La corrupción es tras el paro el problema que más preocupa a los españoles. Cada semana nos encontramos con nuevos apellidos asociados a diferentes tramas delictivas que afectan a prácticamente todos los partidos. De entre todos ellos, el apellido Bárcenas es uno de los principales y mejor asentados en el imaginario colectivo. Nuestro entrevistado asegura llevarlo con orgullo.

Guillermo ‘Willy’ Bárcenas, hijo del famoso extesorero, acaba de debutar en la música profesionalmente. “Tres Tequilas”, el debut de su grupo Taburete, ha sorprendido a algunos redactores de El Quinto Beatle, a los que en un primer momento no nos convenció la idea de una casta convertida al indie.

El grupo que interpreta un pop acústico con raíces latinoamericanas ha sido atacado en algunos medios digitales, que les han tachado de ‘niños de papá jugando a ser rockeros’. Y es que Willy no es el único integrante con una ascendencia ligada a la corrupción, Antón, guitarrista de la banda, es el nieto de Díaz Ferrán, el expresidente de la CEOE. De hecho, ambos (político y empresario) se conocieron poco antes del nacimiento de Taburete, en una de las misas celebradas en el centro penitenciario de Soto del Real. Guillermo nos pide que obviemos todo lo que rodea a la banda y le demos una oportunidad a su grupo, un consejo que os recomendamos seguir.

La primera pregunta es obligada… ¿Cuándo decidiste dedicarte a la música? ¿De dónde viene esta vocación?

Bueno, la música y el cine siempre han sido mis dos grandes pasiones. Cuando empecé la universidad formé un grupo con mi primo y me gustó mucho la experiencia. Llegado el momento me fui a Nueva York a estudiar cine y comencé a componer mis propias canciones. Claro que al no tener formación musical notaba que a mis canciones les faltaba empaque, necesitaba los servicios de algún percusionista y un buen guitarra. Este verano conocí a Joaquín y a Antón, vimos que nos gustaba la misma música y congeniamos enseguida, así que decidimos formar un grupo y grabar este disco.

¿Qué opina tu familia? ¿Te ha apoyado tu padre en todo esto?

Les parece fenomenal. Siempre me dijeron que estudiara una carrera, así que me matriculé en Administración de Empresas. Mi padre quería que me licenciase antes de dedicarme a lo que me gusta, para tener una determinada seguridad en mi vida laboral. Cuando cumplí ese requisito pude viajar a Nueva York para realizar unos estudios de cine aunque al final he acabado dedicándome a la música, que también me apasiona. Mi padre me ha apoyado en todas estas decisiones y además disfruta escuchando mis canciones.

En tu faceta musical, ¿quiénes son tus referentes?

Lo bueno que tengo es que soy muy abierto y me gustan todos los estilos musicales, aunque siempre he sido más de canciones en español, eso sí. Para el segundo disco estamos probando otros sonidos e incorporando letras anglosajonas. Mis influencias se encuentran en las rancheras y los boleros de gente como los Panchos o José Alfredo Jiménez interpretados de una forma acústica y actualizada. No es por dármelas de nada, pero creo que tenemos un sonido bastante personal y diferente a lo que se hace hoy en día.

Sí, porque en el panorama indie nacional no hay muchas propuestas parecidas a la vuestra. ¿Cómo os definirías?

Pop-folk con inspiraciones rancheras. Se me acaba de ocurrir.

En la red encontramos comentarios, tanto en Twitter como en blogs, que enseguida os asocian a otro tipo de grupos, digamos… de ‘pop pijo’. Parece que es lo que uno se puede esperar viendo quiénes formáis Taburete.

Sí, rápidamente se nos pone en el mismo espectro musical que grupos como Maldita Nerea u Hombres G, ‘Los Hombres B’ nos han llamado también. Pero he recibido mensajes de gente que en un principio no se había acercado a nuestras canciones por todo lo que rodeaba al grupo o por pensar que tocábamos otro tipo de música y luego se han sorprendido y han contactado conmigo para decírmelo. Es gratificante que alguien rompa ese tipo de prejuicios y pueda dejar a un lado de dónde venimos y quedarse con nuestra música.

Me parece ridículo dejar de escuchar un grupo por los orígenes de sus miembros.

Porque si algo han remarcado muchas críticas (con algo de mala baba) es que no sois más que un grupito de niños de papá. Imagino que querrás desmentirlo, así que cuéntanos un poco como es un día normal en tu vida.

Llevo una vida nocturna, me gusta aprovechar la tranquilidad para componer. Ahora mismo me dedico más al grupo, quedamos tres días a la semana por las tardes para ensayar en un estudio que nos hemos montado. No tengo un trabajo fijo así que no me guío por una rutina determinada. También suelo quedar con los amigos, la novia, cosas así.

En lo que respecta a tu apellido y dejando de lado lo más o menos orgulloso que puedas sentirte de tu padre y pasando a un plano artístico y mediático… ¿Es Bárcenas un hándicap o una excelente estrategia de marketing?

Eso es algo que voy viendo a medida que pasa el tiempo. Puede ser un inconveniente, ya que te etiquetan y vas a tener cierto rechazo, te van a mirar con otros ojos y a decir que no vales. Me parece ridículo dejar de escuchar un grupo por los orígenes de sus miembros. No creo que nadie se ponga a mirar de dónde viene cada componente al comprarse un disco de cualquier otro grupo, no tiene mucho sentido. Por otra parte es un plus porque puedes llegar a muchísima más gente.

He recibido mensajes de gente que no se había acercado a nuestras canciones por todo lo que rodeaba al grupo y luego se han sorprendido.

Prefieres que hablen de vosotros, mal o bien, pero que hablen…

Exactamente. En este mundillo, que te ignoren es lo peor que te puede pasar.

En cuanto al proceso compositivo, ¿llevas tú la batuta o trabajáis las canciones todos juntos?

Trabajamos juntos pero de las nueve canciones de “Tres Tequilas” siete las había compuesto yo antes de formar el grupo. Las letras son todas mías también.

¿Eres de los que trabajas a piñón fijo, o esperas a que llegue la inspiración?

Depende. En lo que es la música soy de componer las canciones en el día. En las letras según el día que haya tenido me sale una cosa u otra, suelo esperar a estar inspirado y en ocasiones me centro en la música y dejo las letras para más adelante.

Tu tema favorito de vuestro primer disco…

Hombre, la más importante para mí sería el adelanto que sacamos hace unas semanas: “Amos Del Piano Bar”. En realidad me quedo con todas, estoy muy contento con el resultado del disco.

Y para terminar, ¿cuál es el próximo objetivo de la banda? Imagino que tendréis ganas de salir a la carretera.

Joder, pues sí. Estamos intentando hacer un poco de promoción y ensayando muchísimo. Nos gustaría recorrer España este verano. Intentaremos tocar en festivales o pequeñas salas, allí donde veamos que el disco interesa. Estamos organizándolo todo y tenemos muchas ganas e ilusión por hacer un buen trabajo.