ANNI B SWEET

La conocimos en los medios con una dulce versión del tema de a-Ha “Take On Me” para poner de fondo un anuncio de McDonalds, y ahora, fiel al sello Subterfuge Records, publica su tercer disco de estudio, al que ha titulado “Chasing Illusions”.

La malagueña forma parte de una curiosa camarería de cantantes afines por un género que les va al pelo: el folk. Guitarras bajo el brazo, dulces voces al unísono y una presencia fuertemente marcada en festivales para marcar un punto de inflexión entre rock y electrónica. Si no, que se lo digan a Russian Red o a La Bien Querida.

Esta vez ha apostado por una producción más cuidada, en la que la guitarra acústica queda a un lado y deja paso a alegres ritmos de percusión (y a ratos intensos y cargados de misterio) y coros que retumban junto a una electrónica de fondo suave y distendida, típica del New Wave de los ochenta.

Anni presenta Chasing Illusions con una revelación que concierne al concepto de amor verdadero. “Begginer” habla de cómo lentamente se está enamorando, de cómo va asumiendo los síntomas. Fuera de los acústicos a lo que nos tiene acostumbrados la malagueña, esta vez nos ofrece un corte más comercial, una balada al más puro estilo ochentero, con cierto abuso de sonidos de ultratumba de fondo. “Onyx Stars” podría haberla compuesto su colega folkera Lourdes Hernández, pero no. Esta vez se ha dejado llevar por sí sola a los sonidos del ayer y a la voz de la nostalgia.

Continúa reciclando influencias musicales, esta vez cercanas a los Dire Straits, bajo los punteos de guitarra eléctrica con “Never“, la canción con la que la malagueña se rebela contra el hastío y prefiere atreverse con cosas nuevas. Ella misma confiesa que se conoció en la soledad, y que no esperaba cantarlo tan alto.

Knives” podría ser la canción que suena de fondo justo cuando la tormenta amaina y los primeros rayos de Sol aparecen. Con una letra optimista en la que la cantante prefiere melodías con las que bailar antes que llorar, la podemos asemejar con sonidos típicamente sesenteros del folk más dulce y amable. Haciendo una vista conjunta en el nuevo proyecto de Anni B Sweet, es sin duda una de las pistas que realzan la calidad del elepé, perfecta para reproducir un día de verano.

Cuando juntas los instrumentales de artistas como The Smiths y The Cure, surge un tema teñido de ultimátums como es “Chasing Illusions“, otro de los cortes estrella del álbum. Primer single del disco, trata de enseñar una lección de humildad con la que luego respirar a gusto mientras su voz suena más madura que nunca: “Don’t go chasing what you cannot catch… Don’t go showing what you never had“.

Con “Dare to Love” nos pregunta una y otra vez si somos capaces de querer a una persona después de una relación que no ha funcionado por razones desconocidas. Lo único que conoce es que ha llegado a ofrecer más amor que la otra persona, lo que considera un error. Un error que está envuelto en una enigmática y oscura producción con coros y acordes punzantes a la guitarra.

Drive” se asemeja al estilo musical de The Cardigans y otras bandas de indie pop de los noventa y, a continuación, con aires de Nancy Sinatra, se dispone a interpretar “Watch Me Shoot You” (bang bang para más inri), una pieza bizarra con la que trata de innovar, al igual que canciones anteriores como “Onyx Stars” o “Drive”.

I Spoke To Me” juega con una clara influencia country que a ratos se acerca a los principios de Anni B Sweet cuando comenzó su carrera musical frente a Subterfuge. De esta manera nos relata una historia en la que sus palabras no siempre servían para llamar la atención de aquella persona por la que sentía algo más que atracción.

Las guitarras marcan el ritmo y por ende, un final resolutivo y quizás algo soberbio. Otra de las canciones de amor con las que firma la malagueña se titula “Everyone Talks“, y quiere referirse a lo importante que llega a ser una persona frente a las reacciones y las opiniones de los demás. La melodía, optimista y marcada por una percusión alegre, refleja con exactitud los sentimientos de la cantante, que bien dicho en su canción, recuerda estar flotando como un astronauta cuando era niña.

Para concluir con el tercer trabajo de Anni suena “Doctor“, un equivalente a “Monsters” de su anterior elepé, en el que desgarra con la guitarra su corazón por última vez para mostrar su angustia interna. Es el tema que se acerca a lo que nos tiene acostumbrados en cuanto a su simpleza instrumental y su carácter acústico, más allá de los tristes ecos que retumban constantemente.


Anni B Sweet – Chasing Illusions


  • En este nuevo trabajo queda latente el carácter dulce de Anni, más allá de aquellas pistas en las que refleja su lado más vulnerable.
  • Aporta nuevos sonidos a su repertorio y la producción de cada una de las pistas está muy bien cuidada.
  • No hay duda que ha compuesto un disco que no decepcionará a sus fans en ningún momento.

  • En varios tramos de “Chasing Illusions” se vuelve monótono.
  • Pocas canciones destacan dentro del elepé de Anni. Cuesta cogerle el gusto en la primera escucha.
  • Los temas se encuentran dispersos, faltos de un orden temático.

PÁGINA DE ARTISTA

6.9

Anni B Sweet envuelve para regalo temas con los que lucir su dulzura vocal como el amor y la ruptura en su nuevo disco “Chasing Illusions”. La malagueña consigue nuevas técnicas, dejando apartado su lado más folk por el que llegamos a conocerla hace seis años.