VINTAGE TROUBLE

Live-wired, straight-shootin, dirty-mouth’d, pelvis-pushing juke music”. ¿No los conoces? Pues deberías, como ya lo hace medio mundo. Son Vintage Trouble, quienes, en pocos años, se han convertido en el grupo revelación del mundo del rock con un estilo muy variado y fluido, mezclando lo mejor de la música popular de este siglo: Que si rock, que si un poco de blues, unos tintes de soul por un lado, otro poco de rhythm & blues por otro… Es por ello por lo que tienen lo mejor y lo peor de toda esa mezcla. Se les reprocha no ser originales, mojarse poco e incluso falta de identidad. Pero no hay que olvidar que llevan desde 2010, tienen sólo dos discos y, lo que hacen, lo hacen bien. Eso sí, qué cinco años.

Han saltado de los clubes de los Ángeles a la globalización musical, asistiendo a importantes programas de televisión de Estados Unidos (allí todavía llevan rock a la tele), como “Late Show with David Letterman”, o abierto para grandes como The Who en su última gira por EEUU y Europa durante la friolera de 51 conciertos. “El último concierto de la gira fue en el Wembley Arena de Londres. ¡Y una semana más tarde abríamos para los Rolling Stones en Hyde Park! Algo completamente loco”, relataba Nalle Colt, guitarrista de la banda. Y es que, a pesar de las múltiples etiquetas que se les han puesto a lo largo de estos años, son pura actitud, puro rock & roll. “El blues tiene soul y el soul, blues, vienen del mismo lugar. Añades algo de rock ‘n’ roll y tienes lo que hacemos Vintage Trouble. Hubo un momento en el que soul, blues y rock iban unidos y todo era abierto y sin definir. Eso es lo que nos excita. Pero no lo buscamos, simplemente fluye”, afirman.

Llegados a este punto, la pregunta de siempre: ¿Se merecen haber llegado a tanto en tan poco? Actitud tienen a raudales, eso es cierto, pero desgranemos su segundo disco, este “1 Hopeful Rd.” y comprobémoslo.

vintage-trouble-1-hopeful-rd-2

[pullquote]”1 Hopeful Rd.” es más de lo mismo. Si has escuchado el primer disco de los californianos y con este no lo haces, no te vas a perder nada.[/pullquote]

Le das a reproducir, suenan las primeras notas y… ¿Led Zeppelin? La intro de este “Run Like The River” suena muy parecida al “You Shook Me” de los ingleses. Una vez continúa la canción, la guitarra suena más y más a Page e incluso a Angus Young, pero el resto del grupo lleva un rollo completamente distinto. Mucho golpeo de caja que te hace llevar el ritmo dando palmas mientras cantas ese estribillo, pero ni por asomo uno se acerca a entonar tan bien como lo hace Ty Taylor. A pesar de repetir bastantes veces el estribillo, es muy pegadiza y se hace más corta de lo que es. No empiezan mal. A esta le sigue la destacable “From My Arms”. Al igual que en el anterior disco, esta segunda canción también es bastante más lenta que la primera, pero igualmente pegadiza. Todos los instrumentos tienen un aire retro con un sonido cercano a lo analógico que le da un toque a disco de mediados de siglo innegable. Tanto la guitarra como el bajo captan las notas a las que llega Ty a la perfección y se compenetran de una forma que da gusto. El solo de la canción, en la línea de Nalle Colt, lento y sencillo, pero muy sólido y con feeling.

A esta le sigue otro tema lento más soul, “Doin’ What You Were Doin’”. Estructura que se va repitiendo y un tanto previsible. Mucho sentimiento, pero a veces no funciona para que una canción repetitiva cuaje del todo, a pesar de que, en este caso, no se hacen largos los cuatro minutos. “Angel City, California” vuelve para traer el mejor rock & roll de los californianos. No lo han inventado, pero canciones como esta recuerdan por qué están donde están, a pesar de todo. “Show’s What You Know”, más de lo mismo. Una canción que va in crescendo hasta que llega el solo, el cual tampoco aporta nada nuevo al disco. Las voces de Ty y los coros, lo único que sobresale.

My Heart Won’t Fall Again” es un buen rhythm & blues con estructura de radiofórmula: sencillo, con un estribillo pegadizo que se repite, coros por detrás y movido. Es por ello que, una vez llegados a este punto, vemos que el disco tiene buenas composiciones y con tonos positivos que se quedan fácilmente en nuestra cabeza, pero llega a ser repetitivo. No hay nada nuevo respecto al disco anterior, y no parece que hayan pasado años y tantos y tantos conciertos a las espaldas del grupo. “Another Man’s Words” vuelve con un toque lento y una muy buena línea de bajo, además de un teclado que le da un toque renovador que podían haber aprovechado en otras canciones. Te hace mover la cabeza y sonreír mientras sigues el ritmo chascando los dedos. De las mejores del disco, con un Ty Taylor que nos muestra registros que no había enseñado hasta el momento, especialmente al final, donde parece que canta en una misa góspel.

[pullquote]El segundo álbum de Vintage Trouble contiene buenos temas en los que se mezcla rock & roll, blues, soul… Su escucha aislada, fuera del conjunto, los hace destacar más de lo que lo hacen dentro de “1 Hopeful Rd”.[/pullquote]

Strike Your Light” es todo lo que transmite nada más empezar. Puro rock & roll. Pura energía. Una batería con golpeo rápido, arreglos bonitos de guitarra con una línea por detrás que resuena mientras Ty hace de las suyas. Aquí sí Nalle muestra de qué es capaz, se echan de menos más canciones como esta en el grupo, especialmente por la intervención de Kamilah Marshall en el tema. En “Before the Tear Drops” suenan todos los instrumentos más a blues de mediados de siglo, muy añejo. También de las mejores del disco. Un tempo tranquilo, se repite poco el estribillo y consiguen buenos registros y arreglos. Aquí ya nos quedan las tres últimas balas del cargador. Hay que darlo todo y, con “If You Loved Me” no da esa impresión, al relajarnos y ver que es otro tema lento, tranquilo y con pocos arreglos. Pasable. Sin más. Lo bueno llega con “Another Baby”, un rock corto y bien estructurado. Con más distorsión en guitarra y bajo y una voz más rasgada habría sonado muy AC/DC. Pero estos son Vintage Trouble, y eso no quita que sea una buena pista.

Ahora sí. El último corte. Los tres minutos finales y, sorpresa, una canción acústica. Ya en el primer disco se echó de menos una, y tras oír esta, más aún. La guitarra acústica en “Soul Serenity” da un punto muy blues antiguo, del de los orígenes, al que le añaden un toque más personal con coros. A pesar de todo, se echan en falta fraseos que le den al tema frescura y dinamismo, pero eso falla en todas sus composiciones.

Vintage Trouble – 1 Hopeful Rd.
like

  • Encontramos buenos temas, aunque no sobresalientes.
  • Puede parecer más de lo mismo, pero a ellos les funciona la fórmula, aunque el 50% del éxito es gracias a la voz de Ty Taylor.

dislike

  • Las canciones del disco no están bien estructuradas, hay muchos altibajos con canciones lentas y otras más rápidas entre medias.
  • Muy parecido al anterior, a los temas les falta un poco de variedad en cuanto a la estructura.
  • Se deberían mojar más.

PÁGINA DE ARTISTA

VINTAGE TROUBLE

5.5

Más de lo mismo. Si has escuchado el primer disco de los californianos y con este no lo haces, no te vas a perder nada. Aun así, tiene buenos temas en los que se mezcla rock & roll, blues, soul… Si escuchas los temas por separado, fuera del disco, te parecerán mejores de lo que lo harán dentro del conjunto. Aunque es un largo perfecto para poner en el coche, no pasará a la historia del rock. O no debería.