ELDORADO

Ya con sus dos discos anteriores, Eldorado se habían consolidado como un grupo a tener en cuenta dentro del rock nacional. Algo con mucho mérito dada su corta edad y el ser independientes, pues no tienen discográfica y han conseguido la producción de este LP gracias a una campaña de crowdfunding. Por otro lado, también tienen su respectiva edición en inglés, “Antigravity Sound Machine”.

Grabado en los estudios DNA Recording Facility de Canadá y producido por Richard Chycki, habitual con Eldorado, los ha llevado a dar más de 100 conciertos alrededor del mundo, de los cuales la mitad fueron en España y el resto repartidos entre Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania o Suiza.

La pelota empieza a rodar con “El Mundo Dentro“. Una canción que, a mi parecer, si destaca por algo es las cuerdas. Pero las cuatro cuerdas de César Sánchez. Por eso y un solo de guitarra corto pero vertiginoso, perfecto para hacer air guitar.

Le toca el turno a “Hey Saturno“. Un tema con un riff inicial muy potente y agudo, aunque algo más tranquilo que el tema anterior, y combinado a la perfección con la voz de Jesús Trujillo. Tiene un potente final donde los cuatro músicos muestran sus facetas de directo ya sea con las cuerdas, el bombo o las cuerdas vocales.

Ya con el tercer tema pasamos a un medio tiempo más tranquilo con teclados, donde Jesús aguanta las notas a la perfección. “Domingo Extraño” empieza pisando fuerte con una pesada guitarra y unos potentes bajos para acabar fundirse con un riff muy agudo que al fundirse con la voz recuerda un poco al segundo corte. Eldorado nos deleita con este potente rock que puede recordar a Iommi y Black Sabbath, para una parte media de la canción que es puro hard rock del que recarga pilas.

Llegamos al ecuador del disco. “El Último Tren” hace rodar a Andrés y sus cuerdas a la perfección bajo los raíles rítmicos del bajo de César Sánchez y la batería de Javi. Uno de los cortes más tranquilos y monótonos del disco. Y volvemos a los teclados con “Un Adiós A Noviembre“, más melancólica que todo lo anterior líricamente hablando.

Pasada la primera la mitad nos topamos con “Reactor“. Sorprende por su inicio con las voces y batería, para pasar a unas seis cuerdas en la línea de lo anterior, con arreglos que recuerdan a los Zeppelin más guitarreros e incluso a Aerosmith. Por la parte que toca a “Space Mambo” comienza con un tono más funky, que combina bastante bien con las partes más rockeras del resto del tema.

Con “Juegos De Medianoche” es imposible no acordarse de “Kashmir”, aunque solo sea por la batería inicial. El riff de guitarra, completamente diferente, a veces nos hace pensar que estamos en la canción anterior aunque con otro efecto, hasta que rompe y vuelve el rock más duro de Eldorado. Le toca el turno a tres pesos pesados. “Kassandra“, sin duda, de las mejores del grupo. Melódica, limpia, clara, épica… Escuchando cortes como este no puede evitar formularse la duda: Ay, si fueran británicos o estadounidenses…

Paranormal Circus” se puede dividir en dos partes. Los primeros tres minutos como un medio tiempo donde destacan las voces y el teclado, muy setentero incluso en Eldorado. Acaba rompiendo de forma que ni te das cuenta, algo a destacar casi tanto como su solo de guitarra. Y, para acabar, nos regalan un tema acústico.

Mujer De Otoño” son cinco minutos muy sentimentales en los que guitarra acústica y eléctrica funcionan a la perfección para terminar un disco que deja con ganas de escuchar más. Pero sobre todo de escucharlo bien y tranquilo, no de cualquier manera. Y luego ya, al directo.


Eldorado – Paranormal Radio


  • Mejor calidad de audio en comparación con sus anteriores trabajos. En líneas generales, buenas canciones.

  • Musicalmente hablando no es nada nuevo en este grupo.

PÁGINA DE ARTISTA

7.5

Cuatro grandes músicos unidos para hacer música con mayúsculas. Hard rock setentero y guitarrero para el que es difícil encontrar similitudes en nuestro país.