ECLIPSE

Si bien la instantaneidad y la inmediatez son dos principios que rigen la sociedad actual, la escena musical no está, ni mucho menos, exenta de ello. Dos de los grandes peligros del panorama del momento son el riesgo de ser olvidado, no estar de actualidad y pasar de moda.

Eclipse es una banda sueca de hard rock a la que el tiempo ha tratado muy bien. Con más de diez años de actividad a sus espaldas llegan a 2015 en su mejor momento. Su música ha madurado progresivamente desde que debutaran en 2001 hasta alcanzar su punto álgido en 2012 con el lanzamiento de su cuarto álbum de estudio, “Bleed And Scream”.

La banda liderada por el polifacético vocalista Erik Martensson había atravesado un prolongado, arduo y productivo proceso de maduración que les llevó a convertirse en una auténtica referencia del género en 2012. Un proceso que, durante una década, permitió a Eclipse la publicación de tres discos, “The Truth And A Little More” (2001), “Second To None” (2004) y “Are You Ready To Rock” (2008), a través de los cuales el grupo fue explorando opciones, fórmulas y perfilando un sonido, siendo siempre fieles a sí mismos, que les permitiera la construcción de un sonido, una identidad propia y diferenciada.

La calidad musical y de producción experimentó una vertiginosa evolución y en 2012 Eclipse materializó tantos años de trabajo en su obra maestra, “Bleed And Scream”. Eclipse consiguió algo más que aceptación, lograron la aclamación de público y crítica casi por unanimidad y en el horizonte se presentaba la ambiciosa tarea no de mantenerse, sino de seguir creciendo.

Tres largos años de trabajo y creación para la banda y de expectación e incertidumbre para el público han visto la luz en forma del quinto disco de estudio, “Armageddonize”. Las comparaciones con su excelso predecesor terminan una vez contextualizado el momento de la publicación de “Armageddonize”. Eclipse han logrado cumplir su propósito con creces. Las expectativas estaban disparadas y han sido correspondidas con un magnífico trabajo a la altura.

Con la salida al mercado de “Armageddonize”, Eclipse han logrado confirmar la definición de su estilo propio, un estilo que quedó patente en “Bleed And Scream” y que diferencia a la banda sueca de la contundente corriente de hard rock melódico prominente en Europa en los últimos años. Sin dejar de lado las melodías, los marcados estribillos o las baladas y medio tiempo, se han decantado claramente por una orientación más puramente hardrockera.

Eclipse es una banda de grandes músicos. Al poderío vocal de Erik Martensson se le suma la clase de Magnus Henriksson en la guitarra y el incesante ritmo de Robban Bäck en la batería. Tres elementos que se combinan a su antojo para crear un producto lejos de resultar monótono. “Armageddonize” es un trabajo en el que queda patente la evolución musical sufrida por el grupo durante su carrera, pero deja evidente el inconformismo y el afán de superación.

“Armageddonize” es una viva imagen de ello. Desde el mismo comienzo del disco se hacen patentes las cualidades del sonido de Eclipse, que no son otras que sus marcados riffs, guitarras afiladas que dejan paso a rítmicos estribillos coreados. Se puede decir que Eclipse reúnen en sus canciones los puntos fuertes del hard rock y los del AOR, para conseguir un conjunto rico y variado y de una calidad sobresaliente y así lo demuestran sus dos primeros singles, “Stand On Your Feet” y “I Don’t Wanna Say I’m Sorry”, con los que abren el disco. Dos piezas que siguen una estructura ascendente para cabalgar a lo largo de las estrofas a través de la contundente guitarra de Magnus suavizada por la potente pero melodiosa voz de Martensson.

[pullquote]Con la salida al mercado de “Armageddonize” Eclipse han logrado confirmar la definición de su estilo propio, diferenciándose de la contundente corriente de hard rock melódico prominente en Europa en los últimos años.[/pullquote]

Las poderosas canciones que abren el disco se alternan con baladas y medios tiempos perfectamente logrados como “The Storm” y “Live Like I’m Diyng”. Una de las mejores pruebas del talento musical del grupo está resumida en “Blood Enemies”, canción que aúna un riff inicial de tonos épicos roto por la batería y que tiene algunos de los momentos vocales más sublimes del disco. Eclipse es una banda en constante progresión y la fusión de estilos es una de las claves de su éxito, como demuestran en uno de los temas punteros del álbum, “Wide Open”, una combinación perfecta entre la fuerza de sus guitarras metalizadas y la calidez de su melódico estribillo. El recital con una inesperada dosis de guitarra acústica con claras influencias de la música country. “Breakdown” es una canción que por momentos parece transportarnos a la época New Jersey de Bon Jovi.

Pero si por algo se caracterizan los suecos es por su fuerza, y así lo demuestras en la siguiente tanda de canciones encabezada por “Love Bites”, una atronadora andanada de guitarra distorsionada, voz distorsionada y batería incesante al servicio del hard rock más potente del álbum. En la misma línea sigue “Caught Up In The Rush”, una potente pieza caracterizada por un riff punteado acompañado por el marcado ritmo de la batería y un predominante bajo de Magnus Ulfstedt, que toma un sorprendente protagonismo. El estribillo coreado pone la guinda a una sólida pieza.

El álbum se despide con los dos últimos cortes siguiendo la tónica habitual, pero dejando el nivel muy alto. “One Love – My Life” es un tema hardrockero con un sonido actual y renovador, Erik alterna estrofas melódicas con otras en las que da rienda suelta a su desgarradora potencia vocal, de la misma manera que Magnus ejecuta en esta pista uno de los mejores solos del disco. “All Die Young” pone punto y final al disco por todo lo alto. La pista más rápida y contundente del trabajo en el que cada miembro del grupo, con un Erik sonando mucho más grave y oscuro.

Eclipse manejan los tiempos a la perfección, oscilando sin ningún problema por sonidos que van desde el AOR al hard rock y coqueteando con el heavy metal, sin perder un ápice de calidad y dejando su sello de identidad presente en cada tema.


Eclipse – Armageddonize


  • Confirmación del estilo propio de Eclipse.
  • Perfecta comunión de fuerza y melodías.

  • Lo único capaz de de comedir los halagos a este trabajo son las comparaciones con su excelso predecesor, “Bleed And Scream”.

PÁGINA DE ARTISTA

7.3

“Armageddonize” es un trabajo redondo, una combinación de estilos impecable con un sonido potente, renovador y con el que Eclipse logran su confirmación definitiva como una de las bandas clave del panorama de hard rock europeo.