ALBERT HAMMOND JR.

Supongo que es imposible comenzar este artículo sin mencionar a The Strokes, imposible e injusto. Tras formar parte de ‘la banda que salvó el rock’n roll del siglo XXI’, ¿qué necesidad tenía nuestro protagonista de embarcarse en un proyecto en solitario? Con esto quiero decir que Albert Hammond Jr. ya había cumplido de sobra cuando en 2006 lanzó “Yours To Keep”. Ahora vuelve con su tercer disco en solitario que no esconde, ni lo pretende, ninguna sorpresa que desencadene una nueva revolución musical desde el underground. Más bien al contrario, “Momentary Masters” tiene un carácter tirando a comercial, quiere ser entretenido, no demasiado trascendental y funciona como una especie de válvula de escape para su autor. Ahora bien, ¿todo esto justifica la composición de un nuevo álbum? Habrá quien piense que no.

¿Por qué tú? ¿Por qué así? ¿Por qué ahora?

Para responder a estos tres interrogantes, y dejando de lado las legítimas motivaciones económicas del guitarrista, hay que atender a la decadente curva que han venido trazando The Strokes durante los últimos años. A lo que se puede apreciar a simple vista, es decir, el bajón que sufrió la banda neoyorquina tras la publicación de su segundo largo, se yuxtapone la maquinaria al servicio del ego de Julian Casablancas en que el grupo se había convertido. Si al fracaso artístico/comercial y la presión que se respiraba en el seno de The Strokes se le suma que el capitán de la nave cada vez esconde menos sus ganas de ser un hortera empeñado en homenajear (mal) la cara más bochornosa de los ochenta, el resultado solo podía ser el que la realidad nos ha mostrado.

Albert Hammond Jr. seguía siendo miembro de The Strokes casi por inercia, él mismo reconoce no saber qué va a pasar con la banda y remite a Casablancas cuando los periodistas le preguntan por los planes de futuro de la agrupación. Desde esta óptica se entiende el regreso, tras siete años, del cantautor americano que quiere volver a sentirse músico ofrenciéndonos una decena de canciones sin otro pretexto que desconectar y pasar un rato agradable.

[pullquote]“Momentary Masters” tiene un carácter tirando a comercial, quiere ser entretenido, no demasiado trascendental y funciona como una especie de válvula de escape para su autor.[/pullquote]

El LP se abre con “Born Slippy”, rock mainstream del nuevo siglo. A pesar de ello o tal vez por eso mismo, es uno de los temas más pegadizos de la colección cuyo estribillo parece dedicado a su banda originaria. “Is the moment gone… The party we begun… All the things we said… Taken back yesterday“.

Tras ella llega “Power Hungry”, que confieso logró meterme el miedo en el cuerpo durante los primeros compases; ese bajo y percusión ochentera me hacían presagiar un featuring Julian Casablancas. Al final, la canción resulta no estar nada mal y los arreglos crean un ambiente oscuro bastante sugerente.

Estaba esperando algo como “Caught By My Shadow”, la pieza que más directamente bebe del rock alternativo de principios de la década pasada de la que Albert Hammond Jr. fue uno de los grandes protagonistas. Tampoco es ninguna maravilla, pero es agradable la sensación vigorizante que logra transmitir. Más cerca de la balada se presenta “Coming to Getcha” un tema de superación personal que probablemente haga referencia al periodo de desintoxicación al que Hammond tuvo que verse sometido después de la publicación de su segundo álbum en solitario.

El quinto track, “Losing Touch”, demuestra ser una excelente elección como single promocional. Uno de las composiciones más redondas de este “Momentary Masters” que nos hace preguntarnos por qué el guitarrista ha contado tan poco para el líder de The Strokes en el proceso compositivo de sus últimos esfuerzos.

You can’t control the ocean, you can’t control the tide
Maybe maybe maybe put your ego aside
It’s like I said, I’m just losing touch

Decía que Albert Hammond Jr. tenía ganas de liberar tensiones y disfrutar tocando música. Uno de los mejores ejemplos de ello es “Don’t Think Twice”, una interesante versión del tema de Dylan. No es casualidad esta elección por parte del artista, la canción del de Minesotta encaja como un puzzle en lo que “Momentary Masters” procura ser.

[pullquote]Albert Hammond Jr. consigue su propósito: se ha desquitado y ofrece a su público diez canciones que sirven de reflejo de las ganas y la energía positiva que ha volcado durante el proceso, pero, ¿es suficiente?[/pullquote]

Razors Edge” y “Touché” cargan con enérgicas melodías de indie rock que pueden hacer sentir nostalgia a aquellos que disfrutaron del genial “Is This It”. Desde luego que las escucharás con gusto, pero es probable que no te acuerdes de ellas cuando toque repasar los mejores temas del 2015.

Drunched In Crumbs” confirma esa sensación de urgencia que tiñe los últimos compases de “Momentary Masters” en los que Hammond intenta pisar el acelerador a fondo. A lo largo de ella se sucederán rápidos y estudiados riffs de guitarra, de esos que uno espera escuchar en un disco del guitarrista de The Strokes.

Side Boob” cierra el LP con la vista puesta en el Nueva York de 2002. Otro track rápido e incluso bailable que está teniendo buena acogida por parte del respetable en los directos que le están llevando por América y Europa en la gira de presentación de este trabajo.

Al final Albert Hammond Jr. ha conseguido su propósito: se ha desquitado y ofrece a su público diez canciones que sirven de reflejo de las ganas y la energía positiva que ha volcado durante el proceso. Quizá esto no sea suficiente. Quizá, aunque todos sepamos que hay cosas que no volverán a repetirse, la mayoría esperemos más cuando nos hacemos con un disco que lleva el nombre de ‘Albert Hammond Jr.’. O quizá sea yo que estoy pidiendo demasiado.


Albert Hammond Jr. – Momentary Masters


  • Es capaz de alejarse de lo que estaban ofreciendo The Strokes últimamente y hacer la música que quiere en este momento.
  • Fácil escucha, no exige demasiado.
  • Varias pistas evocan los mejores momentos de la mejor banda que ha salido de Nueva York en los últimos quince años.

  • Corre el riesgo de que su proyecto en solitario acabe cayendo en la intrascendencia.
  • Que ninguno de estos temas vaya a estar en un (¿nuevo?) disco de The Strokes.

PÁGINA DE ARTISTA

6.4

“Momentary Masters” es el tercer disco en solitario de Albert Hammond Jr. y sirve para avivar la llama de la nostalgia de todos aquellos que disfrutaron con su banda a comienzos de siglo. Sin reflexionar demasiado brinda piezas directas y alegres de indie rock.