30 SECONDS TO MARS

En 2002 comenzaba la andadura de 30 Seconds to Mars encima de los escenarios. Los estadounidenses ponían sobre la mesa un elepé con pistas realmente oscuras que les definieron como un grupo de metal progresivo, rock espacial y demás etiquetas que el trío californiano terminó dejando atrás. Uno de esos factores que influyó en la redefinición de la banda fue el lanzamiento de su segundo álbum, “A Beautiful Lie”. Este largo ha sido calificado por la mayoría como el mejor trabajo de 30 Seconds to Mars hasta el momento, gracias a su sonido intermedio entre el primer elepé de la banda y un “This Is War” que se volvió, quizás, algo comercial, apuntando a las masas.

En “A Beautiful Lie” nos encontramos con el punto justo, la proporción perfecta de ingredientes que ha conseguido consolidar algunos de los temas de este disco entre los mejores de la banda estadounidense. Y es que de este elepé se extrajeron cuatro sencillos (“The Kill”, “Attack”, “From Yesterdar” y “A Beautiful Lie”) que siguen sonando en sus conciertos.

“A Beautiful Lie” (aunque en un principio se pensó en “The Battle Of One” como nombre del largo) fue publicado en 2005, después de tres duros años de trabajo en los que la banda grabó sus canciones alrededor de todo el mundo. Pero, a pesar de este recorrido por cuatro continentes, no pudieron impedir que su segundo disco se filtrase cinco meses antes (que no es poco) a través de las redes P2P. Aunque su portada recuerda al álbum homónimo de la banda, en esta ocasión las letras son más personales y profundas. Según el propio Jared Leto, vocalista del grupo: “En el primer álbum creamos un mundo, después, nos ocultamos detrás de él”. Tras de la publicación del disco, el bajista del grupo, Matt Watcher, abandona la disciplina de 30 Seconds to Mars en 2007.

Attack” brinda un comienzo potente al “A Beautiful Lie”. La desgarrada voz de Jared Leto acompañada de múltiples sonidos electrónicos supone uno de los puntos fuertes del disco, además de una descarga de adrenalina que consigue estremecernos. Los gritos que acompañan al final del estribillo parece que van a terminar con la voz del cantante, aunque enseguida vuelve a recuperar el tono normal e incluso en alguna ocasión continúa cantando de forma relajada como si estos complicados altibajos no le afectasen. De esta forma, Jared muestra su increíble talento y capacidad vocal.

[pullquote]En “A Beautiful Lie” nos encontramos con el punto justo, la proporción perfecta de ingredientes que ha conseguido consolidar algunos de los temas de este disco entre los mejores de la banda estadounidense.[/pullquote]

La canción que da nombre al disco, “A Beautiful Lie”, constituye una crítica clara y dura al calentamiento global, como refleja el videoclip de la canción grabado en Groenlandia. Aunque no es tan potente como la pista anterior, es un tema mejor construido del que destaca la batería de Shannon Leto, base sobre la que se asientan tanto la voz de Jared como el bajo y la guitarra.

The Kill” es sin duda la canción más especial del álbum, convirtiéndose en un icono que representa al grupo y define toda su carrera. En esta ocasión, el tema, que trata sobre luchar contra uno mismo para superar los miedos, tiene como base la voz de Jared (espectacular incluso en los gritos desgarrados de “This is who I really am”). De nuevo, la energía y potencia vuelven a estar presentes mientras el vocalista se deja la voz. El videoclip de esta canción es una auténtica obra de arte creada por Bartholomew Cubbins (pseudónimo que utiliza Jared Leto a la hora de dirigir sus vídeos) basado en la película El resplandor de Kubrick.

Was It A Dream?”no tiene prácticamente nada en común con “The Kill”. Su ritmo tranquilo parece mucho más apagado por la posición que ocupa. Después de una canción potente y llena de rabia, este tema queda mermado por su simplicidad y ritmo monótono.

[pullquote]Jared Leto confesó que si en el primer álbum crearon un mundo, después, en “A Beautiful Lie”, se ocultaron detrás de él.[/pullquote]

El estilo de “The Fantasy” y “Savior” es muy similar. En la primera de ellas, el estribillo pegadizo es el centro de la canción, con unos gritos de “uoohh” de fondo, con los que luego comienza “Savior” y que a partir de entonces serán recurrentes. Este segundo tema sube y baja un par de veces, aunque estas alteraciones no evitan que la pista sea algo repetitiva por su estructura. Incluso la sintaxis de sus frases no sufre cambio alguno (“Until you crash. Until you burn. Until you lie. Until you learn…“). Después de estas estrofas, el estribillo (un simple “Don’t save me, don’t save me ‘cause I don’t care”) simplemente no está a la altura. Es una de las canciones más sencillas del álbum, y aunque la voz y la guitarra forman un conjunto bonito, suele pasar desapercibida dentro del conjunto.

From Yesterday” es el último punto fuerte de “A Beautiful Lie”. Aquí la letra nos habla de una persona en la cima del mundo, que lo tiene todo pero siempre echa en falta algo. De nuevo, el videoclip está basado en una película (esta vez en El último emperador de Bertolucci) y grabado en La Ciudad Prohibida con la participación de mil soldados.

Las tres últimas canciones del álbum tienen un ritmo mucho más sosegado y tranquilo. La primera de ellas, “The Story”, se conforma como una balada. Tanto la forma desganada de cantar como la letra desesperanzada consiguen que pase desapercibida ya que apenas tiene instrumentación. Después, “R-Evolve”, retoma el estilo del primer álbum de la banda, primando la distorsión con una letra un tanto oscura. Por último, en “A Modern Myth” la voz de Jared va creciendo con un suave acompañamiento acústico de fondo, para finalizar junto con algunos sonidos orquestales en un “Goodbye” susurrado que pone los pelos de punta. Diez minutos después de que acabe la canción podemos encontrar oculta una pista de menos de dos minutos llamada “Praying For A Riot” que podría pertenecer perfectamente a su primer disco, ya que suena muy parecida a algunas de sus pistas, como podría ser “Buddha for Mary”.

En la edición especial del largo aparecen dos canciones más que merecen la pena escuchar. “Battle Of One”, que como hemos dicho iba a dar título al disco originalmente y contrasta con esa recta final de tres canciones por su potencia y el sonido más que contundente de la batería de Shannon. Aunque a primera vista la canción parece interesante, en cuanto escuchamos su repetitiva letra (apenas tiene cuatro frases que se van alternando) la relegamos a un puesto bastante inferior rápidamente.

Por último encontramos “Hunter”, una cover de la canción de Björk. A pesar de que el tema se mantiene en la línea original, resulta más oscuro e inquietante en esta versión, sobre todo en la parte final cuando los desagarrados gritos de Jared Leto vuelven a concentrar todo el protagonismo.


30 Seconds To Mars – A Beautiful Lie


  • Las letras de la mayoría de las canciones del álbum son mejores que en su álbum debut.
  • 30 Seconds to Mars demuestran mayor madurez respecto a su primer disco.
  • Piezas como “The Kill” o “From Yesterday” atesoran mucha garra y a la vez están muy cuidadas.

  • Las canciones más lentas, como “The Story”, no destacan en ningún aspecto.

PÁGINA DE ARTISTA

7.4

“A Beautiful Lie”, segundo disco de 30 Seconds to Mars, es un álbum cargado de intensidad. A pesar de que algunas canciones quedan en segundo plano, la mayoría de los cortes son potentes y con mucha fuerza. Un chorro de adrenalina para quien lo escucha.