Cuando a tu primer álbum de estudio se le cataloga como uno de los mejores debuts de la historia de la música rock española el segundo disco te puede engrandecer aún más y eliminar las incertidumbres, o por el contrario puede no llamar la atención igual que su predecesor y que los que tienen el cuchillo detrás de la espalda esperando ver si eso sucedía se tiren al cuello para criticar sin cesar y demostrar que ese estreno en 2008 con “Un día en el mundo” no fue para tanto. Vetusta Morla con este “Mapas” siguen deleitándonos y argumentando qué es lo que los hace grandes, aunque como ellos nos dicen en una letra de este largo, muchos no entiendan ni cómo ni por qué.

[pullquote]Continuando la senda del primer largo, no esperemos en los de Pucho un giro de 180º ni mucho menos, pisan terreno conocido y la innovación es escasa.[/pullquote]

Continuando la senda del primer largo, no esperemos en los de Pucho un giro de 180º ni mucho menos, pisan terreno conocido y la innovación es escasa, lo cual no tiene que ser perjudicial cuando hablamos de un primer LP tan considerado como “Un día en el mundo”, que les puso en órbita gracias a un estilo definido (en buena parte debido a que no son una agrupación novel y su debut llegó diez años después de su formación). Fortalecen y desarrollan su estructura basada en letras complejas y se han vuelto más minuciosos en una instrumentación que se revela con más apetito en esas bases de guitarra y batería.

vetusta-morla-mapas-2b

[pullquote]Siendo considerado “Un día en el mundo” uno de los mejores debuts de la historia de la música española, el mayor reto de Vetusta Morla es crear un disco que sea capaz de seguirle la estela, aunque no se adivinen grandes innovaciones o cambios.[/pullquote]

Abrimos con delicadeza y belleza a través de “Los días raros“, que no es una simple pieza introductoria sino uno de los tracks más exquisitos de este “Mapas”. Una instrumentación igual o incluso más cuidada que en su anterior trabajo pero sin llegar a sobrecargar, dejando el protagonismo a Pucho mientras estrofas se entrelazan con unos precisos coros y que al final dejan paso a veinte segundos instrumentales que clausuran una canción preparada para crecer en los directos. Continúa “Lo que te hace grande“, que posee quizás una de las mejores letras del disco sin ser tan enrevesada como otras o, por lo menos, resulta más directa, se digiere más fácil y cautiva desde la primera vez que se escucha. No podemos decir que sea simplona, pero personalmente creo que se echan de menos letras así de claras y espontáneas en ciertos momentos que resulta difícil descifrar las indicaciones de los mapas de los madrileños. Instrumentalmente aporta acentuados riffs y una especie de susurros entre versos igual que el corte anterior: “Y en el vaivén de planes y marcas, cae sobre ti la bomba universal. No hay colisión, ni ley ni gravedad que te pueda hacer caer, aunque tiren a dar…“.

En el río“, tema que se conoció por adelantado, llega en tercer lugar con peso para batería, percusiones y guitarreos con una letra entretejida haciendo referencia a la fábula de Aracne y Atenea que nos lleva a “Baldosas Amarillas“, un medio tiempo con uno de los textos más trabajados del álbum que a muchos no consigue atraer y a otros realmente conquista hablando de un funambulista imbatible, del cineasta Buñuel y que nos traslada con eso de un paseo de baldosas amarillas al mundo de Oz.

[pullquote]Fortalecen y desarrollan su estructura basada en letras complejas y se han vuelto más minuciosos en una instrumentación que se revela con más apetito en esas bases de guitarra y batería.[/pullquote]

Esa base robusta y aguerrida de guitarra acompañada de la batería que los vetustianos han conseguido hacer crecer para dar más ímpetu y potencia a sus temas se plasma en los siguientes tracks, “Boca en la tierra” y “El hombre del saco“, destacando de este último también las percusiones iniciales y los cambios de intensidad con los que juega Pucho, acabando con una formidable de nuevo parte instrumental agigantada en los conciertos. Por otro lado cabe destacar la letra que nos presenta a ese terrorífico personaje que es para los niños el hombre del saco, el cual te llevará si no duermes (educando a través del miedo y el temor). Esto podría ser una metáfora muy a la orden del día sobre los gobiernos y altos cargos que están en los países, que roban, saquean y merman el poder del pueblo, pero también puede que no, porque ya sabemos que las letras de Vetusta significan para cada uno una cosa y el verdadero significado sólo pueden decírnoslo ellos.

Al igual que en “Un día en el mundo”, nos hacen frenar y desconectar con una atmósfera acústica y un entregado Pucho en “Maldita dulzura“, aflorando de nuevo una majestuosa letra más clara y evidente pero igual de profunda. A “Cenas ajenas“, medio tiempo de atractiva escucha, le sigue “Mapas“, novena pista y la que da nombre al disco, que incorpora una instrumentación diferente y casi experimental antes de encarar el último minuto. Ojo también a parte de su letra: “Cada error en cada intersección no es un paso atrás, es un paso más. Cada curva en cada borrador no es un paso atrás, es un paso más…“. Por su parte, “Canción de vuelta” baja de nuevo pulsaciones, incluyendo un verso ideal para acabar nuestro paseo por los mapas de Vetusta Morla, “Ya es hora de replegar las alas rumbo a casa…“. Pero aún quedan dos cortes más, “Escudo humano” y “Mi suerte“, que continúan la línea anterior, finalizan con una chocante sección instrumental a medio camino que produce una sensación extraña y cierran un elepé que incorpora más excitación en su primera parte y nos lleva mansamente en la mayoría de piezas de la segunda, dejándonos de nuevo himnos para todos.

Vetusta Morla – Mapas
like

  • Los tricantinos se confirman como una banda con unas señas de identidad claras y convincentes.
  • Más nervio en general gracias a los cimientos de guitarra con la batería de David ‘El Indio’.
  • Una escasa evolución que se convierte en algo positivo por no alejarse de la línea que los define.

dislike

  • El final no termina de convencer.
  • Apropiado sucesor de “Un día en el mundo”, pero no lo mejora.

PÁGINA DE ARTISTA

vetusta-morla-mapas-1

7.2

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115 Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Sucesor de “Un día en el mundo” tres años después en los que no hay apenas evolución, asegurándose una buena recepción entre los que ya son fans, pero si su número de adeptos crece es porque ese estilo propio interesa y fascina. Lo que hace grande a esta banda no entiende de cómo ni de por qué.

Compartir

Dejar respuesta