Este grupo de Vizcaya llegó al panorama musical español como un soplo (o bocanada) de aire fresco. Encasillados en el post-punk más experimental la joven banda debutó con “Eurie” en 2013, y tras lanzar simultáneamente en verano de 2014 dos EPs (“AAAA!!!!” y “Bele Beltzak Baino Ez”) completamente diferentes, son reconocidos por la revista Rolling Stone, concediéndoles el premio de banda revelación 2014. El Quinto Beatle ha tenido la oportunidad de contactar con Cris, una de las integrantes del grupo a cargo de los teclados y voces, que charla con nosotros.

Belako, un nombre que suena muy a la zona de la que procedéis y a la vez muy personal. ¿Por qué os llamáis así exactamente?

El grupo se junta por primera vez en la antigua fábrica de metalurgia del abuelo de Josu y Lore, y esa fábrica estaba en el barrio de Belako, en Munguía. Nos gustó por su etimología, ya que contiene “Belea” que significa “cuervo”, y podríamos entender el nombre como “nido de cuervos”, más o menos. Nuestro sonido se identifica mucho con el sitio donde tocábamos.

Un sonido muy personal con toques de Sonic Youth, New Order, Joy Division…

Nos relacionan con música de etapas anteriores, como los ochenta y los noventa, pero el resultado de nuestra música resulta una mezcolanza de la música de antes con la actual, pero sí puede tener un tinte más post-punk o noise en el sentido de que mucha gente lo haya escuchado, pero lo mezclamos con elementos de ahora. Solemos ser eclécticos con la mezcla de estilos, no obstante, desde que nos juntamos nunca nos marcamos una meta en cuanto al estilo, vamos a tocar lo que nos gusta. Tenemos gustos parecidos: de repente nos gusta algo más tranquilo o más movido, incluso si nos da por hacer un tema reggae, es lo mismo.

Tenemos gustos parecidos: de repente nos gusta algo más tranquilo o más movido, incluso si nos da por hacer un tema reggae, es lo mismo.

Respecto al idioma que cantáis en vuestras canciones, es cierto que en inglés os abrís a nuevas posibilidades en cuanto al ámbito internacional, no obstante, ¿tenéis pensado dar un salto al castellano?

En un primer momento componemos música en inglés por la música que hemos estado escuchando y porque es muy fácil encajarlo en las melodías ya que tiene muchos monosílabos. Con el euskera puedes poner la tilde donde quieras. En español no puedes decir “cínturon” o “cintúron”, tiene que ser “cinturón”. También queremos sacar el idioma fuera aunque no lo entiendan, para que se dé a conocer. No hemos pensado tocar en español en ningún momento, puede que surja la posibilidad o puede que no; no nos cerramos ninguna puerta.

Juventud… Divino tesoro. Siendo una banda joven de verdad (ya que todos rondáis los 20 años) habéis logrado cosas no fáciles para acabar de empezar, además de tener sonido e identidad personales. ¿Consideráis que el haber desarrollado tan rápidamente una identidad propia es uno de los puntos fuertes de Belako y os ha ayudado a esta reciente y cálida acogida?

Yo creo que ninguno sabemos el porqué de lo que nos está ocurriendo ahora mismo, igualmente estamos muy agradecidos. Es una mezcla de trabajo duro y no plantear nada desde un principio, solamente tocar, tocar y tocar. El truco es seguir haciendo lo que nos gusta y sin estar pensando en qué va a ser mejor, sino fiándonos de nuestro instinto.

¿Cómo funciona Belako a la hora de componer? ¿Aportáis todos ideas por igual o alguien suele llevar la iniciativa?

Digamos que el que lleva las riendas de las composiciones es Josu a la guitarra, los teclados, el bajo… Hay canciones que constan de improvisaciones y otras que surgen cuando Josu utiliza el sintetizador con la ayuda del ordenador y luego nosotros vamos generando una estructura e introducimos la parte vocal. La idea de que cantemos todos nos ayuda a la hora de componer.

En 2013 llegaba vuestro álbum debut, “Eurie”, lanzado con discográfica, y ya nos empapamos de ese sonido tan propio del que hablamos… Sin embargo, este 2014 ha supuesto un gran cambio para vosotros por varios aspectos, en primer lugar, el salto hacia la autoedición como otras grandes bandas del país, creáis “Belako Rekords”… ¿Por qué?

[pullquote]La idea de que cantemos todos nos ayuda a la hora de componer.[/pullquote]

Primero porque cuando nosotros empezamos en todo esto nos dimos cuenta de que nos estábamos metiendo en temas que no comprendíamos, entonces tuvimos la oportunidad de estar con una discográfica pero sentimos que no teníamos ningún poder sobre nuestras canciones ni se tenían en cuenta las decisiones de grupo y eso nos hizo sentir muy impotentes y claro, cuando somos nosotros cuatro deberíamos ser nosotros cuatro los que decidan, y no porque una persona sea mayor que nosotros tiene por qué tener la razón sobre el grupo. Gracias a eso pudimos salir de ese contrato y crear nuestro propio sello, en el que nos sentimos más seguros, confiados y contentos de poder sacarlo adelante. No podría haber sido sin Josu en cuanto a producción musical ni sin Lander que nos gestiona.

¿Hay alguna canción del vuestro primer disco con la que no os hayáis sentido muy convencidos tanto del resultado como de lo que queréis mostrar al público?

Tenemos la sensación de que nuestro primer disco no representa el sonido que queríamos transmitir debido a que no pudimos, apenas tuvimos libertad de hacer lo que queríamos.

Ahora, con la creación de vuestro sello tenéis mayor libertad pero también muchas más responsabilidades… ¿Cómo lo compagináis?

Sacamos todas las fuerzas y esfuerzo para hacer este proyecto más viable. De hecho, a cualquier grupo que no sepa qué hacer le recomendaría la autogestión porque es tu derecho como músico y es viable, pero el hecho de estar estudiando una carrera como estamos Lore y yo hace que nos resulte bastante complicado llevar todo este trabajo a cabo. Josu acabó la universidad y Lander también, por lo que a ellos les interesa trabajar en el mundo de la música.

Creo en una cultura libre y gratuita para todos pero también entiendo que quien ha trabajado y le ha costado quiera reivindicar su parte.

Creéis que este cambio de tendencia que están siguiendo muchas bandas y artistas se debe a la problemática del momento? El IVA cultural, la caída de la venta de discos, la pirateria… ¿Consideráis que se necesita un nuevo modelo que aumente las ganancias para los artistas? Por ejemplo, muchos critican también el porcentaje de ganancias en plataformas que han revolucionado recientemente como Spotify.

Las plataformas de distribución de música en directo como son los festivales hacen que se impulsen a las bandas nuevas que están saliendo adelante porque están dando la oportunidad de compartir cartel con grandes grupos que pueden hacerte conocer y esa es una gran oportunidad, y creo que se está promocionando mucho la música en directo por cuestiones como por ejemplo la resistencia que puede suponer iTunes al crear cierto derecho. Somos conscientes de vivir en esta época y no somos unos abanderados en contra de la piratería en este país, simplemente nos adaptamos como podemos.

Personalmente, creo en una cultura libre y gratuita para todos pero también entiendo que quien ha trabajado y le ha costado quiera reivindicar su parte. Por eso se intenta apoyar mucho la música en directo, porque es lo que no se puede “meter en la red y apropiarse de ella”, sino el hecho de haber vivido la experiencia en directo. Como grupo, de hecho, nos cuesta reflejar en el estudio lo que queremos demostrar en directo, evidentemente en el escenario ofrecemos un espectáculo más completo.

Volviendo con vuestra música, este verano lanzabais dos EPs simultáneamente en vez de un solo disco. Podemos apreciar las grandes diferencias entre ambos. “AAAA!!!!” se asemeja, como vosotros mismos decís, a Nirvana, Sonic Youth o The Clash. De nuevo muy personal. Nos llama la atención el título, ¿por qué?

[pullquote]“AAAA!!!!” es un grito de rabia, un puñetazo en la mesa.[/pullquote]

Es un grito de guerra, con él cerramos nuestra etapa con la discográfica. Nos queríamos separar en ese momento, y una de las cuatro canciones es una onomatopeya, es una especie de grito y ruidos que se van sumando y juntando hasta formar una maraña confusa. Es un grito de rabia, un puñetazo en la mesa, un “hasta aquí”, en comparación con “Bele Beltzak Baino Ez”, que refleja esa parte más fría, reflexiva y menos visceral.

Grabado en vuestra casa y producido por vosotros mismos… ¿Cómo ha sido la experiencia?

Queríamos hacer un proyecto sin gastarnos nada de dinero, de lo que tenemos en casa y lanzarlo de una manera más precaria. Es una especie de demostración de que con poco puedes hacer muchas cosas. La experiencia además de gratificante ha resultado muy familiar y divertida.

Por otro lado, “Bele Beltzak Baino Ez” nos muestra un sonido más pulido, con más arreglos melódicos y electrónicos, grabado en estudio ajeno… ¿Esa experiencia cómo fue? ¿Preferís el sistema de “AAAA!!!!” o “Bele Beltzak Baino Ez”?

No somos capaces de decidirnos por un tipo de creación, simplemente como nos gusta todo no queremos renunciar a lo que nos gusta y entonces juntamos de todo en nuestros conciertos, así por otro lado lo hacemos más dinámico y divertido.

¿Ese viraje hacia la electrónica muestra el camino que seguiréis en vuestro siguiente LP o simplemente teníais ganas de jugar con contrastes tan diferenciados en esos dos EPs?

Para proyectos venideros es lo mismo, no pretendemos quedarnos en uno de los dos estilos marcados por los EPs, sino los asociamos entre ellos teniendo en cuenta la idea de que haya reagrupaciones de canciones en cada disco. Belako no puede existir sin una cara ni sin la otra.

No podemos pasar por alto vuestro reciente premio de la Rolling Stone. ¿Esperado? ¿Os influye de alguna manera que un medio prestigioso os nombre grupo revelación? ¿Aumenta la presión o la responsabilidad de cara a vuestros futuros trabajos?

No nos lo podíamos ni imaginar. Es cierto que ha sido un buen año para nosotros, repleto de conciertos pero personalmente no me lo podía creer. No había oído hablar de esos premios pero en cuanto nos contaron que estábamos nominados empezamos a mirar y nos quedamos alucinados por la repercusión que puede ofrecer un premio así. Yendo de conciertos por aquí y por allá no piensas en ningún momento que te vayan a dar un premio.

En cuanto a la presión… En un principio sí lo es, porque te han reconocido como banda emergente y ahora tienes que poner más empeño para asegurar que estás aquí para quedarte, y no para ser flor de un día. Pero pienso que bajo presión es como mejor se trabaja, y es una motivación extrabrutal para nosotros. Lo importante es divertirse y disfrutar con lo que hacemos.

Pienso que bajo presión es como mejor se trabaja, y es una motivación extrabrutal para nosotros. Lo importante es divertirse y disfrutar con lo que hacemos.

Y por último… Al ser la primera vez que hablamos con vosotros tampoco podemos eludir… ¿Beatles o Rolling Stones?

Los Beatles a muerte. Me encantan Los Rolling pero Los Beatles son mi infancia, mi adolescencia y mi ahora. Supongo que como con toda banda que escuchas desde pequeño, los aprecias y continúan hasta ahora, y sobre todo en el caso de un grupo de este calibre. Están en mi corazón y no pueden ser otros.