San Patricio ha dejado de ser fiesta exclusiva de la República de Irlanda para celebrarse en países que nada tienen que ver con la cultura celta: Estados Unidos, Italia, México, España… Toda ciudad que haya experimentado la colonización de los pubs, con sus correspondientes pintas, dianas de dardos y posters con tucanes vive el 17 de marzo como una fecha propia: prendas verdes, pinta en mano y colega en la otra.

Lo que marca un buen St. Patrick’s Day además de los tréboles, los sombreros de copa y las borracheras a base de Guinness es la música. Dado que los ritmos celtas tradicionales se quedan anticuados, el género más popular para danzar al ritmo de gaitas y acordeones es el rock celta o celtic rock (según el nivel de bilingüismo). Exalta al irlandés que llevamos dentro aderezando estos instrumentos con baterías, guitarras eléctricas y algún grito enérgico. Aunque el boom de estas bandas que cantan sobre la Gran Hambruna irlandesa del siglo XIX, whisky o alcoholismo fue en los noventa, su origen se remonta a principios de los años 60.

Esta es una selección de grupos que harán que levantes la birra y abraces al primero que te cruces mientras coreas sus estribillos.

The Dubliners

https://www.youtube.com/watch?v=NoiF7Qket_k

Grupo de folk irlandés que nació en el Dublín de los años sesenta. No cabe duda de que a ellos se les debe la popularización del género en Europa. Esta lista sería imposible de completar si no hubieran existido las alegres voces del fallecido Luke Kelly y de Ronnie Drew, pues inspiraron a la mayoría de bandas que aquí citamos. Su tema más exitoso, “Whiskey in the Jar”, ha sido versionado por Metallica, Thin Lizzy, Belle & Sebastian o U2, entre otros. Además de brindar con este tema de fondo, recomendamos para celebrar San Patricio “Seven Drunken Nights” o “Song For Ireland” para cerrar la fiesta.

Dropkick Murphys

Los Dropkick Murphys se formaron en los barrios de trabajadores irlandeses inmigrantes del sur de Boston. Sus temas danzan entre el punk rock, el folk irlandés y el Oi! En otras palabras, ‘música de piratas’, no hay más que ver las portadas de discos como “Signed and Sealed in Blood” (2013) o “Time to Go” (2003). Sus temas más populares son “I’m Shipping Up to Boston” o “Rose Tattoo”, pero para esta noche proponemos dos cortes pocos conocidos: “The Spicy McHaggis Jig” y su versión de “The Fields of Athenry”.

Flogging Molly

Tienen un origen similar a los Dropkick, pues nacieron en las tabernas irlandesas habitadas por los nietos de los emigrantes irlandesas que huían de la Gran Hambruna del siglo XIX. Su hit “Drunken Lullabies” se hizo un hueco en el Billboard estadounidense en 2002 y, sin duda, es la canción más indicada para el momento álgido de la noche.

The Pogues

Son la encarnación musical del irlandés agresivo que gusta de iniciar trifulcas en bares en las que acaban enzarzados todos los clientes. Su fama de ‘borrachos busca peleas’ les precede y los problemas que su cantante, Shane MacGowan, tenía con el alcohol no eran un secreto para sus fans. Influenciados por The Dubliners, realizaron una colaboración conjunta con el tema “The Irish Rover”.

Celkilt

Para quienes todos los días son San Patricio, no podían faltar. No son ni irlandeses, ni estadounidenses, ni escoceses, sino… ¡Franceses! Todo un grupo revelación en el panorama del punk rock celta y unos cachondos, para qué negarlo. Cuenta la leyenda que un alquimista dotó a cada miembro de la banda de una serie de habilidades destinadas a tocar un instrumento concreto. Cuando juntan sus ‘fuerzas’, desbloquean el poder de la falda escocesa. Vamos, de todo menos antipáticos.

Gaelic Storm

¿Recordáis la escena de Titanic en la que Jack baja a Rose a los camarotes del vulgo y se encuentran con una fiesta en toda regla? Los motivados artistas que les hacen mover el esqueleto son los de Gaelic Storm y el tema, “An Irish Party in Third Class”. La película no sólo sirvió para catapultar a Celine Dion a nivel musical, esta banda también se hizo con su trozo de pastel. Ideales para encandilar a jovencitas con unas cuantas pintas de más.

The Mahones

Nacieron en Canadá un San Patricio de 1990. En su web presumen de ser lo mejor del Irish punk desde 1990, y no les falta razón, pues en 2014 fueron coronados como mejor banda punk en los Sirius XM Indie Awards. Para esta noche de marzo destacamos  “St. Patrick’s Day Irish Punk Song”, la decisión no tenía mucha dificultad.

Black 47

Extraen su denominación del verano de 1847, el peor de la Gran Hambruna irlandesa. Combinan rock celta con toques de reggae, hip hop, folk y jazz, fusión que le da a su música ese toque de ‘buen rollo’ que les diferencia de otras agrupaciones. “Funky Céilí”, por ejemplo, es una combinación muy interesante de gaitas, guitarras y ritmos funk.

Celtas Cortos / Mägo de Oz

No se puede clausurar la lista sin hacer mención al producto español. Hay nombres conocidos, véanse Celtas Cortos o Mägo de Oz, y otros más underground pero no por ello peores, como Cronometrobudú, Ñu, Lándevir o Saurom.  Aunque la fiesta de San Patricio sea mejor vivirla en inglés, no dejen de escuchar “El marinero Borracho”, “Jiga Irlandesa”, “La Danza De Las Mil Tierras”…