UNKNOWN MORTAL ORCHESTRA

En “Unknown Mortal Orchestra”, álbum debut del grupo homónimo liderado por el neozelandés Ruban Nielson, éste desglosaba una serie de principios que en este “II”, la continuación natural de ese debut, permanecen intactos e inamovibles. Nielson vuelve a encerrarse en su sótano, armado con una grabadora de cintas y el ProTools, y vuelve a entregar una galería de canciones deslumbrantes, convenientemente tapizadas de psicodelia y espíritu lo-fi.

Esta segunda entrega de la UMO sigue las reglas de las secuelas cinematográficas donde no nos encontramos nada necesariamente nuevo, sino una versión XL de lo anterior (más y mejor). Aunque ambos trabajos cuentan con el mismo número de cortes (nueve, si no contamos “Dawn” que apenas funciona a modo de interludio), “II” alcanza los cuarenta minutos de duración (diez más que el anterior) gracias a una selección de canciones más completas y perfeccionadas.

La diferencia fundamental con “Unknown Mortal Orchestra” es que en este primer álbum la psicodelia estaba al servicio de una atmósfera alucinógena y burlesca y en “II” se transforma en una herramienta introspectiva, que explica un estado de ánimo que bucea entre la soledad y el cansancio. El mismo Ruban admite que “el primer disco nace de una mentalidad positiva, mientras que el segundo viene de una mentalidad negativa. Ambas fueron inspiradoras de formas diferentes”.

[pullquote]Nielson vuelve a encerrarse en su sótano, armado con una grabadora de cintas y el ProTools, y vuelve a entregar una galería de canciones deslumbrantes, convenientemente tapizadas de psicodelia y espíritu lo-fi.[/pullquote]

A pesar del cambio en el tono, Nielson repite fórmulas y nos vuelve a fascinar con nuevas melodías, una guitarra aún más anárquica y un sonido sucio, casi opaco. Conceptualmente el álbum continúa el discurso del anterior y volvemos a encontrarnos con letras oscuras y poco explicativas. Sería un error de bulto apelar al lugar común de las referencias implícitas a las drogas, entendiendo que Nielson, un consumidor habitual y confeso, no necesita recurrir a retruécanos o sutilezas para hablar de su relación con los estupefacientes. Ruban nos habla de estados de ánimo, provocados por las drogas o no pero, en cualquier caso, las sustancias de las que nos habla son la soledad y el abatimiento. Desde la primera línea que abre el disco “Isolation can put a gun in your hand” (“el aislamiento puede poner una pistola en tu mano“) vemos que Ruban utiliza este nuevo trabajo como una forma personal de enfrentarse al vacío, de desafiarlo y lo convierte en una herramienta para que nosotros podamos enfrentarnos al nuestro.

Ese primer verso pertenece a “From the Sun”, genial primer corte que invita a una escucha detrás de otra. Abre con un arpegio de guitarra acústica, donde oímos la reverberación de los dedos de Ruban desplazándose sobre las cuerdas como si desprendiesen sangre cada vez que cambia el acorde. La canción nos lleva a un terreno muy melancólico con la voz principal desdoblada en varias capas, casi como una armonía fantasmagórica que nos habla de ese aislamiento y ese cansancio, como síntomas evidentes de una depresión profunda. Minuto y medio más tarde la canción ya se ha convertido en un clásico de Unknown Mortal Orchestra: la guitarra acústica se transforma ya en una eléctrica y entran batería y bajo tal y como los que podíamos encontrar en el trabajo anterior.

El siguiente corte “Swim and Sleep (Like a Shark)” fue el primer tema que conocimos de “II” y también es uno de los más afortunados, contiene todo lo que esperamos de las mejores canciones de Nielson, pero sin la luminosidad de “How Can You Luv Me”. Y en esta misma línea continúa “So Good At Being In Trouble”, que reúne simpleza y belleza sobre un ritmo que toma prestado del hip-hop, una influencia que se manifiesta más en este trabajo que en el anterior, particularmente en la percusión.

One At a Time” apela directamente a “Thought Ballune”. Atrapada en un ritmo funky, e incluso puntuada en su segunda parte por arreglos de viento, “One At a Time” es de las pocas canciones que podríamos atribuir a otra banda si no conociésemos su origen.

En “The Opposite of Afternoon” la guitarra viaja por su cuenta y Nielson no puede hacer otra cosa que seguirla de cerca, intentando aproximarse con una voz más intimista y una de las letras más poéticas que le conocemos y que nos habla de, bueno, quién sabe de qué nos habla cuando dice “Only gods in a mountain at night, it’s alright, fools and molten virgins alike, rolling in the naked and the fragrant doom tonight”.

El momento más rockero viene de la mano de “No Need for a Leader”: el ritmo se torna frenético y el riff es el hilo conductor al que nuestro oído se rinde sin condiciones. Apreciamos además un matiz reivindicativo en el texto que postula la idea de que quizá no sólo sea Nielson el que se siente mal, puede suceder que el mundo esté mal.

Se toma su tiempo para “Monki”, una canción de amor oscura que se alarga hasta los 6 minutos y que serpentea entre efectos de sonido y acordes solitarios. El álbum recupera el vigor con “Faded in the Morning”, que compite por ser una de las mejores canciones de este nuevo trabajo. La melodía es electrizante y el acompañamiento instrumental se enciende y vibra gracias a esa electricidad.

Como ya sucedía con el primer álbum, la última canción vuelve a ser una perla imprescindible e inesperada. “Secret Xtians” comienza con una guitarra que nos remite, contra todo pronóstico, al “Don’t Dream It’s Over” de Crowded House, pero que tras esta rara introducción toma forma de canción de Unknown Mortal Orchestra, con la alianza entre bajo y percusión y la guitarra puntuando cada acorde cada vez que cae la caja. Este epílogo tiene un aire más positivo que el resto del disco y eso nos deja con la tranquilizadora sensación de que a Ruban en realidad le va bien, tiene sus cosas pero no tiene pensado dejar de surtirnos de grandes canciones, y se lo agradeceremos.


Unknown Mortal Orchestra – II


  • La línea continuista es un acierto. “II” funciona muy bien acompañado de su predecesor y componen dos lecturas diferentes de un mismo concepto.
  • Difícilmente encontrarás a la Unknown Mortal Orchestra una canción mala o poco interesante.

  • Nielson aún no se lanza a experimentar con material diferente o a grabar con otros productores, lo que esperamos que venga con el tercer álbum.

PÁGINA DE ARTISTA

8.0

Unknown Mortal Orchestra retoma donde lo dejó con su anterior trabajo y nos entrega una nueva lista de cortes brillantes que nos dibujan un paisaje más atormentado. Un disco sobre el cansancio vital del que Ruban Nielson ha extraído cuarenta minutos de talento que sería ridículo discutir.