MUJERES

Los protagonistas de hoy me sorprendieron sin necesidad de escuchar ni un solo segundo de su música. Por el nombre, yo esperaba encontrarme con un grupo femenino, pero, obviamente, no resultó así. No sabría decir si ese primer contacto fue del todo grato, quizás porque esperaba encontrarme eso mismo, mujeres. Lo que os aseguro que sí fue grato fue darle al play. Y es que es un verdadero placer escuchar el garage al que Yago Alcover (guitarra y voces), Martí Gallén (guitarra y voces), Aitor Bigas (batería) y Pol Rodellar (bajo) dan forma.

Los cuatro estudiaban cine en Barcelona y así se conocieron. Comenzaron a tocar juntos y de su primer concierto en 2009, sin quererlo ni beberlo, salieron con sello, promotor y entrevistas. Ese mismo año grabaron, masterizaron y publicaron este debut homónimo en los estudios Ultramarinos Costa Brava. De esta forma comenzó su aventura.

En muy poco tiempo fueron ganando fuerza y fans no sólo dentro de nuestras fronteras, sino a nivel europeo. Sus conciertos llenos de energía y alboroto se convierten en una fiesta para dar rienda suelta al baile y el desenfreno.

mujeres-mujeres-2

[pullquote]Guitarras guerreras y composiciones traviesas se clavarán en tu cerebro con su efervescencia y frescura, haciendo de este debut un disco realmente fácil de escuchar.[/pullquote]

Una cruda y chirriante guitarra abre “Blood Meridian”, el primer corte del trabajo. Alaridos y contundentes percusiones convierten el tema en un proyectil lleno de sonido y sabor. En esencia, un tema sotanil de dosis altamente bailables repleto de rabia y furia. En “Frantic” el tempo pierde algo velocidad y la melodía se acerca a un dulce surf-country hipnótico, pero sin perder el aroma que encontrábamos en el primer corte. Un tema muy pegadizo con guitarras rebeldes y creativas que reúne unos sonidos muy personales, mágicos y hechizantes. Reyerta” conserva las pinceladas graves y surferas. Es una especie de continuación del corte anterior. Consiguen recrear una atmósfera en la que se respira diversión, buen rollito y ganas de pasarlo bien.

Come On” comienza con un lento rasgueo para luego estallar en unos reverberados y penetrantes acordes de la segunda guitarra. Una rica batería y un profundo bajo ponen la base a este corte tenebroso y atrapante. Un bajo bailarín abre paso a unas alegres y decididas guitarras en “I Walked The Line”, mientras que la melodía vocal esta llena de fuerza. De pronto el tema se convierte en una dócil balada; pero por poco tiempo. La energía rocanrolera vuelve disfrazada de boogie para que no paremos de bailar. La voz cantante la sigue llevando el bajo en el siguiente cartucho, “Right On”. Un tema radiante y playero lleno de optimismo y tranquilidad para descansar de todo el jaleo y la euforia anterior.

[pullquote]”Mujeres” es un trabajo sólido de la cabeza a los pies que coquetea con sonidos country, rock y surf desde una esencia puramente garajera.[/pullquote]

Distorsión y esencia Ty-Segalliana se mezclan con melodías Black-Lipianas en “L.A.”. Vitalismo y bullicio se canalizan para dar forma a este corte guitarrero y tropical que activará tu mente y te hará bailar y danzar sin pausa. Aaaaaaaa – a – aaa – a – a – a aaaa…” son los coros con los que comienza “The Beat” y con los cuales podemos describir muy bien el corte. Estos supuran un regustillo a desgana; pero a desgana molona. Simpleza sin aditivos que da forma al material fresco, sencillo y directo que tan bien manufacturan. Volvemos al psych-country surf del comienzo del trabajo con “Oh My!”. Otro cañonazo de percusiones contundentes, guitarras reverberadas y un bajo acrobático. Los versos son cantados a dos voces de forma impecable e incitando al oyente a unirse a ellos.

Las guitarras playeras vuelven a la carga con “Amusement”. Melodías desenfadadas y calurosas que emanan una onda positiva recorren nuestros conductos auditivos llenas de vitalidad y fervor. Sweat and Roses” es un tema más lento. Un taciturno rasgueo de guitarra es acompañado por unas melancólicas y estridentes notas y una voz desgarrada y ronca es la sorpresa del corte. La misma voz rota continúa en “Wanna Boom”. Reverb y bajos componen este tema surf garajero con el que se cierra el elepé. Una pieza que perfectamente podría ser únicamente instrumental gracias a todos los coleres y texturas que la componen.

Mujeres – Mujeres
like

  • Jarana y diversión.
  • Le dan un regusto muy personal a los temas.
  • Es un álbum muy fácil de escuchar.

dislike

  • Hay algún corte que desmerece un poco a otros impecables.

 


PÁGINA DE ARTISTA

MUJERES

7.2

Mujeres nos traen con su debut temas cortos y directos, sin sobrepasar con ningún balazo los tres minutos, para que podamos bailar y pasar un buen rato hasta desfallecer. Guitarras guerreras y piezas traviesas se clavarán en tu cerebro con su efervescencia y frescura. Un trabajo sólido de la cabeza a los pies que coquetea con sonidos country, rock y surf desde una esencia puramente garajera.