BLACK PISTOL FIRE

En 2011 Black Pistol Fire estrenaron su primer trabajo. El blues desenfrenado de aquel largo homónimo demostró la genial forma que tienen los canadienses de entender las raíces. Su pasión por la música y su capacidad de jugar con los tempos y sonidos captó nuestra atención. Sus geniales directos, llenos de improvisación, y su regustillo a whiskey nos sedujeron sin dilación.

Tras el demoledor debut, Black Pistol Fire vuelven a la carga con “Big Beat ‘59”. Este nuevo elepé fue lanzado en agosto de 2012 y producido por Michael Rocha. En su gira de presentación telonearon a grupos como Black Rebel Motorcycle Club o Band Of Skulls. Es una continuación evolucionada del aquel primer disco sin dejar atrás sus influencias, entre la cuales encontramos a Little Richard, Jimi Hendrix, Led Zeppelin, Creedence Clearwater Revival, The Black Keys o The White Stripes.

El trabajo se abre con “Beelzebub”, un tema muy simple, pero que nos engancha desde el primer instante. Un ritmo básico a base de palmas acompaña a un riff de guitarra que a su vez escolta a la voz. Kevin, vocalista y guitarrista, congrega todas sus fuerzas en cantar como nos tiene acostumbrados.

En el segundo corte, “Stripes or Keys”, encontramos un sonido más moderno. Una guitarra distorsionada compone esta referencia a los que probablemente son dos de los dúos más exitosos de la historia e, inevitablemente, rivales. Sin duda ambas bandas son una principal fuente de inspiración. De hecho, en un corto solo de guitarra hacia la mitad del tema parece que estamos escuchando al mismísimo Jack White.

Nos topamos ahora con “Crow’s Feet”. Mucho charles en una batería contundente guiada por Owen y otro genial riff de Kevin nos lanzan a la pista de baile. Es un tema que refleja perfectamente las inconmensurables dosis de energía que reparten los canadienses.

De igual manera ocurre en “Busted and Blue”. Una chirriante guitarra que se complementa con alaridos pegadizos nos hará sudar hasta la extenuación. Un tema corto pero muy intenso y tremendamente penetrante que se quedará atrapado en tus sesos.

Hot Mess” es un tema para disfrutar. Después de la tormenta llega la calma. Una dosis de bluegrass que nos permitirá tomar aire y recuperar las fuerzas perdidas. Un banjo y una pandereta forman los pilares del corte.

Espero que hayas tenido tiempo para recuperate porque llega “Drop The Needle”, mostrando al par en todo su esplendor. De nuevo rabia y brevedad te conducen en un viaje lleno de curvas. Nos encontramos una guitarra revoltosa y más poderío a la batería.

En “Young Blood” podríamos decir que han secuestrado una balada y la han bañado en bebida isotónica, llevándola a su territorio. Una explosión de platillos y una guitarra tranquila inundan nuestros oídos durante este exitoso experimento.

https://www.youtube.com/watch?v=2Egyzv9P9j8

Bombs And Bruises” es una canción veraniega. Una guitarra alegre y un charles saltarín nos acompañan de camino a la playa. Buen rollo y placidez se cierran con un solo de guitarra acelerado.

Lay Down” es un corte al más puro estilo Black Pistol Fire. Un aplastante riff, cambios de ritmo y aullidos, muchos aullidos, son la receta de esta energética dosis. Es un tema muy similar al que le sigue, “Slow Burn”. Más riffs, vitalismo y diversión a base de una guitarra poderosa y la inagotable batería de Owen.

El trabajo se cierra con “Dead Love”. La guitarra, con dulzura y delicadeza, abre el corte y luego todo se vuelve más caótico e incontrolado con una guitarra más saturada. Un tema que nos despide dejándonos muy buen sabor de boca.


Black Pistol Fire – Big Beat ’59


  • Han recorrido nuevos caminos a base de pequeños experimentos que suponen un cambio de sonido y demuestran una mayor versatilidad.
  • Se introducen algunos solos de guitarra.
  • A pesar de la simplicidad de los cortes, cumplen con su objetivo con creces haciendo que nos divirtamos y bailemos sin parar.

  • Tal vez algunos temas, hacia la parte final del largo, se puedan hacer un poco pesados.
  • Quizás acortando un poco su duración mejoraría nuestra experiencia sonora.

PÁGINA DE ARTISTA

7.0

Con este nuevo trabajo, los canadienses renuevan su sonido pero manteniendo en todo momento su esencia más nerviosa y revitalizante. Volvemos a encontrar los mismos aullidos que nos mostraron en su debut pero acompañados ahora de más arreglos y sonidos más sólidos. Han cambiado un poco el rumbo, pero siguen manteniendo su objetivo, hacernos pasar un buen rato.