En 1968 veía la luz el décimo y homónimo disco de The Beatles, más conocido como el “White Album” por su portada impecablemente blanca. Un doble álbum que alcanzó una enorme notoriedad, situándose en el primer puesto en multitud de listas de éxitos internacionales durante varias semanas en los primeros meses tras su lanzamiento. Un año después, el “White Album” fue tomado como referencia por un joven con delirios de grandeza para cometer una sangrienta masacre que todavía hoy es recordada.

helter-skelter-espiral-del-caos-2Charles Manson, nacido en Ohio en 1934, hijo ilegítimo de una joven adolescente y alcohólica, pasó casi toda su vida en prisión por delitos de diversa índole, hasta que con 33 años fue finalmente puesto en libertad. Corría el año 1967, el espíritu hippie se encontraba en plena efervescencia y Charles no tardó en incorporarse al estilo de vida imperante del Haight-Ashbury de San Francisco. Lo que posteriormente fue denominado como ‘La Familia’ comenzó como tantas otras comunas hippies de la época: un grupo de jóvenes, en su mayoría chicas, que vivían y hacían uso de las drogas junto a Manson. Esta relación fue cambiando de manera que al poco tiempo se habían convertido en una especie de secta cuyo líder indiscutible era el propio Manson quien, con su filosofía y teorías acerca del mundo y la sociedad, creó una contracultura hippie mucho más sofisticada y agresiva en cuanto a las protestas sociales.

Las influencias de los Beatles en ‘La Familia’ se dejaron ver pronto, adoptando el nombre de Magical Mystery Tour (doble EP publicado ese año) para nombrar a los viajes y experiencias místicas que experimentaban a bordo del autobús escolar en el que se desplazaban, además de nombrar a la casa amarilla en la que vivían ‘Yellow Submarine’. Pero la verdadera locura vendría al año siguiente, con la publicación del ya mencionado “White Album”, el cual, según el gurú de ‘La Familia’, había sido escrito para él y contenía una inquietante epifanía sobre la lucha interracial. Una lucha apocalíptica a la que él y algunos elegidos debían sobrevivir para que, llegado el momento en el que la raza negra hubiera vencido y se viera incapaz de dominar debido a su inferioridad, ellos tomaran el poder y dominaran el mundo.

Fue capaz de interpretar mensajes en la mayoría de las canciones del disco, siendo sin embargo su paranoia con “Helter Skelter” la más importante e influyente. Según Manson, “Helter Skelter” era esta guerra apocalíptica entre razas, una canción profética que les animaba a organizarse y a iniciar el movimiento en caso de que la raza negra no se atreviese a ello. “Helter Skelter” era el Apocalipsis, los Beatles los Cuatro Jinetes apocalípticos y “Revolution 9” la confirmación que necesitaba para saber que era él quien debía iniciar el movimiento. La interpretación que realizó Manson en este caso fue que Lennon se refería no a ‘Revolution’ sino a ‘Revelation’, el libro de las Revelaciones (curiosamente escrito por St. John), el último de la Biblia, que contiene la escena del Apocalipsis, y el capítulo 9, exactamente, comienza así: “El quinto ángel tocó la trompeta. Y vi que una estrella había caído del cielo a la Tierra, y le fue dada la llave del pozo del abismo”. No cabía alguna duda entonces de que era Charles Manson el quinto ángel, destinado a luchar junto a los Cuatro Jinetes.

helter-skelter-espiral-del-caos-3
Miembros de ‘La Familia’ Manson

Obsesionado con esta idea que contagió a los demás, trató de ponerse en contacto con los Beatles por todos los medios posibles, pero no era el único en el mundo obsesionado con el cuarteto de Liverpool, por lo que todo su esfuerzo fue inútil. Manson, que había aprendido a tocar la guitarra en la cárcel, decidió entonces que ‘La Familia’ idearía también un álbum que, de forma tan subliminal como habían hecho los Beatles, se convirtiera en desencadenante de esta lucha para la que habían sido encomendados.

Trabajaban en las canciones a la vez que elaboraban planes de huida y escondites para el momento en el que llegase el caos. Dennis Wilson, baterista de The Beach Boys, mantenía una amistad con Manson, por lo que le presentó al productor Terry Melcher con la intención de sacar adelante el disco, y acordó una cita en el Rancho Spahn, donde vivía ‘La Familia’. Pero Melcher ya había oído alguna de las canciones por medio de Wilson, y se negó a acudir al ‘Submarino Amarillo’ por no encontrar ninguna aptitud valiosa en su música. Este desplante enloqueció al ya resentido Manson, que decidió salir en búsqueda del productor para vengar su ofensa.

De esta manera, la noche del 9 de agosto de 1969, Manson envía a ‘Tex’ Watson, Patricia ‘Katie’ Krenkwinkel, Susan ‘Sadie Mae’ Atkins y Linda Kasabian al 10050 de Cielo Drive, la que había sido residencia de Terry Melcher hasta que el director de cine Roman Polanski la adquirió y se mudó allí junto con su mujer, la famosa actriz Sharon Tate. Manson era consciente de este hecho, pero no le frenó a la hora de enviar a sus seguidores a perpetrar la masacre. Las instrucciones fueron aniquilar a cualquier persona que se encontrase allí de la manera más despiadada y horrible que pudieran. Los cuerpos sin vida de Sharon Tate (embarazada de ocho meses), Jay Sebring (peluquero de la actriz), Wojciech Frykowski y Abigail Folger (estos dos últimos amigos del matrimonio), fueron encontrados a la mañana siguiente esparcidos por la propiedad mostrando incontables heridas de arma blanca por todo el cuerpo. En la puerta de la vivienda, antes de marcharse, los secuaces de Mason escribieron la palabra “PIG” con sangre de la actriz.

helter-skelter-espiral-del-caos-4

Por lo que después se supo, esta pintada hacía referencia a la canción “Piggies”, compuesta por George Harrison e incluida también en el “White Album”. Una crítica social a la forma de vida de los ricos, a los que el Beatle llama ‘cerditos’. Uno de sus versos dice “You can see them out for dinner with their piggy wives, clutching forks and knives to eat their bacon…”, el cual influiría enormemente en la siguiente acción criminal de ‘La Familia’. 

helter-skelter-espiral-del-caos-5La noche siguiente al crimen en Cielo Drive ‘La Familia’, esta vez con Manson presente, acudió a la casa del matrimonio LaBianca, otros ricos empresarios, y los asesinaron a puñaladas con cuchillos de cocina y tenedores de trinchar. Tex Watson grabó con un cuchillo la palabra “WAR” en el abdomen del señor LaBianca, en alusión a la profética guerra que, en teoría, debía comenzar. En esta ocasión, las pintadas fueron “Death to pigs”, “Rise” (pues Mason creía oír esa palabra pronunciada por John Lennon en “Revolution 9”) y, convirtiéndose en el centro de todo el movimiento criminal, “Healter Skelter”, con una ‘a’ de más debido a una falta ortográfica. Aunque no aparecieron más pintadas, durante el tiempo que duró el juicio contra Charles Manson y el resto de ‘La Familia’, el desquiciado gurú comunicó muchas de sus interpretaciones del resto de canciones del “White Album” para apoyar su inocencia.

En “Blackbird” “Pájaro negro cantando en el silencio de la noche… Toma esas alas rotas y aprende a volar… Toda tu vida has estado esperando el momento de alzarte” era el mensaje que debía trasladar a la raza negra para animarles a comenzar su levantamiento. En “Honey Pie” “Vuela a través del Atlántico a donde perteneces” se interpretó como la necesidad que tenían los cuatro de Liverpool de viajar hasta California para unirse a ‘La Familia’. Además, “La magia de tu canción en Hollywood” se tomó como una referencia directa a la música de Manson. La última prueba de conexión mental irrefutable entre los Beatles y Charles Manson estaba en “Sexy Sadie”, ya que el perturbado profeta había renombrado a una de sus seguidoras, Susan Atkins, como Sadie Mae Glutz tiempo antes de que se publicara el “White Album”, y “Sexy Sadie, ¿qué has hecho?… Los has vuelto a todos locos” terminó por cumplirse siendo Atkins una de las principales protagonistas de la matanza.

Las reacciones de los Beatles ante estos hechos fueron de auténtico horror. Ringo Starr, amigo del matrimonio Polanski, comentó en los medios: “¡Es horrible! Quiero decir, conozco Roman Polanski y Sharon Tate y, ¡Dios! Ha sido un enorme golpe para todos porque de repente toda esta violencia salió en medio de todo este amor y paz. Es bastante miserable, en realidad, y todo el mundo se volvió inseguro. No sólo nosotros, todo el mundo en la ciudad sentía que le podía pasar a cualquiera”. John Lennon por su parte, tiempo después de la separación del grupo, fue preguntado en una entrevista acerca de cómo se sentía con que su música hubiese inspirado un crimen así, a lo que él respondió que las actuaciones de Manson habían sido influenciadas únicamente por “Helter Skelter” y por “Piggies”, de manera que eso no tenía nada que ver con él. George Harrison calificó al criminal como un “loco desquiciado e indeseable, con el que nos disgustó mucho que se nos relacionara”. El bajista Paul McCartney se vio obligado en varias ocasiones a reafirmar que su tema nada tenía que ver con las interpretaciones del loco fundador de ‘La Familia’, y que por muchas vueltas que se le quisiera dar, la letra nunca estuvo pensada para un objetivo similar. Sólo quiso crear una canción salvaje, no provocar una reacción salvaje. 

Mientras aún estaba siendo juzgado, Charles Manson se exculpó de sus crímenes alegando que no había sido él el creador del mensaje. “Al igual que “Helter Skelter” es un club nocturno, “Helter Skelter” significa confusión. Literalmente. Eso no significa una guerra con todo el mundo. Eso no quiere decir que esas personas van a matar a otras personas. Sólo significa lo que significa. “Helter Skelter” es confusión. La confusión se viene abajo rápidamente. Se le puede llamar como desees. No es mi conspiración. No es mi música. Oigo lo que quieren decir. Dice “Rise” Dice “Kill!”… ¿Por qué culparme a mí? Yo no escribí la canción. Yo no soy la persona que proyectó esa conciencia social en ustedes”.

Es por esto que muchos hoy aún son incapaces de desligar el mítico tema con los acontecimientos sucedidos a finales de los sesenta. Muchos afirman que la visión negativa que se tiene del heavy metal y el hard rock proviene de este hecho, pues “Helter Skelter” es considerada por muchos la primera canción ‘heavy’ de la historia del rock, que sienta las bases del posterior movimiento punk y heavy metal de los setenta y ochenta. Y aunque hoy día nos parezca de una dureza bastante suave y escueta, era una de las canciones más ruidosas y salvajes que se habían oído hasta la fecha. Lamentablemente, a raíz de lo sucedido en el caso Manson, la canción se vio gravemente estigmada, de manera que se excluyó de los recopilatorios, ha sido olvidada por muchos y nunca escuchada por tantos otros. De hecho, no se tiene constancia de que fuese interpretada en directo nunca por los Beatles.

No fue hasta el año 2004, cuando Paul McCartney la interpretó en concierto en su gira en solitario. Sí había sido, sin embargo, versionada anteriormente por otras bandas como Oasis o U2. Bono lo justificó diciendo que “Esta es una canción que Charles Manson robó a los Beatles. Nosotros vamos a robársela de vuelta”. Actualmente, McCartney la mantiene como habitual en sus setlists, y en 2012 la interpretó junto con los músicos de Nirvana. Pero no son los únicos que no han querido perderse la oportunidad de versionarla, también Aerosmith, The Killers y Andrés Calamaro, entre otros, se han atrevido.

Hoy día Charles Manson continúa en prisión, al igual que el resto de personas implicadas en los asesinatos de la casa Polanski y el matrimonio LaBianca, condenados a cadena perpetua. En un homenaje de dudoso gusto, Guns N’ Roses incluyeron en su discografía una de las canciones de Manson, “Look At Your Game, Girl”, que a pesar de lo detestable de su procedencia, no deja de ser una buena pieza. O una buena adaptación…