THE VACCINES

En el mundo del espectáculo hay una cita que resuena y atemoriza a todos aquellos que saborean la miel del éxito en alguna etapa de su carrera: ‘llegar es fácil, lo difícil es mantenerse’. Y es que muchos artistas han llegado a la cima, pero muy pocos han logrado perpetuarse en la memoria de las personas y cosechar éxito tras éxito en cada trabajo que ha visto la luz. Aún menos son los que continúan por la senda gloriosa en vida, sin que ninguna leyenda aumente su mito. Los Vaccines lanzaron, tan sólo un año después de su álbum debut, su segundo elepé “Come of Age”, y para todos o casi todos los grupos el segundo trabajo es el más complicado. Hay mucho que demostrar al público y todo va en relación a la cita anteriormente mencionada, ahora bien, no es lo mismo afrontar esta presión teniendo un LP debut discreto y yendo en escalada que encararla después de haber tenido un fulgurante primer trabajo. La presión extra a veces se convierte en un problema.

El cuarteto de Londres tuvo un inicio muy prometedor con su “What Did You Expect from The Vaccines?” y con “Come of Age” necesitaban reafirmar las expectativas de mucha gente. Pero la eterna pregunta es: ¿Redefinirse o mantener la fórmula hasta ahora usada?

Pues Justin Young y compañía decidieron cambiar en gran medida, quizá madurar su sonido. “Come of Age” es un álbum en el que gran parte de sus pistas suenan como un directo, se nota especialmente en la voz, aunque también en la guitarra y demás instrumentos. Un aspecto a destacar es que el bajo de Arnason cobra mayor importancia y relevancia en muchas de las canciones. Las motivaciones de esta evolución probablemente residan en que este segundo trabajo se ideó tras una extensa gira y un sinfín de conciertos y actuaciones en festivales. Después del éxito comercial de su debut, los londinenses se embarcaron en una gran gira entre finales de 2011 y 2012 que les llevó a ser unos de los habituales en los mejores festivales del mundo. Los de Young no solían aparecer como cabeza de cartel en la mayoría de actuaciones de este calibre, pero al acompañar a bandas de más renombre como los Stone Roses o Kasabian consiguieron que mucha gente les escuchase y su número de seguidores aumentase… Y, a la vez, las expectativas de su segundo largo crecían.

[pullquote]Ideado inmediatamente después de la gira por su álbum debut y grabado en escasas semanas, “Come of Age” es un LP más natural, espontáneo y rockero que el primero, planificado menos a conciencia que su predecesor.[/pullquote]

Por este motivo, es un disco menos planificado a conciencia que el primero, sí. Quizá planeado con menos tiempo en la mente de The Vaccines, pero no siempre la fórmula de búsqueda de perfección de sonido, elaboración profunda y meticuloso cuidado funciona. El resultado nos muestra un LP más natural, espontáneo y rockero que el primero. Los temas del elepé, sin embargo, están mucho más elaborados, desarrollados y con mayor peso instrumental que los de “What Did You Expect from The Vaccines?”, además de exhibir una duración más clásica. Ya no duran dos minutos. “Come of Age” es un giro musical, que aunque no sea de 180º, es visible. Quizá las canciones de este trabajo no suenen en nuestras cabezas con tanta facilidad como “Wreckin’ Bar (Ra Ra Ra)”, ni sean expuestas a todas horas en televisiones y estaciones de radio, pero muchos de sus temas son apasionantes para las personas que gustan del Rock ‘n’ Roll.

Y todo esto comienza con “No Hope”, quizá la canción que faltó en su primer trabajo, más rockera, como si fuera un directo que habla sobre la típica vida de veinteañeros. Un excelente tema que se alzó como el primer single del cuarteto y que da paso al hipnotizante sonido de guitarra y batería de “I Always Knew”, una pieza con un tempo pausado pero extraordinaria que la convierte en una de las mejores del trabajo y una imprescindible de los recitales de los londinenses. A continuación aparece “Teenage Icon”, uno de los tracks más dinámicos y alegres. Es un auténtico himno a la mediocridad y a las personas normales que se sintetiza en casi tres minutos de canción.

[pullquote]Los temas del elepé, sin embargo, están mucho más elaborados, desarrollados y con mayor peso instrumental que los de “What Did You Expect from The Vaccines?”, además de exhibir una duración más clásica. Ya no duran dos minutos. “Come of Age” es un giro musical, que aunque no sea de 180º, es visible.[/pullquote]

El disco empieza fuerte, y es que los tres primeros temas que hemos oído son de esos que con una sola vez que los escuches te parecen entretenidos y se quedan en la cabeza. La cuarta pista que aparece es “All In Vain”, una balada con un sonido ligeramente country y dentro del grupo de canciones que pasan más desapercibidas de este trabajo. Un tema que sí que destaca es el excitante “Ghost Town”, donde la guitarra suena con más fuerza que en la mayoría de cortes y cuyo sonido sesentero nos encandila fácilmente. Sin lugar a dudas, otra de las mejores de “Come of Age”.

Aftershave Ocean” entre en escena de inmediato, una autentica canción pop que recuerda a Blur y su sonido clásico presente en muchas de sus piezas. El bajo Arni Arnason se escucha más dinámico que nunca en “Weirdo”, una pista claramente diferente, que desde luego no podríamos haber encontrado en su álbum debut y una clara muestra de ese avance en el estilo musical de la formación. Las letras sobre amor vuelven a aparecer en “Bad Mood”, pero con un tono más oscuro y sonido rockero. En contraste con la anteriormente mencionada “Weirdo” tenemos “Change of Heart Pt.2”, una pista que tanto por su sonido instrumental como por el tono de voz, podía estar fácilmente encuadrada en “What Did You Expect from The Vaccines?”.

I Wish I Was A Girl” es la penúltima canción que encontramos y en la que la guitarra de Cowan domina el sonido, siendo digno de mención el magnífico solo que escuchamos y que nos recuerda a otra época. Además, la carátula del disco, en la que aparecen cuatro mujeres con parecidos a los miembros de la banda, se inspira en este tema. Por último, “Lonely World”, una composición bastante previsible y falta de personalidad. Puede que sea la pieza con menos chispa del trabajo.

The Vaccines – Come of Age

  • Hay un notable avance en el estilo musical. La voz es más natural en este elepé que en el anterior.
  • Existe mayor presencia de las guitarras y sobre todo del bajo en algunos temas.
  • Canciones más desarrolladas que en el anterior álbum. Las letras son menos monotemáticas y son acompañadas de mayor diversidad de estilos.

  • Algunas canciones carecen de fuerza propia y no encajan muy bien en el disco. Esto hace que sea un trabajo con menos fluidez que “What Did You Expect from The Vaccines?”.

PÁGINA DE ARTISTA

7.0

Buenas maneras de Young y compañía en su segundo larga duración, aunque no se ha conseguido superar el alto listón que dejó su disco debut, al menos de cara al público. Sin embargo, es un trabajo que una vez lo descubres puede resultar fantástico y ganar con las escuchas.