DEAD GHOSTS

En la actualidad hay un numeroso grupo de personas, especialmente adultas, ancladas en un pasado que según afirman, fue mucho mejor que el presente. El auge del rock and roll en los 50, el boom de la cultura pop y el nacimiento del rock psicodélico en los 60, el rock progresivo y los primeros retazos del heavy metal en los 70 y si apuramos un poco, el estallido del glam y el thrash metal en los 80, suelen ser recordados con un cariño muy especial que muchas veces puede nublar la vista e impedir que veamos más allá. Y es una pena, porque el mundo no se acabó en los 80. Y no, no voy a decir que la música actual que ha bebido de todas esas décadas sea mejor o peor, de hecho, no he venido a hablar de ningún grupo o estilo surgido a partir de estas décadas.

Dead Ghosts: Viajar al pasado para hacer del presente un sitio mejor

Lo que quiero decir es que la música del pasado no está muerta. Ni ha cambiado tanto. Incluso podemos encontrarla en su estado más puro y natural. Un claro ejemplo puede ser disco debut de Leon Bridges, un claro revival del soul con un aire de nostalgia muy perceptible. Sin embargo, hay otro gran número de grupos no tan aclamados por la crítica haciendo maravillas dentro del underground, y en esta ocasión vamos a sacar a flote a uno de ellos. No es otro que Dead Ghosts, procedentes de Canadá.

Dead Ghosts lo forman Bryan a la guitarra y la voz, Clint al bajo y la voz, Drew a la guitarra y Mike a la batería. Adeptos al rock and roll más clásico, lo que nos ofrece este grupo no es sino un revival del rock sesentero pasado por un filtro de garage-rock con un sonido muy lo-fi que incrementa el aire evocador de sus canciones, caracterizadas por ser en su mayoría breves, directas y sencillas, listas para ser escuchadas y disfrutadas, pero con la capacidad de querer volver a ellas después.

[pullquote]Dead Ghosts, adeptos al rock and roll más clásico, nos ofrecen un revival del rock sesentero pasado por un filtro de garage-rock con un sonido muy lo-fi que incrementa el aire evocador de sus canciones.[/pullquote]

Este disco homónimo se pasa en un suspiro. “When It Comes To You” basta para resumir todo el largo. Melodía sencilla, alegre, directa, con un sonido muy añejo y un toque muy surfero, un clásico ritmo de rock ‘n’ roll como acompañamiento y unos coros evocadores. Pero la cosa no ha hecho más que empezar, “Detroit Jerry” da otro golpe en la mesa siendo un tema lleno de energía, mayor distorsión y crudeza, acercándose más al punk sin perder esos acordes que parecen brillar en un día soleado. Con “Off The Hook” vuelven a sacar su lado más simpático y pop siendo el tema más largo del disco (y aun así no llega a los cuatro minutos), mientras que “Haunted House” nos ofrece un punteo bastante oscuro que le da un toque de suspense que le viene que ni pintado al título. Es con “She Likes It” cuando se atreven con los medios tempos, haciéndolo de manera brillante con un punteo pop, un añadido de teclado y unos “shalala” irresistibles.

Girl Across The Streets” tira por el lado más garage y juguetea levemente con la psicodelia y los cambios de ritmo. “I Want You To Know” es puro rock and roll para sacarte a la pista de baile, mientras que “Dead Ghosts“, canción homónima, se aleja bastante de su sello de identidad ofreciéndonos un tema instrumental con un toque western.

[pullquote]Dead Ghosts simplemente buscan disfrutar y hacer que el público se lo pase igual de bien con ellos, y cuanto más cerca de ellos puedan estar, mejor.[/pullquote]

Dentro de su sencillez, la experimentación y el paso por distintos estilos no deja de ser constante, por si no hubieran tocado suficientes palos, “Getting Older” saca su lado más macarra y cabreado, todo lo contrario a “How The West Was Fun“, que propone una canción country pasada por un filtro de garage. La recta final del disco, compuesta por “What To Do“, “James Brown” y “I Want Your Love” abandona la búsqueda de nuevos matices para ofrecernos su pop más clásico, dejándonos con un buen sabor de boca y unas ganas locas de volver a darle al play.

Dead Ghosts nunca serán un grupo trascendental, ni un grupo que ofrezca algo realmente innovador o que llene estadios. Pero tampoco es algo que parezca preocuparles, porque ni siquiera es algo que les interese. Su filosofía está mucho más encaminada a no tomarse demasiado en serio a sí mismos y simplemente disfrutar y hacer que el público se lo pase igual de bien con ellos, y cuanto más cerca de ellos puedan estar, mejor.

Y es que a veces se nos olvida que la mayoría de cosas son mucho menos complicadas de lo que nosotros las hacemos, que a veces es mejor dejar que la vida pase sin preocuparnos demasiado y dejándonos llevar, que la felicidad está en las cosas pequeñas y que mientras que grupos como Dead Ghosts consigan hacernos pasar un buen rato y alegrarnos un poco el día, su estela brillará tanto o más que la del artista capaz de levantar un mayor número de pasiones.

Dead Ghosts – Dead Ghosts

  • Lo divertidos que son, por más que los escuches no te aburres de sus canciones.
  • Lo evocador que resulta su sonido y su estilo. A veces da la sensación de estar escuchando a los Kinks o a los Beach Boys.
  • Es un grupo perfecto para enganchar a los amigos que quieras, difícilmente podrán resistirse ante temas tan redondos.

  • Que busques algo trascendental.
  • Podrían arriesgar un poco más.

PÁGINA DE ARTISTA

7.1

En el año 2010, Dead Ghosts, un grupo de varios chicos canadienses que llevaban tocando juntos toda la vida, pudo ver por fin publicado su primer trabajo, titulado “Dead Ghosts”, como el propio grupo. Garage, rock and roll, surf-rock y country se dan la mano en un conjunto de canciones listas para ser disfrutadas sin pretensiones.