Magic Shape” supone un cambio en la esencia de The Saurs. Los sonidos melódicos, divertidos y gamberros se transforman en desgarrados sonidos llenos de carácter, provocación y estruendo. Incluso violentos, me atrevería a decir.

[pullquote]En este primer elepé la banda ha intensificado y distorsionado aún más las guerreras guitarras alejándose de terrenos melódicos para meterse en unos más punk-garajeros-metaleros.[/pullquote]

Poderosas guitarras se adentran en nuestro cerebro nada más darle al play con el tema que da título al álbum, “The Magic Shape“. Un implacable torrente de rabia, furia y fiereza a base de guitarras saturadas y percusiones frenéticas nos hará agitar la cabeza de arriba abajo con decisión y firmeza. Un anticipo que nos prepara para lo que viene. La misma cólera se desprende de las pesadas guitarras de “Wax Flower”. Más saturación y desenfreno nos mantendrán bien despiertos y listos para todo lo que venga. La pista de baile está llena. Habrá que hacerse un hueco en el pogo como buenamente se pueda. Menos aceleradas pero igual de intensas se abren hueco las guitarras en “Thursday”. Un distorsionado riff abre este tema más garajero y contundente. Alaridos a dos voces y un saxofón ponen el colofón a un continuo e inevitable in crescendo que sirvió como single adelanto y es uno de los cortes que despuntan sobre el resto.

Ain’t No Deal”, rescatado del primer corte de su EP “Bring Me Fog”, es un verdadero cañonazo. Una explosión de guitarras, una pegadiza melodía vocal y potentes coros te sumergen en una bacanal de sonidos que harán que pierdas la cabeza. Sin embargo, el corte ha perdido frescura y probablemente parte de la anterior esencia de la banda. Su sonido es más afilado, más agresivo (tal vez en exceso). Vitalidad y diversión han desaparecido en favor de esa furia de la que hablábamos. De su segundo EP han amoldado “Close-Up” en esta nueva dirección. Afilado vuelve a ser el adjetivo idóneo. Han preferido optar por un sonido cortante dejando atrás la esencia garage-popera anterior. Las melodías se han vuelto más ásperas, ya no son tan suaves y armoniosas.

[pullquote]”Magic Shape” supone un cambio en la esencia de The Saurs. Los sonidos melódicos, divertidos y gamberros se transforman en desgarrados sonidos llenos de carácter, provocación y estruendo.[/pullquote]

Melting Castle” se sale un poco de la tendencia que arrastrábamos. La velocidad y la provocación cesan en la primera mitad en favor de sonidos instrumentales y extraños. Una saturada guitarra se acerca a sonidos tropicales, mientras que en su segunda mitad, “Melting Castle” coge fuerza pero rápidamente decrece para cerrar con un final apoteósico. Came To You” ha sido también regrabada de su segundo EP. Esta vez, el tema ha quedado bastante parecido; no notamos tanto esa diferencia de sonido a la que hacíamos referencia, conservando sus características anteriores. Guitarras Ty-Segallianas y desenfreno son los dos elementos que ponen la base al corte. A continuación, una larga y colorida intro encabeza “Knife”, otro ejemplo de la nueva voracidad de la banda. Tintes stoner y potentes guitarras se juntan en unas texturas muy concentradas, realmente comprimidas. Hacia el final nos encontramos con una contundente exhibición sonora y guitarrística digna de mención.

Teeth” es rock en estado puro. Vigor y actitud sobre un suave trasfondo stoner-punk aceleran nuestras pulsaciones. Coros y vivas guitarras te catapultarán de aquí para allá sobre el abarrotado pogo. Mas guitarrazos en “The Court”. Es una canción con mucha fuerza pero poco trabajada, que no transmite mucho. Seguimos en esa cadencia stoner con “Flashlights”, pero en esta ocasión mucho más compleja y estudiada. Nos encontramos con varios cambios de intensidad y de estructuras con una base común, sonidos oscuros y cargados. Un final apoteósico cierra el debut de la banda de la marca de galletas, incluyendo una explosión final de sonido y energía con un extraño y caótico final semi-experimental.

The Saurs – Magic Shape

  • Actitud y rabia.
  • Han arriesgado alterando su esencia anterior.
  • Tras escuchar los EPs y este primer álbum, da la sensación de que han manufacturado un sonido con el que ellos se identifican verdaderamente.

  • Este cambio de sonido más que patente puede no  suponer una evolución, más bien lo contrario.
  • Texturas poco logradas que no consiguen mantener la altura a la que estaban los anteriores lanzamientos.
  • Han perdido el toque de algarabía y diversión.

PÁGINA DE ARTISTA

5.9

 

Con su debut, los barceloneses cambian su rumbo hacia un sonido mucho más agresivo, afilado y cortante. Dejan atrás sus melodías pop-garageras para meterse en terrenos más stoner, punk e incluso metaleros. Da la impresión de que los temas están muy enfocados al directo, que es uno de sus puntos fuertes.