Skopje, Macedonia, 2010. Mikel Izal y Emanuel Pérez ‘Gato’ acuden a un certamen de artes junto a un gran número de músicos, donde pasan muchas horas juntos y comienzan a hablar sobre la posibilidad de formar una banda, una idea que Mikel tenía en mente. A la vuelta a España comienzan a moldear esa idea, concibiendo a partir de una guitarra, un bajo y un cajón lo que posteriormente daría lugar a Izal.

Ese mismo año lanzaron su primer EP, “Teletransporte”, y con él comenzaron a dar pequeños conciertos por toda la geografía española a la vez que trabajaban en piezas para su álbum debut, además de ir cosechando fans y más fans que serían claves dos años después, en 2012, cuando sin apoyo de las grandes discográficas deciden autofinanciarse a través de crowdfunding para este primer disco, “Magia y Efectos Especiales“.

Ellos mismos han dicho que resulta agradable recibir un voto de confianza antes de ver el resultado por parte de los fans, y añade un punto de responsabilidad, de tener que dar lo mejor de sí mismos para que quienes les han dado su aliento puedan recoger el mejor fruto posible. Por lo visto, esa responsabilidad no sienta nada mal a estos madrileños que en 2013 se alzaron con varios premios como mejor grupo revelación español, y desde luego esfuerzo, sacrificio y dedicación han sido tres factores imprescindibles (además de algo de magia y unos cuidados efectos especiales) para que este LP les haya dado la recompensa que se han labrado.

[pullquote]Encontramos una buena variedad de ritmos y estilos que encajan a la perfección con la voz de Mikel Izal, la cual suena natural conectando en todos los tracks.[/pullquote]

Prueba y Error” abre el disco y nos enseña la variedad y diversidad de las que Izal hacen gala. Punzantes guitarras convincentes que mutan en ritmos ska sorpresivos y llevan a estructuras típicas entremezclándose con esas guitarras de Alberto Pérez y un contagioso estribillo: “Darte cuenta del patrón será el factor más importante para ser capaz de imaginar y adelantar al próximo revés para evitar así el desastre, o al menos intentarlo…“. “Magia y Efectos Especiales” ofrece unos acordes lentos y la íntima voz de Mikel con un efecto de eco mientras narra una letra cargada de reproches. Un continuo in crescendo de casi cuatro minutos que vuelve a esos recónditos acordes para llevarnos a “Conclusión En Do Para Ukelele“, que hace aflorar unos ritmos bailables y unos coros sugestivos, aunque sin duda lo fundamental es una letra con ADN Izal: profunda, sentimental y un estribillo lejos de lo convencional, con fuerza y solidez: “Hagamos caso al pretérito imperfecto, que de todos aquellos recuerdos, sólo salvamos los buenos“.

Como ellos mismos son para muchos fans, aparece la cuarta pista: “Extraño Regalo“. Un tema pop fresco cuyos teclados crean texturas vintage y se acoplan perfectamente a la sosegada pero enérgica voz de Mikel. A continuación, un piano brota en los primeros segundos de “28 Horas“, sobre el cual se van ensamblando el resto de instrumentos, cobrando progresivamente mayor garra y agilidad en la que es una de las piezas con las que más disfruta el público en sus directos. “Qué Bien” ha logrado convertirse en un himno para la banda y para los fans, gracias de nuevo a un Mikel Izal que juega con su voz siempre sonando natural y a lo que se le suman un ukelele, silbidos y unas trompetas que dan heterogeneidad a la canción, sin olvidarnos de las impecables guitarras y teclados. Su interpretación en la Plaza del Trigo de Aranda de Duero, inolvidable para adeptos y para los propios miembros de la banda.

[pullquote]Algunas de las mejores canciones nos hacen añorar algo más de fuerza en el resto de cortes, que acaban sonando bien, encajando, pero finalmente con las escuchas pasan desapercibidos en el conjunto.[/pullquote]

De la magia de “Qué Bien” llegamos a la encantadora y cautivadora “La Mujer de Verde“, una preciosa historia cantada que se nos introduce en los oídos a partir de unos sonidos digitales para presentarnos a una superheroína poco habitual, a la que la gustaría regalar sus superpoderes e igualarse a los demás. La melodía de fondo y la movilidad entre ritmos algo más ágiles y tranquilos apoyados en un piano captan el interés de cualquiera. Con esos “Ooooooh, oooooooh” se aseguran la entusiasmada participación del público en cualquiera de sus conciertos, algo clave en el día de hoy. “Tu Continente” es otro in crescendo con seductor ukelele que aparece antes de “A Nuestros Rincones“, una lección de pop que utiliza el boxeo como metáfora para contarnos las consecuencias de los golpes del amor como hacen los catalanes Love of Lesbian en “Segundo asalto” del disco “1999“.

Ruidos de máquinas, jadeos, latidos, guitarreos y un acentuado ritmo se configuran gracias a la voz de Mikel en “Ajam“, de la que destacamos su parte instrumental al final. El undécimo y último corte es “Sueños Lentos, Aviones Veloces“, un estupendo final donde vuelve a aflorar un piano que acompaña a Mikel hasta que se incorporan los instrumentos restantes. Once temas que seguro que los que aportaron su granito de arena para que se hicieran realidad como los que no disfrutarán una y otra vez, aunque cada uno de ellos puede convertirse en especial para alguna persona, ahí reside la magia y los efectos especiales que Izal son capaces de incorporar a sus letras.

Izal – Magia y Efectos Especiales

  • Variedad de ritmos y estilos que encajan a la perfección.
  • La voz de Mikel Izal suena natural conectando en todos los tracks.
  • Letras trabajadas lejos de estructuras simples.

  • Algunas de las mejores canciones nos hacen añorar algo más de fuerza en el resto.

PÁGINA DE ARTISTA

6.1

 

Primer larga duración autoeditado de Izal que llega tras su EP “Teletransporte” y tras tener una gran acogida por parte del público. Juego con diferentes instrumentos y variaciones de ritmo para llevar en volandas la voz de Mikel Izal y sus honestas historias cantadas.